jueves, 25 de mayo de 2017

El padre del autor de la matanza de Manchester era un agente doble del espionaje británico

Abedi, autor de la masacre de Manchester
El padre de Salman Abedi, el autor del atentado de Manchester, era un agente doble del MI6, el servicio de inteligencia británico. Tanto el autor de la masacre como el resto de su familia vivían dentro de un programa especial de protección del espionaje.

Selman nació en Manchester en 1994, siendo sus padres de origen libio. Su padre, Ramadan Abidi, era un funcionario de rango intermedio de la inteligencia libia que cambió de bando, pasando a trabajar para la británica.

El doble juego del espía se acabó descubriendo de manera accidental por la indiscreción de un familiar de su mujer, Samia Tebbal, poco después de que a comienzos de los años noventa fracasara un vasto complot en el seno del ejército libio para asesinar a Gadafi.

La prensa árabe ha alcanzado a saber que Ramadan era un “agente de seguridad”, mientras que The Telegraph asegura que era miembro de Al-Qaeda (1). La Red Voltaire se ha acercado mucho más a su biografía política (2).

Gadafi siempre estuvo en el punto de mira de los imperialistas y tuvo numerosos intentos de asesinato. Unos procedieron de sus propias filas, otros se orquestaron desde terceros países y, finalmente, los hubo con un poco de todo.

El complot en el que intervino Ramadan Abidi provocó una gran purga, tanto en el interior de los servicios de seguridad como en el seno de las fuerzas armadas, que fueron reemplazadas por lo que Gadafi llamó “el pueblo en armas”, un sistema inspirado en los modelos suizo y sueco que falló estrepitosamente en 2011, cuando comenzó la Primavera Árabe y la OTAN atacó a Libia.

La inteligencia británica logró sacar a los Abidi de Libia, trasladándolos a Londres y haciéndolos pasar como si fueran “refugiados políticos”, entregándoles nueva documentación así como un sueldo mensual.

De Londres la familia se trasladó a Manchester, donde se instalaron en Fallowfield, un barrio del sur de la ciudad, donde se crió el joven Selman, un partidario convencido de la Primavera Árabe que en 2011 quiso unirse a las tropas de la OTAN que atacaron Libia, un detalle que no pasó desapercibido para el espionaje británico, a la búsqueda de carne de cañón en los barrios de las grandes metrópolis británicas.

Salman Abedi empezó a estudiar ciencias empresariales en la Universidad de Salford, que abandonó después de dos años. La ministra de Interior, Amber Rudd, ha reconocido que Salman Abedi era “conocido” del servicio británico de inteligencia.

(1) http://www.telegraph.co.uk/news/2017/05/24/renegade-libyan-faction-accuses-britain-nurturing-manchester/
(2) http://www.voltairenet.org/article196463.html

La falsificación de los informes sobre el empleo de armas químicas por el ejército sirio

El 4 de abril se produjo un ataque con armas químicas en Jay Sheyjun que, al ser imputado falsamente al gobierno de Bashar Al-Assad, sirvió como excusa perfecta para desencadenar un ataque de la aviación estadounidense contra un aeródromo militar sirio.

La situación es típica para unos ejércitos imperialistas metidos en faenas propias de la policía: primero le detenemos y luego ya veremos de qué le acusamos.

En efecto, fue después de la agresión de Estados Unidos contra Siria, no antes, cuando los imperialistas se volcaron en tratar de mostrar algunas pruebas para justificar lo que no fue otra cosa que una declaración de guerra, o sea, otra más.

En auxilio de Estados Unidos acudieron los demás países satélites que recurren a informes del espionaje y demás servicios que ya no son tan “secretos” como antes. Ahora los espías son los mejores periodistas: trabajan para los medios de comunicación y, además, lo hacen gratis. Es el periodismo de “filtración” (que en todos los países es un delito).

Uno de esos servicios “secretos” son los franceses, cuyo informe lo publicaron medios como Huffington Post (1) y, lo mismo que las armas de destrucción masiva en Irak, no deja lugar a ningún género de dudas: el ataque fue dirigido por el ejército regular sirio que, por lo visto, no destruyó sus arsenales químicos, como se certificó en su momento.

El gobierno sirio reaccionó airadamente (2), como es lógico, pero el desmentido no trascendió a nadie; los comunicados de los imperialistas nos los tenemos que tragar uno por uno, pero los del gobierno sirio no tienen credibilidad... ¿Por qué? Entre otras cosas porque el comunicado oficial del Ministerio francés de Asuntos Exteriores se emitía poco antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

En 2014 se publicó un libro en Francia, titulado “Los caminos de Damasco”, sobre la manera en la que los servicios “secretos” redactan sus informes sobre Siria sin haber podido verificar ningún extremo sobre aquello acerca de lo que se pronuncian. Dada la fecha de la publicación, la obra no puede aludir a ataque a Jay Sheyjun, pero expone una forma de funcionamiento que, en esencia, se reduce simplmente a respaldar una decisión política ya adoptada de antemano por los responsables políticos y diplomáticos: Siria siempre es culpable.

Los documentos de la inteligencia militar no son otra cosa que borradores, cuyos textos originales son tuneados para la ocasión, antes de que los jefes los firmen oficialmente para respaldar a los ministros y miembros del gobierno que deben dar la cara ante los periodistas. Por lo tanto, ningún gobierno se apoya en informes de inteligencia, sino al revés: los informes de inteligencia se redactan de manera tal que apoyen las decisiones tomadas por el gobierno.

En 2013 los informes sobre armas químicas se apañaron para derrocar a Al-Assad y los de 2017 para justificar una agresión militar previa. Todos ellos, tanto los franceses, como los británicos, como los israelíes, fueron elaborados en comandita y colectivamente, como ya explicó el diario Le Monde en marzo de este año en referencia a la Operación Ratafia. Todos ellos son igual y absolutamente falsos.

En su momento, la falsedad de los informes del espionaje estadounidense de 2013 sobre el ataque químico en la Ghouta oriental ya fue puesta de manifiesto por Theodore Postol, profesor del MIT (3). En 2014 ocurrió algo parecido con motivo de otro ataque de la misma naturaleza (4) y lo mismo ha ocurrido con el informe del espionaje francés (5).

Los de la OIAC, como todos los organismos internacionales, es punto y aparte. Sometido a una fuerte presión (por parte de quien puede presionar, los imperialistas) hizo lo mismo que quienes le presionan: sin enviar a ningún delegado sobre el tereno, publicó un informe en el que no informaba de nada: un arma química ha explotado en Jay Sheyjun y es posible que se trate de gas sarín.

En contra de lo que dijo la prensa, la OIAC no imputaba el hecho al gobierno de Siria. A fecha de hoy, a pesar de las insistentes peticiones de Rusia, aún no ha enviado a nadie a Siria a inspeccionar los restos y para cuando lo envíe a alguien, el viaje será en vano; no servirá para nada; no habrá nada que investigar y ya nadie se acordará del fraude.

(1) http://www.huffingtonpost.fr/2017/04/26/ayrault-presente-les-preuves-de-la-responsabilite-de-damas-dans_a_22056118/
(2) http://www.lexpress.fr/actualite/monde/proche-moyen-orient/attaque-chimique-le-regime-syrien-rejette-les-accusations-de-la-france_1902949.html
(3) http://www.globalresearch.ca/assessment-of-white-house-intelligence-report-about-nerve-agent-attack-in-khan-shaykhun-syria/5584867
(4) http://www.voltairenet.org/IMG/pdf/possible-implications-of-bad-intelligence.pdf
(5) http://www.washingtonsblog.com/2017/05/flawed-chemical-analysis-french-intelligence-report-april-26-2017-alleging-syrian-government-sarin-nerve-agent-attack-khan-sheikhoun-april-4-2017.html

Rusia y China están dispuestos a trasladar la guerra a las puertas de Estados Unidos

Niki Vogt

La coyuntura actual, con sus conflictos cada vez más intensos en el Medio Oriente y la grave escalada militar en marcha en Europa –a las puertas de Rusia– y también en Asia, ahora alrededor de la República Popular Democrática de Corea, ha llevado a numerosos comentaristas a afirmar que el mundo está al borde de una Tercera Guerra Mundial. Pero los estrategas de Estados Unidos, que sigue empujando sus aliados europeos a agravar las tensiones, al parecer creyendo que todo enfrentamiento bélico se desarrollaría siempre del otro lado de los océanos que bañan las costas estadounidenses, parecen no haber mirado bien los mapas para tener en cuenta todas las posibilidades.

La Federación Rusa realizó del 5 al 10 de septiembre “Cáucaso 2016”, uno de los mayores ejercicios militares defensivos de la historia, con la participación de 120.000 soldados y oficiales. La agencia de noticias Tass informó de que “Cáucaso 2016” se desarrolló en áreas adyacentes a la península de Crimea. Según el jefe del estado mayor general ruso, general Valery Guerasimov, nunca participaron más de 12.500 personas a la vez.

La envergadura misma de ese ejercicio y la región seleccionada para realizarlo pueden ser interpretadas como una clara advertencia a Occidente para que no trate de utilizar la llamada “anexión de Crimea” ni ponga a prueba la paciencia de Rusia en la región de Donbass. Al mismo tiempo se dio a conocer el proyecto de creación –de aquí a 2018– de una línea de defensa costera en el extremo oriental de Rusia.

Una semana antes del inicio de “Cáucaso 2016”, el ministro ruso de Defensa, general Serguei Choigu, había anunciado la creación, con gran despliegue de recursos materiales y humanos, de una unidad especial en la región de Chukotka. La decisión fue tomada en 2015 y es “parte de un plan de instalación de un sistema unificado de defensa desde la costa ártica, en el norte, hasta el territorio de Premorja, en el sur”. El objetivo es garantizar la seguridad de las Islas Kuriles y en el Mar de Bering así como la protección de las rutas marítimas del Pacífico y fortalecer las capacidades combativas de la marina nuclear rusa. Las nuevas divisiones deben garantizar la defensa de las regiones, escasamente pobladas, de la costa oriental de la Federación Rusa.

A sólo 90 kilómetros de Alaska

Rusia no disponía hasta entonces de ninguna división consagrada a la defensa costera. Las fronteras occidentales de Rusia se hallan en el continente europeo y, por el lado del este –desierto– no había necesidad de defender las costas que se hallan frente al territorio de Alaska, también prácticamente desierto. No existe información sobre las características que tendría una defensa costera oriental [rusa], ni sobre su despliegue o el armamento previsto para ella.

Hasta ahora –como en tiempos de la Unión Soviética– había fuerzas navales que protegían las costas rusas con su presencia en el Mar Báltico, el Océano Ártico, el Mar Negro y el Pacífico. Entonces, ¿por qué crear divisiones terrestres a lo largo de las costas?

Entre el punto más avanzado del noreste de Rusia y el territorio de Estados Unidos no hay más que el Estrecho de Bering. Y, en su punto más estrecho, las dos superpotencias están a no más de 90 kilómetros. Alaska está a un paso. Pero ¿qué hay en Alaska, además de renos, lobos, osos y unos cuantos poblados?

En Alaska hay bases militares estadounidenses que están muy lejos de carecer de importancia, como la base aérea de Elmendorf, en Anchorage. Allí están desplegados los más recientes aviones de guerra estadounidenses F-22 Raptor, listos a despegar para interceptar los bombarderos estratégicos rusos.

Pero también están allí el NORAD a cargo de la región de Alaska, el Mando del 11º Ejército Aéreo de Estados Unidos y Fort Richardson, con la 4ª Brigada de Paracaidistas (Combat Team) de la 25ª división de infantería. Las divisiones podrían disponer de diferentes tipos de misiles. El analista militar Sergei Ischenko señala que si Rusia instalara a lo largo de su costa oriental varias rampas móviles de lanzamiento del sistema de misiles balísticos de corto alcance Iskander, los F-22 Raptor de Estados Unidos apenas tendrían tiempo de despegar.

A raíz del incidente del USS Donald Cook y de otras demostraciones de las fuerzas armadas rusas, estas últimas podrían paralizar totalmente los dispositivos electrónicos militares de Estados Unidos –y Alaska no sería la excepción– dejando sordos y ciegos todos sus puestos de observación y alerta. “Como en los tiempos de la guerra fría, las tropas de las bases de Elmendorf y de Fort Richardson se irían cada noche a la cama con un mal presentimiento”, resume el analista Ischenko.

Rusia impone a Estados Unidos lo que ella misma ha venido sufriendo

Rusia aplica ahora exactamente lo que ella misma ha tenido que soportar durante los últimos años: bases militares y tropas de la potencia adversaria aparecen cerca de las fronteras de Estados Unidos. Pero, no sólo habrá divisiones de defensa costera en la región de Chukotka y en las costas del sur, antes de llegar a China. La fuerza aérea rusa ha construido 10 bases aéreas en el Ártico. Spetsstroy, el sistema ruso a cargo de las construcciones especiales, está desarrollando las instalaciones de infraestructura de esas bases aéreas en el Gran Norte, el Extremo Oriente y en Siberia para acoger a 20.000 militares con sus familias, así como empleados civiles del ministerio de Defensa.

The National Interest señala que los aviones de combate de esas 10 bases aéreas rusas están equipados con el temible Vympel R-37, un misil aire-aire de muy largo alcance capaz de derribar de manera selectiva los aviones estadounidenses AWACS y C4-ISTAR. Estos misiles aire-aire pueden recorrer distancias tan grandes que los aviones que los lanzan son inaccesibles para los aviones de combate estadounidenses que sirven de escolta a los AWACS y los C4-ISTAR.

Los aviones de combate rusos pueden además derribar con gran precisión los aviones estadounidenses de reabastecimiento en vuelo y la explosión de la carga de combustible altamente inflamable que transportan esas aeronaves es de tal intensidad que no deja a las tripulaciones absolutamente ninguna posibilidad de sobrevivir aunque utilicen sus asientos eyectables. El impacto transforma instantáneamente el avión de reabastecimiento repleto de combustible en una bola de fuego.

Están además los misiles aire-aire Nivator KS-17, que ya reciben entre los estadounidenses el sobrenombre de “AWACS killers” y que garantizan con toda precisión la aniquilación del blanco a una distancia de 400 kilómetros. Son los misiles aire-aire más pesados y más destructivos que se hayan construido nunca. La fuerza aérea de la India ya dispone de esa arma, que equipa sus Su-30MKI adquiridos en Rusia.

1.500 soldados de élite rusos en Bolivia

El 6 de septiembre de 2016 la agencia Tass reportaba el envío de 1.500 Spetsnaz (fuerzas especiales rusas) a Bolivia, en el marco de un acuerdo de cooperación militar de inmediata aplicación entre la Federación Rusa y Bolivia. Pero se trata a la vez de una avanzada –cuyo número no se limitará probablemente a 1.500 hombres– que se acerca a las fronteras de Estados Unidos.

La prontitud de Bolivia en cooperar con Rusia se inscribe en un contexto de temor a convertirse en la próxima Venezuela o el próximo Brasil, donde Estados Unidos provocaría desórdenes y derrocamientos de políticos.

En Brasil, Washington parece estar detrás de la destitución de la presidenta Dilma Roussef, cuyo sucesor a la cabeza del Estado, Michel Temer, fue durante muchos años, según informaciones reveladas por WikiLeaks, informante de los servicios de inteligencia estadounidenses contra su propio país. El artículo indica además que Temer recurrirá a Goldman Sachs y al FMI para administrar y dirigir la economía brasileña.

Durante el derrocamiento de Dilma Roussef, Temer tuvo el respaldo del senador Aloysio Nunes, quien maniobró a favor de la destitución de la presidenta. Después de lograr la destitución de Roussef, Nunes se fue tres días a Estados Unidos para reunirse allí con representantes del gobierno estadounidense, con miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y del Albright Stonebridge Group –encabezado por Madeleine Albright– y con el ex embajador de Estados Unidos en Brasil, Thomas Shannon. WikiLeaks recuerda también que la actual embajadora de Estados Unidos en Brasil, Liliana Ayalde, estuvo implicada anteriormente en el derrocamiento del gobierno en Paraguay.

Avión espía de Estados Unidos en el Mar Negro

Rusia justifica la aceleración de sus esfuerzos en el sector militar –que evidentemente apuntan a Estados Unidos– recordando que en la región del Mar Negro un avión espía P8 Poseidon de Estados Unidos, trató de penetrar recientemente en el espacio aéreo ruso con su transpondedor apagado. El avión estadounidense fue interceptado entonces por un Su-27 ruso.

El Pentágono se quejó después de que el avión de combate ruso había realizado maniobras peligrosas y afirmó que se había aproximado hasta una distancia de 10 pies del avión estadounidense. Pero el intento de penetración en el espacio aéreo ruso contradice todas las reglas internacionales, y esta fue sólo una más de las agresiones estadounidenses deliberadamente perpetradas el 1º de agosto de 2016, cuando Estados Unidos hizo volar a lo largo de la frontera norte de Rusia varios bombarderos estratégicos capaces de transportar armamento nuclear.

China ya ha mostrado abiertamente que está dispuesta a oponerse a las actividades de Estados Unidos en la región, y el armamento que ha desarrollado la propia China. Hay un nuevo panorama de la situación internacional. Con su misil PL-15, China ha dejado perplejos a los responsables militares de Estados Unidos. El AIM-120 AMRAAM [Misil Aire-Aire Avanzado de Alcance Medio] que equipa actualmente los aviones de combate estadounidenses no soporta la comparación con el PL-15 chino. “¿Qué podemos hacer ante esa amenaza?”, se preguntó el general Herbert Carlisle, comandante del Air Combat Command, para exigir seguidamente: “El PL-15 y el alcance de ese misil... simplemente tenemos que ser capaces de sobrepasarlos”.

China ha desarrollado también el Chengdu J-20, un avión de combate furtivo, eficaz y ultramoderno. Aunque los chinos mantienen en secreto numerosos datos, los militares estadounidenses dan por sentado que se trata de un avión optimizado capaz de alcanzar grandes velocidades y de muy largo alcance. Al armar ese avión de combate con el misil PL-15, China podrá destruir los aviones de reabastecimiento en vuelo de Estados Unidos, y también sus barcos de guerra.

Las operaciones aéreas de los aviones de combate estadounidenses F-22 sobre los mares exigen la participación de 3 ó 4 aviones de reabastecimiento en vuelo que, según un RAND-Briefing, deben despegar cada hora para reabastecer en vuelo los aviones de combate con 2,6 millones de galones de combustible. Por supuesto, eso también se sabe en Pekín. Así que los aviones chinos Chengdu J-20 no tienen más que utilizar –a prudencial distancia– sus misiles PL-25 contra los pesados y poco maniobrables aviones de reabastecimiento en vuelo para derribarlos fácilmente y paralizar así la US Air Force en las aguas extraterritoriales a lo largo de las costas chinas y de las costas orientales de Rusia.

Teniendo en cuenta que Rusia agregaría a todo lo anterior su propia capacidad para neutralizar el complejísimo sistema electrónico AEGIS de las fuerzas armadas estadounidenses, el hecho es que Estados Unidos no puede darse el lujo de probar fuerza frente a China y Rusia en esa parte del mundo.

Los bombarderos estadounidenses no podrían penetrar profundamente en los territorios de China y Rusia para destruir las grandes ciudades y los centros importantes con bombardeos aéreos. Pero tampoco serían capaces de realizar acciones combativas en las zonas costeras de China o Rusia. Estados Unidos está perdiendo su predominio aéreo en el Mar de China Meridional, región de gran importancia –debido a sus vías comerciales mundiales– y también está perdiendo su influencia sobre los Estados con costas en esas aguas, que hoy ven al antiguo campeón absoluto en posición de desventaja.

En cambio, Rusia y China sí tienen buenas posibilidades de enfrentar a Estados Unidos a lo largo de la costa occidental estadounidense, e incluso en suelo estadounidense, con durísimos ataques aéreos. Sin sus sistemas de alerta electrónica, ya que Rusia puede desactivarlos, las posibilidades de la defensa antiaérea de Estados Unidos serían muy reducidas. En materia de combate aéreo, los misiles aire-aire de largo alcance rusos y chinos son superiores a los de Estados Unidos.

Así que los estadounidenses tendrán que ir acostumbrándose a la idea de tener que sufrir la guerra en su propio suelo. Toda la costa occidental de Estados Unidos, hasta muy lejos en la profundidad del territorio estadounidense, se vería afectada. Y si a Estados Unidos se le ocurriese recurrir al arma nuclear, la respuesta sería como mínimo una bomba atómica sobre una gran ciudad estadounidense de la costa occidental.

Rusia y China quieren que Estados Unidos lo tenga muy claro y que ambos países están decididos, si fuese necesario, a recurrir a sus nuevas posibilidades. Pero el pueblo estadounidense no está sicológicamente preparado para ese catastrófico escenario y se produciría una explosión de pánico que desataría una verdadera tormenta contra el gobierno. Estados Unidos no sería capaz de enfrentar una guerra así por más de dos semanas.


Rusia apoya el ataque sirio a los yihadistas con misiles lanzados del Mar Caspio

Las fuerzas armadas rusas golpearon ayer objetivos en Siria con 26 misiles de crucero disparados desde cuatro buques en el mar Caspio, a unos 1.500 kilómetros de distancia. El ministro de Defensa, Serguei Shoigu, anunció el ataque en una comparecencia televisada en el canal pública junto con Putin. Los ataques rusos acompañaron una ofensiva terrestre del ejército regular sirio.

Putin destacó la eficacia de sus fuerzas armadas: “Sabemos que es muy complicado llevar a cabo este tipo de operaciones antiterroristas. Y no podemos todavía hacer el balance de la operación, pero lo que ya hemos logrado, sin duda, debe ser valorado altamente”. “El hecho de que hayamos disparado desde el mar Caspio, a una distancia de unos 1.500 kilómetros, armas de alta precisión y hayamos alcanzado todos los objetivos fijados confirma la buena preparación de las empresas del complejo militar-industrial y las habilidades del personal militar”, añadió Putin.

El Presidente aludió a la posibilidad de cooperar con el Ejército Libre Sirio y consideró imprescindible colaborar con los principales actores regionales (Irán, Irak, Turquía y Arabia Saudí) y con Estados Unidos.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, advirtió, sin embargo, de que su país no cooperaría con Rusia en Siria, y calificó de “trágicamente equivocada” la estrategia rusa en ese país. El jefe del Pentágono reiteró, sin embargo, la disponibilidad a mantener abierto un canal de diálogo militar para evitar incidentes en el desarrollo de las operaciones bélicas.

El ejército ruso aseguró haber golpeado varios objetivos del Estado Islámico. “Se trató de fábricas de producción de proyectiles y explosivos, puntos de control, almacenes de municiones y combustible, y también varias bases de entrenamiento de terroristas en las provincias de Raqa, Idlib y Alepo”.

Los datos del Ministerio de Defensa precisan que, en una semana de ataques de las fuerzas rusas, desde el 30 de septiembre, se han realizado bombardeos aéreos contra 112 posiciones de los terroristas en Siria. La intensidad de la ofensiva rusa va en aumento.

Concentración hoy en Madrid contra la cumbre de la OTAN


miércoles, 24 de mayo de 2017

28 policías y 85 guardias civiles han sido detenidos y acusados de narcotráfico desde 1990

Esta es la historia del “atrapador atrapado”. Del que dice luchar contra las drogas y comercializa con ellas, o del que asegura perseguir a los malos... para acabar quedándose con su botín. Según datos del ministerio de Interior, entre 1990 y 2016 fueron detenidos 85 miembros de la Guardia Civil por “delitos relacionados con el tráfico de drogas”. Sólo el año pasado se produjeron nueve detenciones, alcanzando el mismo récord anual que en 2004 y 2010. Málaga, Almería y Algeciras son los destinos que más se reiteran en este listado.

A lo largo de esos años hubo detenciones de guardias civiles en 22 provincias, así como en las ciudades de Ceuta y Melilla. A principios de este año en el cuartel de la Guardia Civil de Isla Mayor (Sevilla) detuvieron a la mitad de la plantilla del cuartel de la Guardia Civil “como presuntos autores de un delito de narcotráfico”.

El informe no habla de condenas, pero alcanza con repasar la hemeroteca para encontrar varios casos de integrantes de la Guardia Civil que recibieron sentencia firme por su vinculación con el narcotráfico. Uno de los últimos –y más escandalosos— ocurrió en Málaga, donde en octubre fue condenado el exjefe del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de esa ciudad, Valentín Fernández, por varios delitos contra la salud pública y falsedad.

En el caso de la Policía Nacional, el gobierno señala que “solo se dispone de datos a partir de la fecha en la que tal información es registrada y debidamente auditada conforme a los criterios del Sistema Estadístico de Criminalidad”. De esta manera, el periodo sobre el que se ofrece información arranca en 2011 y concluye en 2016. A lo largo de esos años se produjeron 28 detenciones de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Del periodo analizado resalta la cifra registrada en 2015, con nueve detenciones –dos en Madrid, otras dos en Ourense y una en Málaga, Sevilla, Murcia, Valencia y Melilla respectivamente—. El año pasado hubo cinco casos, de los cuales dos se registraron en Barcelona. Los restantes, según datos de Interior, fueron en Cantabria, Ceuta y Sevilla.

Entre 2011 y 2016 hubo 48 casos “en los que se ha sustraído drogas en dependencias policiales” (o sea, que roban a la policía o la policía se deja robar). La provincia en la que se produjo el mayor número de “sustracciones” ha sido Madrid, con ocho episodios. Le sigue Cádiz, con seis. El resto de casos se reparte por distintas zonas de la geografía española a norte, sur, este y oeste. En ese contexto, el Ejecutivo informa también que “la Guardia Civil tiene conocimiento de un caso de desaparición de drogas en sus dependencias oficiales en Granada, en el año 2016”.

En 2014 se registró en Ávila un caso de “extravío de drogas en dependencias policiales”, mientras que dos años más tarde ocurrió lo mismo en un juzgado de Córdoba. El informe no menciona el desenlace de tales “extravíos”.

http://www.publico.es/politica/cerca-centenar-guardias-civiles-detenidos.html

El asesinato de Letelier es el primer acto de terrorismo internacional cometido en Washington

Orlando Letelier (1932-1976)
Un documento desclasificado por la CIA en 2015 confirmó que Orlando Letelier, el antiguo canciller del gobierno de Salvador Allende, fue asesinado por orden del general Pinochet el 21 de septiembre de 1976.

En octubre de 2015, el secretario de Estado, John Kerry, entregó a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, una serie de documentos desclasificados sobre el atentado. Uno de ellos es un memorando secreto que en 1987 redactó el entonces secretario de Estado, George Shultz, para el presidente Ronald Reagan. El texto aseguraba que la CIA consideraba que existían “pruebas convincentes” de que Pinochet “ordenó personalmente a su jefe de inteligencia, Manuel Contreras, preparar el asesinato”.

Letelier fue el canciller del gobierno de Salvador Allende en Chile entre 1971 y 1973 y murió junto a su ayudante, Ronni Moffit, en Washington cuando una bomba activada por control remoto estalló bajo del coche que conducía.

“Los archivos también dejan claro que cuando la investigación de las autoridades estadounidenses determinó que altos cargos de la inteligencia y el ejército de Chile fueron responsables [del crimen], Pinochet decidió obstruir el caso para esconder su implicación, en último término, para proteger su presidencia”, continúa el documento.

El gobierno de Allende al frente de la Unidad Popular fue interrumpido por un golpe de Estado encabezado por Pinochet el 11 de septiembre de 1973, quien después instauró un régimen criminal que se prolongó hasta 1990.

Entre 1973 y 1974, Letelier pasó ocho meses preso en la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea chilena y en un campamento militar de Valparaíso.

La caída del gobierno de Salvador Allende en Chile fue el golpe de gracia que los propios imperialistas asestaron a los reformistas, defensores de la participación electoral, de los cambios de gobierno, de las luchas pacíficas, parlamentarias y puramente legales.

La ingenuidad es el rasgo carcterístico del reformismo. Letelier siempre creyó que Pinochet no se atrevería a atacarle en la capital del mayor apoyo que tenía el criminal: el imperialismo.

El asesinato de Letelier y Moffit es histórico porque es el primer acto de terrorismo internacional en el corazón mismo del barrio diplomático de Washington. Lo que el documento de la CIA no reconoce es que un atentado así hubiera sido imposible sin su apoyo directo al mismo, que corre paralelo a su papel directo y decisivo en el golpe de Estado de 1973.

Esa parte de la historia la desclasificará la CIA dentro de otros 40 años.

La manipulación de las elecciones a través de los buscadores de internet

Si al salir a la calle sólo viéramos vehículos de la marca Ford quedaríamos muy sorprendidos. No ocurre lo mismo cuando todos acudimos al mismo buscador, Google, que en España cuenta con un 96 por ciento de la cuota de mercado. Esto le convierte no sólo es el guardián de la información sino también de la conciencia de los usuarios ya que a través suyo es como la mayoría accede a los contenidos de internet.

Todavía no nos hemos dado cuenta de que es como si todos leyéramos el mismo periódico o como viviéramos en los tiempos de una única televisión, un único telediario.

El escalafón de resultados que devuelve Google, conocidos como SERP (siglas en inglés de Search Engine Results Pages), tienen un impacto significativo en las decisiones de los consumidores, que eligen los resultados clasificados en los puestos más altos en detrimento de los que están en las posiciones más bajas.

Por lo tanto, también tiene un impacto decisivo en las decisiones de las empresas a la hora de vender sus mercancías. Aparecer en la primera página de Google supone un incremento muy importante en las ventas porque nadie consulta más allá de los diez primeros resultados que el buscador le pone delante de las narices. Más allá de la primera página de Google no hay nada. Un estudio de 2013 demostró que los sitios que aparecen entre los 10 primeros resultados reciben el 91,5 por ciento de los golpes con el ratón. Solo el primer resultado ya concentra un tercio de ellos. Entre el décimo resultado y el undécimo (el primero de la segunda página) hay una caída en el número de visitas del 140 por ciento.

Solo en Estados Unidos las empresas gastan más de 20.000 millones de dólares al año para salir los primeros en la página de resultados, o para salir antes que las empresas de la competencia.

La conclusión es obvia: Google no suministra información sino publicidad (a diferencia de otros buscadores, como Duckduckgo, por ejemplo).

Pasemos ahora a ver otra faceta de los usuarios como consumidores políticos, o sea, como votantes: ¿cuál es el impacto en el votante cuando un partido o un político aparece en el primer plano?, ¿qué páginas le muestra Google y cómo influye en su voto?, ¿a quién vota Google?

En 2015 dos investigadores del Instituto Estadounidense de Tecnología e Investigación de la Conducta (AIBRT), Robert Epstein y Ronald E. Robertson, descubrieron lo que ya se conoce como el “Efecto de la Manipulación de los Motores de Búsqueda” (Seme, por sus siglas en inglés), demostrando que casi la mitad de los indecisos, el 48 por ciento, optan por votar al candidato que aparece mejor situado en los resultados del buscador (*).

Hace muchos años que las elecciones ya no se hacen en la calle, con carteles o mítines o caravanas de coches. Ni siquiera se hacen en la televisión. Se hacen en Google. Si alguien fuera capaz de sacar a un partido de las primeras posiciones del buscador, no tendría nada que hacer en unas elecciones.

“El Seme puede tener efecto en cualquier elección política donde la victoria sea por un estrecho margen”, afirmó Robertson. “Dado que casi el 25 por ciento de las elecciones nacionales en el mundo se deciden por márgenes inferiores al 3 por ciento, el Seme genera preocupación sin importar el número de candidatos”.

En la segunda parte de su investigación, Epstein y Robertson analizaron la manipulación digital en las elecciones que se celebraron en India en 2.150 votantes indios que aún no habían decidido su voto y los resultados fueron similares a los de Estados Unidos. Pero lo más preocupante es el bajísimo porcentaje de personas que se dieron cuenta de que estaban siendo manipulados.

Si aquí alguien buscara algo sobre Rajoy y el buscador siempre le remitiera a la web de la Moncloa, del Partido Popular o de La Razón, el usuario no sospecharía nada. En los experimentos con estadounidenses, apenas el 9 por ciento se dio cuenta de que el buscador estaba trucado y favorecía descaradamente a alguno de los candidatos. En el caso indio, el porcentaje fue mucho menor: sólo el 1 por ciento.

Hoy son muchos los que saben que los medios de comunicación no son neutrales y manipulan las elecciones. Sin embargo, no opinan los mismo de un buscador de internet. Aún no saben que sus resultados tampoco son neutrales. La diferencia es que lo hacen tan bien que muy pocos se dan cuenta de ello.

(*) http://www.pnas.org/content/early/2015/08/03/1419828112.abstract

45 condenas por enaltecer al ‘terrorismo’ en las redes sociales desde 2012

Cassandra Vera, César Strawberry o Guillermo Zapata son sólo algunos de los 45 nombres que en los últimos cinco años han sido condenados por la Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo por enaltecer el terrorismo o humillar a las víctimas en Twitter o Facebook. Estos dos organismos han dictado en total 55 sentencias que se han salidado, por el momento, con 45 condenas y 3 absoluciones.

El balance de la Audiencia Nacional desde 2012, y con varios juicios recién celebrados y a la espera de sentencia, deja 48 sentencias: 44 de ellas fueron condenatorias y otras 4 fueron absoluciones. Otro dato que dejan las bases de datos del Poder Judicial es que 27 de estas condenas (más del 60 por ciento) fueron alcanzadas por conformidad tras llegar a un pacto con la Fiscalía: el Ministerio Público aceptó rebajar su petición definitiva de cárcel a cambio de que el encausado reconociese los hechos.

La última de estas absoluciones fue dictada hace apenas unas semanas: Arkaitx Terrón se sentaba en el banquillo por mensajes como, por ejemplo, “Juan Carlos Primero, más alto que Carrero”. La Fiscalía pedía para él dos años de prisión y la sala decidió absolverle, asegurando que este delito “plantea graves problemas para su delimitación con la libertad de expresión y la libertad ideológica”.

Lo que los jueces de la sección primera definen como “graves problemas” se traducen en sentencias muy dispares sobre asuntos similares y también en votos particulares por parte de jueces discrepantes. En esta misma sentencia, por ejemplo, el juez Fernando Grande-Marlaska emitía uno de estos votos particulares, asegurando que los tuits relativos, por ejemplo, a miembros de ETA, destacan “la voluntad de ensalzar acciones de carácter terrorista y revestirlas de legitimidad como instrumento político”.

Son precisamente los votos particulares los que en ocasiones reflejan la profunda división de opiniones que existe entre magistrados y magistradas a la hora de trazar la línea roja y saber si, por ejemplo, un tweet debe incitar al delito para ser punible o dónde empieza la humillación de una víctima del terrorismo. El pasado mes de noviembre, la sección primera condenó a un año de prisión a un hombre por decir textualmente en Facebook que “¡Ojalá vuelvan los GRAPO y os pongan de rodillas!” o colgar fotos del anagrama de ETA. Uno de los jueces, Ramón Sáez Valcárcel, entendió que debería ser absuelto: cuando se celebró el juicio los mensajes habían sido publicados hace cuatro años, no tuvieron gran difusión (“El acusado habita en una pequeña localidad de Toledo y puede haber operado en un inmenso silencio dentro de la red”) y además destaca la “inexistencia de un contexto de violencia” con la banda terrorista GRAPO, inexistente en la actualidad.

Una segunda absolución fue dictada por la Audiencia Nacional en noviembre del año pasado por la misma sala: mensajes sobre miembros de ETA y a favor de la amnistía que merecieron una absolución. Los jueces explicaban entonces que “no hay constancia de que la conducta del acusado haya sido realizada para la motivación de otras conductas ajenas en orden a la perpetración de actos de carácter terrorista”. Es decir, muchas veces el debate se centra en determinar si los mensajes pueden incitar al terrorismo.

Esta sentencia se encuentra pediente de recurso ante el Tribunal Supremo. Quien no tendrá que acudir a instancias superiores será el concejal del distrito madrileño de Villaverde, Guillermo Zapata: su caso por los tweets sobre Irene Villa quedó definitivamente archivado después de ser absuelto por la Audiencia Nacional y de que la Fiscalía, en este caso y sólo en este caso, retirase la acusación y pidiese su absolución en el juicio.

La sentencia que absolvió a Guillermo Zapata tuvo un recorrido muy distinto a la de César Strawberry, pero las dos tuvieron algo en común: destacaban el contexto y, en el caso del cantante de Def con Dos, incluso declaraban como hecho probado que nunca había tenido intención de ofender a las víctimas del terrorismo etarra con mensajes como “A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora”. Fue el Tribunal Supremo el que decidió revocar su absolución y condenarle a un año de prisión, alegando que sus tweets llegaron a las víctimas “en su integridad, sin matices aclaratorios” y asegurando que “legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales”.

La gran cantidad de sentencias alcanzadas por conformidad en la Audiencia Nacional que no se recurren limitan el número de veces en que el Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre este asunto. Ha dictado por el momento siete sentencias que se dividen en tres confirmaciones de condena, otras tres rebajas sin llegar a absolver y una condena, la de César Strawberry, revocando una absolución.

http://cadenaser.com/ser/2017/04/04/tribunales/1491329641_360164.html

martes, 23 de mayo de 2017

Profundo ataque estratégico del ejército sirio hacia Deir Ezzor

Mujeres combatientes del ejército sirio
En muy pocos días el ejército sirio ha abierto una brecha de 80 kilómetros de amplitud por 100 kilómetros de profundidad en dirección a Deir Ezzor, es decir, hacia la región fronteriza del desierto en la que está la frontera con Irak. La naturaleza estratégica del ataque ha quedado en evidencia por las reacciones histéricas que ha producido entre los portavoces del imperialismo y de Israel, porque la estrategia ha sido diseñada conjuntamente con Irán y Rusia y, finalmente, por una tercera razón: porque pone de manifiesto que la Guerra de Siria es una continuación de la agresión a Irak en 2003. Se puede decir que este ataque lleva la guerra a su mismo origen: a Irak.

El ataque saca a la guerra de las ciudades, que han ido cayendo una tras otra, y la lleva al desierto, que no tendría valor estratégico de no ser por la proximidad de Irak. La coordinación del ataque se pone de manifiesto teniendo en cuenta que, simultáneamente, las brigadas Hached Al-Chaabi, integradas en el ejército irakí, han desatado idéntica ofensiva en la dirección contraria: de Irak hacia Siria.

El desierto de la frontera entre ambos países estaba destinado a convertirse en el santuario del Califato Islámico, una zona de repliegue con la misión de cortar los lazos entre ambos países y con Irán.

Los recientes ataques de las tropas de Estados Unidos contra el ejército regular sirio en la zona de Al-Tanf, en la frontera entre Siria, Irak y Jordania, hay que interpretarlos también en esa misma línea: Estados Unidos quiere crear una especie de reserva en las zonas más desérticas para disponer de ellas otra vez siempre que sea necesario.

Para distraer la atención Stuart Jones, responsable de Oriente Medio en el Departamento de Estado, ha vuelto a hablar del espantajo del gulag en la cárcel de Saydnaya, de crematorios inexistentes, de masacres masivas... Ha presentado fotos tomadas vía satélite, posiblemente las mismas que mostró el general Powell para demostrar la existencia de armas de destrucción masiva en Irak.

En Washington y Tel Aviv han reaccionado de forma muy agresiva. No han aceptado las zonas de desescalada aprobadas en la última reunión de Astana y, de rebote, ya no admiten ninguna forma de colaboración con Rusia en Siria. Por lo demás, los últimos bombardeos de Estados Unidos en Hassaka y Al-Bukamal han causado muchas más víctimas civiles entre la población que los anteriores, a lo que sólo cabe darle una explicación: los imperialistas quieren provocar una estampida que deje el terreno libre al Califato Islámico.

En este contexto, las declaraciones de Barzani contra las milicias Hached Al-Chaabi vuelven a sembrar todas las dudas sobre el verdadero papel que están desempeñando los kurdos, sobre todo los irakíes, en esta guerra. La ofensiva de los milicianos chiítas no se dirige hacia Kurdistán, por lo que podía haber mantenido la boca cerrada. Pero cuando en medio de la batalla critica a uno de los bandos, hay que pensar que trata de proteger al otro, que en este caso es el Califato Islámico, nada menos.

Una vez más, es un juego muy turbio por parte de los kurdos. ¿Por qué Barzani se ha metido en camisa de once varas que ni le va ni le viene? Porque el Plan Erdogan para Rojava consiste en que los kurdos irakíes, títeres de los imperialistas y los sionistas, sean los que ocupen Rojava en sustitución del PKK-PYD.

Muy probablemente el imperialismo haya encomendado también a los peshmergas irakíes que se encarguen de controlar la frontera entre Irak y Siria y las regiones de Sinjar y Qamichli que sirven de base de operaciones al PKK.

El juego de los peones del imperialismo se completa con la insistencia del delegado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, que quiere vender la piel del oso antes de matarlo. El diplomático sólo habla de la futura constitución y se olvida de la guerra. Es posible que pretenda, mediante presiones y agresiones militares, influir sobre dicha constitución porque si el ejército regular aplasta a los yihadistas, los imperialistas no van a tener mucho margen de maniobra en Ginebra.

Como en la guerra civil española, en medio de los combates a alguien siempre se le ocurre abrir un tercer frente, hacer una “revolución” en la retaguardia o implantar una sociedad utópica, confederal y autogestionaria en Rojava. Lo que se le ha ocurrido al delegado de la ONU es formar un equipo de expertos en Derecho Constitucional... En fin, a la ONU hay que recordarle lo obvio: la constitución de Siria es un asunto que sólo concierne al pueblo de Siria. Y no hay nada más que hablar al respecto (entre otras cosas porque así lo dice la Resolución 2254/15 de la propia ONU).