jueves, 23 de febrero de 2017

‘Cuando nadie os vea, patada en la boca’

En una clase de instrucción de Defensa Personal, un oficial, concretamente el Jefe del Grupo II de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Canarias llegó a decirles a sus subordinados: "Miráis, y cuando nadie os vea le dais una patada en la boca, que para eso os da las botas las DGP”, (Dirección General de la Policía). Es lo que cuenta el Sindicato Unificado de Policía (SUP), como parte de una denuncia contra los métodos de este mando, al que acusan de incitar a sus agentes a cometer actos de brutalidad, a exponerse a riesgos innecesarios. También le reprochan que impone su voluntad mediante la intimidación a sus subordinados. Asimismo, el SUP también ha lamentado  "la pasividad de los mandos policiales de la Provincia de Las Palmas ante las actuaciones".

El sindicato, que ha informado de todo ello a través de un comunicado publicado este jueves, también lo acusa de tomar "decisiones temerarias" en las operaciones policiales: en su denuncia, por ejemplo, explican que este inspector ha llegado a "ordenar pasar por delante de una vivienda donde, al parecer, se encontraba atrincherado un individuo con varias armas de fuego".

En el comunicado explican que en Marzo de 2016 se produjo el relevo en la Jefatura del Grupo II de la UPR de Las Palmas, unidad que hasta ese momento era un grupo de referencia a nivel nacional. "A partir de esa fecha empezaron los problemas del nuevo responsable con sus subordinados, ya que se dirigía a ellos como 'mercenarios' y otros términos peyorativos que no tardaron en crear un tremendo malestar entre sus miembros; descalificando el sistema de trabajo de este grupo II anterior a su llegada, interfiriendo en los planes de formación y exigiéndoles que utilizaran medios más contundentes".

El texto del sindicato policial alude directamente a algunas expresiones vejatorias empleadas con frecuencia por este inspector, que al parecer no toleraba bien las críticas a sus métodos: "Tras las primeras quejas ante los responsables de la Brigada de Seguridad Ciudadana, este Inspector, lejos de moderarse, inició una batalla contra quienes más abiertamente discrepaban de sus métodos de trabajo, mientras continuaba sus descalificaciones al grupo con frases como 'no tenéis cojones', 'los hombres se visten por los pies' o 'no tenéis hombría'".

Los responsables de la denuncia explican que esta situación se ha prolongado durante los últimos diez meses, y que han remitido numerosos escritos a la responsable policial de Las Palmas. "Lejos de reconducir esta grave situación -se lamentan en el comunicado-, con su pasividad ha ido esquivando la solución del problema". Por el momento, según informa el diario Público, la DGP considera que los hechos constituyen "una falta leve, que en todo caso ya ha prescrito".

https://actualidad.rt.com/actualidad/231804-patada-boca-denuncian-espana-protestas

Cuando los narcos de la CIA y la DEA operaban en Venezuela

Con la libertad operativa que le otorgó durante décadas los gobiernos de la Cuarta República (estando el puntofijismo hasta el cuello en materia de narcotráfico), Venezuela no quedaría exenta de ser utilizada como una plataforma  del narcotráfico internacional capitaneada por estos cárteles norteamericanos.

Varios casos explotaron en la opinión pública durante la década de los 90, más por rencillas dentro del cártel que por otra cosa, que develaron el estrecho vínculo de la CIA y la DEA en la exportación de drogas desde Venezuela, mediante la infiltración y posterior control a lo interno de las fuerzas armadas.

Las denominadas “operaciones antidrogas” en Latinoamérica sirvieron de excusa para que la CIA penetrara a los cuerpos de seguridad del Estado, condicionando sus decisiones y controlando su funcionamiento, sus altos mandos, ascensos y operaciones en el territorio. Todo.

En Venezuela (dada su ubicación geográfica principalmente) habían cavado profundo, así como en Colombia, Bolivia o Perú.

En los años 80 la CIA tenía su “hombre más confiable” en el general Ramón Guillén Dávila, según reseñara el Miami Herald en aquel entonces. Sí, es el mismo Ramón Guillén Dávila que en el año 2007 fue detenido por participar en un plan conspirativo pensado para asesinar al presidente Hugo Chávez.

Dávila era jefe de la unidad antidrogas de la Guardia Nacional y trabajó estrechamente con la CIA y la DEA en “operaciones antidrogas” para supuestamente desmantelar redes de narcotráfico con origen en Colombia. El 29 de noviembre de 1993, durante el programa de noticias estadounidense 60 Minutes, el ex jefe de la DEA para aquel entonces, Robert C. Bonner, afirmó que Ramón Guillermo Dávila y la CIA habían trabajado en conjunto para contrabandear -al menos- 22 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Un cargamento (de 800 libras) incautado ese mismo año en el Aeropuerto Internacional de Miami por agentes aduaneros de Estados Unidos, terminó por develar el trabajo en conjunto, y sobre todo, lo que alertara el periodista de investigación Michael Levine durante esos años: Ramón Guillermo Dávila contaba con la protección de la CIA y sus operaciones de narcotráfico internacional desde Venezuela eran supervisadas por la agencia de inteligencia en cuestión. Al parecer a la DEA la habían dejado fuera de ese negocio: el motivo real de las acusaciones de Bonner.

Durante ese mismo año el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una investigación que implicaba a dos agentes de la CIA en Venezuela en el envío de 2.000 libras de cocaína a Estados Unidos desde Venezuela. Los investigadores federales que seguían el caso determinaron que el beneficiario de la operación era uno de los brazos del Cártel de Medellín, comandado por Pablo Escobar. El escándalo fue tal que el agente Mark McFarlin, agregado de la CIA en Caracas, fue expulsado de la organización. El otro agente implicado, cuya identidad no fue revelada, también habría sido sometido a procedimientos disciplinarios, según comentó un portavoz de la CIA llamado Dave Christian. Pero ya el negocio estaba hecho y el dinero cobrado.

Tratándose de una pugna entre cárteles, reseñó The New York Times que en el año 1989 los agentes de la CIA en Venezuela, Jim Campbell y Mark McFarlin, se reunieron con la agregada de la DEA, Anabelle Grimm, para discutir envíos de cocaína a Estados Unidos (mediante su operador Ramón Guillermo Dávila), para supuestamente recabar información sobre cárteles colombianos. Aunque la agregada se opuso, los agentes de la CIA continuaron con la operación sin que ella notificara a sus mandos superiores que la agencia de inteligencia estaba traficando cocaína. La omisión es también una forma de complicidad.

Pero aunque la exportación de drogas desde Venezuela comandada por la CIA y la DEA es lo suficientemente grave y despoja de credibilidad las acusaciones en contra de Venezuela como un supuesto “narcoestado”, hay otro dato que refleja las otras esferas del negocio: hasta el año 2005 que la DEA operó en Venezuela, 215 hectáreas cultivadas de distintas drogas había en Venezuela. No es casualidad.

Desde ese año hasta 2012, la ONU ha calificado a Venezuela como territorio libre de cultivos ilícitos, poniendo en relieve la frontal lucha contra el narcotráfico que ha emprendido el Gobierno Bolivariano desde que la DEA se fue del país. Distinto a Colombia, país donde opera libremente la DEA desde el año 1999, que no ha dejado de aumentar su producción y exportación de drogas hacia Estados Unidos. Tampoco es casualidad.

Fuente: http://misionverdad.com/COLUMNISTAS/cuando-los-narcos-de-la-cia-y-la-dea-operaban-en-venezuela

‘Crosscheck’, el último mecanismo de censura en internet

Así será el emblema de la nueva Inquisición
El lunes la red First Draft News y el Google News Lab anunciaron el lanzamiento para la semana que viene de “CrossCheck” (contejo, comprobación, en inglés) una herramienta en línea de censura y etiquetado de los contenidos que circulan por internet que habrá que añadir a los ya existentes.

Como es característico, en el proyecto participan las redacciones de numerosos medios de comunicación convencionales, es decir, que reúne a los nuevos medios de comunicación, como Google y Facebook, con los viejos.

Como la antigua, la nueva Inquisición tiene por objeto “vigilar y castigar”. Hace tiempo que su tarea dejó de ser informativa para pasar a ser represiva porque su descrédito les ha puesto a la defensiva. No dan noticias sino que juzgan -a la manera de Supremos Pontífices- las informaciones de terceros, tanto de texto, como fotos o vídeos.

El equipo censor se ha reclutado en la universidad, entre la mano de obra barata, joven, moldeable, que luego pasa por esos “cursillos” en los que los laboratorios de Google lavan la cabeza, cardan y tiñen siguiendo las últimas modas procedentes del Concilio de Trento (1545).

Pero al elenco de idioteces ya probadas, los degenerados intelectuales que diseñan este tipo de proyectos han añadido un invento que demuestra que siempre es posible caer más bajo: se trata de que los propios usuarios de las redes sociales puedan asumir el papel de censores y chivarse a los Grandes Pontífices pulsando un simple enlace.

La manipulación de este tipo de mecanismos deriva de que la información no son textos, ni imágenes, sino capitales invertidos en este sector. Como en cualquier otro, la competencia capitalista enfrenta a unos medios de comunicación con otros. Lo que pretenden con la censura los capitales más fuertes, los monopolistas, es etiquetar (o sea, desacreditar) a las empresas de la competencia.

Veamos un ejemplo, Decodex, que Le Monde puso en funcionamiento hace un mes, como ya hemos relatado en otra entrada. Hace tres semanas uno de los sitios al que etiquetó con el color naranja (¡precaución!) fue Doctissimo porque estaba acusado de promover las medicinas alternativas, lo cual está muy mal visto por los “científicos de verdad”.

Pero ese tipo de sitios, como los de la medicina convencional, también pueden estar vinculados con grandes monopolios, y en el caso de Doctissimo lo estaba con el grupo Lagardère.

Ahora resulta que Lagardère ha llegado a un acuerdo con Le Monde para sacar conjuntamente una revista sobre investigación científica y medicinas alternativas, algo que Decodex ha detectado inmediatamente sacando a Doctissimo del banquillo de los acusados y poniéndole una etiqueta verde; a la altura de los mejores.

Ya ven Ustedes para qué sirven los sesudos periodistas a los que la OTAN y los monopolios informáticos pagan para que analicen las informaciones y los sudocientíficos al servicio del capital y sus chanchullos.

Más información:

miércoles, 22 de febrero de 2017

La policía alemana podrá pinchar los teléfonos de los refugiados a discreción

Thomas de Maizière, ministro alemán del Interior
El Gobierno alemán aprobó este miércoles en su Consejo de Ministros un polémico proyecto de ley que endurece su política de asilo y facilita, al mismo tiempo, la expulsión de decenas de miles de refugiados a quienes les fue denegada su petición de asilo. El proyecto de ley, que debe ser aprobado por la Cámara Alta y el Parlamento federal, contempla el acceso, por parte de la policía, a los teléfonos móviles y ordenadores de los peticionarios de asilo para determinar su nacionalidad.

La futura ley, según el deseo del gobierno germano, debe agilizar las deportaciones de los peticionarios de asilo y también incluye sanciones drásticas para todas aquellas personas que hayan facilitado datos falsos a las autoridades en el momento de ingresar al país.

“Si un refugiado ha realizado noventa llamadas telefónicas a Sudán y le dice a las autoridades que él viene de Eritrea, es fácil suponer que se trata de un sudanés”, dijo el ministro del Interior, Thomas de Maizière, al justificar la nueva medida y, al mismo tiempo, rechazar las críticas formuladas por los dos partidos de oposición, Los Verdes y La Izquierda, que denunciaron que la medida vulnera la esfera privada de las personas. “La medida es inteligente y razonable”, añadió el ministro.

La nueva normativa también facilita la detención para su expulsión de todos los peticionarios de asilo que representan una amenaza para la integridad física o a la seguridad nacional. El proyecto de ley, que contempla la posibilidad de utilizar tobilleras electrónicas para vigilar el desplazamiento de los sospechosos, amplía de cuatro a diez días, el tiempo máximo de detención previo a la fecha de deportación.

La medida aprobada este miércoles por el Consejo de Ministros, pone fin a la famosa “cultura de bienvenida” que echó raíces en el país en el verano de 2015, cuando la canciller Angela Merkel ordenó abrir las fronteras alemanas a cientos de miles de refugiados. Ahora y cuando solo faltan siete meses para las elecciones federales, la canciller ha enviado una poderosa señal de dureza para aplacar las críticas que recibió, sobre todo de parte de la CSU de Baviera, a causa de su generosa política de asilo.

La “cultura de bienvenida”, puede convertirse en el curso del año en una polémica “cultura de expulsiones”. Según el ministro de la cancillería, Peter Altmaier, 300.000 peticiones de asilo fueron rechazadas en el curso de 2016, de un total de 700.000.

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/22/actualidad/1487786216_783029.html

La policía de Lituania detiene a cinco soldados de la OTAN que estaban borrachos

La policía lituana tuvo que usar un taser o pistola eléctrica durante la detención de cinco soldados de la OTAN en la ciudad de Klaipeda, informa el portal Baltnews.lt, que cita al departamento de policía del Ministerio del Interior del país.

Según el portal, la noche del 18 al 19 de febrero varios soldados de la OTAN que se encontraban en estado ebrio protagonizaron una pelea cerca de un club nocturno. Los militares, que resultaron ser de nacionalidad checa, trataron de resistirse a la policía lituana, que se vio obligada a usar un taser.

Los militares checos llegaron el mes pasado a Klaipeda para participar a finales de febrero en ejercicios conjuntos de defensa de la costa del mar, escribe Baltnews.lt.

El portal recuerda que este incidente no es el primero en el que se ven involucrados militares de la OTAN, pues ya se han registrado conflictos entre soldados de la Alianza y residentes en Siauliai, Jonava, Kaunas y Vilna.

El destino de los militares checos de la OTAN que protagonizaron una pelea con la Policía lituana será decidido por su propio mando militar.

Una de marxismo-‘lennonismo’ (de Lennon)

B.

- Ladilla: ¿qué le dice a este hombre? (le pregunta a un empresario señalando a un obrero)
- Empresario (o "Emprendedor", como le dicen ahora pensando que cambiando el lenguaje cambian la realidad): que trabaje más rápido.
- Ladilla (o Mosca Cojonera): ¿y cuánto le pagas? (le tutea)
- Empresario (o Capitalista): unos veinte machacantes al día...
- Ladilla: ¿de dónde sacas dinero para pagarle?
- E.: de vender mercancía...
- L.: ¿y quién la produce?
- E.: él...¡obviamente! (asevera rotundo).
- L (incansable haciendo preguntas): ¿cuánto produce por día?
- E.: produce unos 100 machacantes (moneda oficial del País de la Maravillas Capitalistas).
- L. (esta vez no pregunta, concluye): entonces no le pagas; él te paga 80 de los grandes al día por ser su jefe.
- E.: ¿eh? Pero yo soy el propietario de las máquinas (dice con la naturalidad de quien ve llover)
- L.: ¿y cómo compraste las máquinas?
- E.: vendiendo mercancía conseguí dinero (dice encendiendo el veguero que se le había apagado).
- L.: ¿y quién ha producido esa mercancía?
- E.: ¡cállate! No sigas que te han oído (dice indicando a un grupo de obreros que estaban atentos a la jugada).

Buenos días.

El ‘agujero de la araña’ en el que se escondía Saddam Hussein nunca existió

Firas Ahmad es un seudónimo que oculta la verdadera identidad de un irakí, traductor de la 101 División Aerotransportada del ejército de Estados Unidos en el momento de la invasión de su país.

Si, la la 101 División Aerotransportada es la misma que intervino en la Guerra de Vietnam y en la película “Apocalipse Now”.

Cuando su colaboración con el enemigo acabó, Ahmad se fue tras él a Estados Unidos, con los demás traidores, a los que les dieron la nacionalidad.

Si, en ese mismo país que no deja entrar a emigrantes procedentes de los países musulmanes.

Participó en la captura de Saddam Hussein, que no estaba enterrado en un hoyo subterráneo, como se publicó entonces y como muestran las fotos. Tampoco vivía en un búnker subterráneo a prueba de bombas. No tenía un aeródromo para salir huyendo del país...

Nada de lo que contó la prensa sobre él es verdad; absolutamente nada, dice Ahmad, que prepara un libro narrando su experiencia durante la invasión.

Cada vez más, las guerras son lo más parecido a un plató de televisión; de cartón piedra y mobiliario de atrezzo. Saddam fue capturado gracias a la traición de uno de sus allegados.

Los mandos estadounidenses lo celebraron por todo lo alto en el Palacio Ar Rahab, convertido en cuartel general de las fuerzas de ocupación del Pentágono. Entre ellos había algunos personajillos de la farándula política irakí que se preparaban para tomar las riendas del nuevo Estado.

En aquel ambiente, los unos contaron a los otros los detalles de la detención de Saddam, los verdaderos, mientras se burlaban del montaje paralelo que llevaron a cabo para consumo de los medios de comunicación.

Saddam dirigía la guerra desde el sótano de una casa que servía para que se reuniera el Estado Mayor de la defensa irakí, un lugar sobrio, con una pequeña habitación, una litera, dos armas, tabaco, sacos de alimentos liofilizados, un corán y una alfombra para rezar.

Los soldados estadounidenses volaron la puerta de entrada y arrojaron gases lacrimógenos. Saddam perdió el conocimiento y le metieron en “el agujero de la araña” para hacer las fotos que luego exhibieron para la prensa del mundo entero.

La sombra de la masacre de Irak, que no ha acabado, pesa como una losa sobre Firas Ahmad y los demás irakíes que colaboraron con los ocupantes. Tres de ellos ya se han suicidado en tres Estados distintos, mientras Ahmad ha vuelto a Bagdad, donde trata de sobrevivir a sus fantasmas.

Fuente: http://www.shabiba.com/News/Article-81366.aspx

Los fascistas queman las palmeras para protestar por la ‘africanización’ de Italia

El sábado los fascistas italianos quemaron las palmeras que hay en la Plaza del Duomo, frente a la catedral gótica de Milán, para protestar por la “africanización” de Italia, causada por la llegada masiva de inmigrantes procedentes de la otra orilla del Mediterráneo.

La quema de las palmeras se produjo después de que la Liga Norte y Casa Pound convocaran una manifestación contra los inmigrantes en la que denunciaron la “africanización” de la Plaza del Duomo.

Eligieron las palmeras porque, según los fascistas, se trata de “plantas tropicales” impropias para estar presentes delante de un monumento nacional. Es como si hubieran dicho, a la manera ecologista, que se trata de una “especie invasora”, impropia de la flora autóctona. En otras palabras: para los fascistas Italia no es una país tropical y no debe haber palmeras ni emigrantes.

Los fascistas italianos deben viajar muy poco, y nunca hacia el sur, porque las palmeras forman parte del paisaje italiano, tanto en Roma, como en la Riviera o en Sicilia, que no están en los catálogos turísticos como sitios tropicales.

Además, tampoco leen mucho: su ídolo Benito Mussilini erigió la palmera como símbolo del imperio colonial italiano.

En Italia la única especie invasora es la fascista.

Mapa de los linchamientos racistas en Estados Unidos

Desde noviembre el sitio Monroe Work Today expone una base de datos sobre un mapa de Estados Unidos que refleja los linchamientos de negros habidos en aquel país desde el final de guerra civil en 1865, que marca el final de la discriminación racial... sobre el papel.

En total contabiliza 5.000 linchamientos racistas, un promedio de 9 crímenes mensuales que en las dos últimas décadas ha bajado a 7. Entre 1882 y 1968 el instituto Tuskegee contabiliza el linchamiento de 3.446 negros y 1.297 blancos.

La base de datos lleva el nombre del historiador Monroe Work (1866-1945), hijo de esclavos, que fue el primer investigador en emprender la tarea.

Además de negros, el mapa muestra también otros linchamientos, como los de origen nacional, en el caso de los orientales. También fueron linchadas unas 600 personas de origen hispano, en su mayoría mexicanos, sin que mediase juicio previo y con el pleno conocimiento de autoridades locales, que durante los ahorcamientos miraban para otro lado.

Hasta 1930 una práctica muy extendida en Estados Unidos era la difusión de postales con fotografías de los linchamientos multitudinarios.

Entre 1882 y 1968 se presentaron cerca de 200 leyes contra los linchamientos en el Congreso, de los que tres pasaron a la Cámara de Representantes.

Entre 1890 y 1952 siete presidentes pidieron al Congreso que aprobara una ley federal. En 1920 el Partido Republicano prometió en su convención nacional apoyar la aprobación de dicha ley.

En 1921 Leonidas C. Dyer patrocinó un proyecto de ley contra los linchamientos y la Cámara de Representantes la aprobó en enero de 1922, pero las tácticas dilatorias del Partido Demócrata consiguieron que se retirase en diciembre de aquel mismo año.

El congresista Dyer intentó volver a presentar la ley, tanto en 1923 como al año siguiente, pero volvió a ser derrotado por el Partido Demócrata, máximo representante de los racistas del sur de Estados Unidos.


La conferencia de seguridad de Munich o cómo el Titanic se hunde y los músicos siguen tocando

Darío Herchhoren

Hace pocos días, se reunió en Munich, ciudad alemana de triste memoria, la Conferencia de Seguridad, a la que asistieron más de 500 capitostes (como diría Pablo Iglesias; toda la caspa), y entre los asistentes el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Serguei Lavrov (éste no casposo).

En dicha conferencia, Lavrov habló de un mundo postoccidental, que significó una continuación del discurso de Vladimir Vladimirovich Putin de la anterior conferencia de seguridad. Tanto en una como en la otra, las tesis de Rusia consistían en tratar de abrir los ojos de los gobiernos europeos en el sentido de que Rusia también es Europa, y que los signos exteriores a ojos vista están señalando que el cuarto de hora de los USA ya pasó, y que se impone aceptar un mundo multipolar ya evidente, que los gobiernos subyugados por los USA se niegan a admitir.

Hay un terremoto bajo sus pies, pero ellos no oyen el ruido ensordecedor que produce. Hay una auténtica guerra interna dentro del imperio, entre los servicios de seguridad (CIA, DIA, DEA, etc.) y las autoridades del nuevo gobierno USA. Los electores de EEUU han dicho que ya basta de la antigua política imperial que se hace insostenible, y el establecimiento se niega a aceptar que las cosas irremediablemente han cambiado.

Rusia ha resucitado de la era cleptocrática de Boris Yeltsin y Mijail Gorbachov, y la guerra de Siria lo ha demostrado; su asociación con China la ha fortalecido aún más; el inicio de las operaciones del Banco Euroasiático de Inversiones con sede en Uzbekistán sin la participación de los USA; la salida de Filipinas del círculo infernal de la SEATO (la OTAN de Asia) y, sobre todo, la guerra feroz de los gobiernos europeos y de la prensa oral, escrita y televisada por presentar a Trump como un loco, islamófobo, misógino, acosador sexual. (Recuerden el escándalo Clinton con la becaria Mónica Levinsky. Ése no era un acosador).

La guerra desatada por el aparato de poder del establishment es de proporciones bíblicas y se desarrolla en forma cruel y despiadada, y se manifiesta como en hechos tales como la negativa de la CIA a permitir que personas allegadas al general Flynn tengan acceso a información clasificada, y la posterior acusación contra el mismo de ser un espía "ruso", muestran a las claras la dimensión  de la batalla que se está librando.

La participación en la Conferencia del Secretario de Defensa de los USA, y su discurso han sido claros: la OTAN será para quien la pague; defenderá los intereses de los USA en Ucrania; pero solo los de USA, no permitirá que los Hermanos Musulmanes se apropien del Medio Oriente. Todo esto nos está mostrando que la orquesta está tocando sus últimos acordes. El barco se hunde, y parece que los músicos se hunden con él; y que además los músicos pertenecen a la orquesta estable de la ONCE.