jueves, 25 de agosto de 2016

Los imperialistas británicos crearon una agencia de prensa para la guerra sicológica contra Siria

El MI6, el espionaje británico, creó una agencia de noticias, llamada InCoStrat (Innovative Communications & Strategies) para difundir la propaganda imperialista y yihadista contra Siria.

La empresa tiene su sede en Estambul. Fue fundada por un antiguo militar británico que fue asesor del Ministerio de Defensa. Es la que ha divulgado un vídeo y una foto del pequeño Omran Daqneesh (de 5 años), recibiendo auxilio de los “Cascos Blancos” en Alepo. La casa del pequeño Omran en Alepo fue bombardeada y su familia murió bajo las bombas.

Las imágenes están dando la vuelta al mundo y aparecen en las primeras planas de los periódicos de los países imperialistas y sus secuaces para convertirla en un símbolo de los niños masacrados por el régimen de Bachar Al-Assad y su aliado ruso.

InCoStrat es también la agencia que publicó la foto del pequeño Aylan Kurdi, ahogado cuando su familia trataba de cruzar el Mediterráneo y hallado muerto en una playa turca.

“Cascos Blancos” es una ONG que sirve de pantalla a la CIA, al MI6 y al IDB, el servicio de espionaje holandés.

La foto de Omran Daqneesh fue captada por Mahmud Raslan, cuyas declaraciones han sido ampliamente divulgadas por esa misma agencia y reproducidas en la prensa imperialista.

Mahmud Raslan es miembro de Harakat Nur Al-Din Al-Zenki, un grupo armado yihadista respaldado por la CIA, que incluso le ha entregado misiles antitanque.

Hace un mes, este mismo Mahmud Raslan degolló personalmente al niño palestino Abdullah Tayseer Al-Issa, de 12 años.

En mayo el diario “The Guardian” (1) justificó la creación de InCoStrat justamente al revés, como uno de los instrumentos de lucha contra el Califato Islámico, cuando lo cierto es que la propaganda de guerra de organizaciones como Jaish Al-Islam y Ahrar Al-Sham en las redes sociales ha sido elaborada y difundida por InCoStrat.

En 2015 se expusieron en Youtube (2) escenas rodadas por InCoStrat para Jaish Al-Islam en la que unos tanques saudíes pasan varias veces por delante de la cámara y un gran número de figurantes con uniformes españoles participa en una parafernalia simulada para ofrecer una imagen seudomilitar de los yihadistas.

Al menos desde 2013 Reino Unido ha dirigido la estrategia mediática de los yihadistas sirios a través de programas contratados con empresas privadas de publicidad con un presupuesto de 2,4 millones de libras.

En noviembre del año pasado el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, reconoció ante el Parlamento el desembolso de cinco millones de libras en “asistencia no letal” y adiestramiento de los yihadistas.

El presupuesto es parte de los fondos CSSF (Conflicto, Estabilidad y Seguridad) y los contratos firmados tienen como objetivo promocionar los “valores moderados de la revolución” siria, como los degollamientos de personas, el lanzamiento de gases tóxicos o las lapidaciones.

Los contratos publicitarios los decide el Ministerio de Asuntos Exteriores, mientras que el de Defensa controla la producción de vídeos, fotos, informes militares, emisiones de radio y la difusión del material. InCoStrat coordina su ejecución, la “selección y formación de un portavoz capaz de representar a todos los grupos armados moderados sirios con una voz singular”.

Los expertos británicos en comunicación en zonas de conflicto también se encargan de la “oficina central de prensa” de los yihadistas desde Estambul y cuenta con un centro de producción audiovisual que distribuye vídeos de victorias militares, yihadistas en misiones humanitarias y otras noticias sobre la evolución de la guerra.

El material audiovisual se difunde, sobre todo en el mundo árabe, en publicaciones digitales y redes sociales sin ninguna referencia que mencione la intervención del gobierno de Reino Unido en su elaboración.

(1) http://www.theguardian.com/world/2016/may/03/how-britain-funds-the-propaganda-war-against-isis-in-syria
(2) http://www.youtube.com/watch?v=Bi_DBfq18mc

miércoles, 24 de agosto de 2016

Turquía inicia contactos con el gobierno sirio en secreto

Omar Ussi, dirigente kurdo de Siria
El domingo llegó a Damasco un dirigente del espionaje turco (MIT) para mantener conversaciones con responsables sirios acerca de los últimos acontecimientos en el norte del país árabe en relación con las milicias kurdas, según el periódico libanés As Safir.

La visita del dirigente del espionaje turco a Damasco se produjo un día después de que el primer ministro turco, Binali Yildirim, enviará un mensaje conciliador reconociendo el protagonismo del presidente Bashar Al-Assad en lo que llamó “proceso de transición” en Siria, un término que los sirios no han reconocido.

El establecimiento de una región autónoma kurda en Siria preocupa al gobierno turco, en contra de ciertas opiniones que circulan en los medios alternativos, según las cuales Erdogan pretendería desplazar a dicha región a la población kurda de Turquía.

Otro motivo de preocupación para Turquía es la colaboración entre las milicias de YPG y el ejército de Estados Unidos que, lo mismo que la Unión Europea, utiliza un doble rasero, ya que considera al PKK como organización “terrorista”, pero no a su rama siria PYD-YPG.

Hasta que hace 20 años el PKK inició la lucha armada contra el gobierno turco, la población kurda de Siria era muy pequeña, inferior a un millón de habitantes. No obstante, dicha población fue creciendo con la llegada de una enorme masa de refugiados kurdos procedentes del otro lado de la frontera, del orden de otros dos millones de kurdos.

Al inicio de la guerra, el gobierno de Damasco concedió la nacionalidad siria a una parte de dichos refugiados, les abrió las puertas de la Universidad de Damasco para que impartieran cursos de lengua y literatura kurdas y les entregó armamento para que se defendieran de los ataques yihadistas.

El gobierno de Damasco se ha declarado dispuesto a reformar la Constitución para descentralizar la administración pública y crear una región autónoma en Kurdistán, que es la reivindicación principal del grupo kurdo PYD-YPG.

A pesar de la oposición turca, durante las conversaciones de paz de Ginebra, un representante kurdo, Omar Ussi, se sentó junto al jefe de la delegación siria Bashar Al-Jaafari. Fue la gran sorpresa (desagradable para la delegación turca).

El espionaje francés orquestó el ataque con gases químicos contra Siria

El espionaje francés orquestó el ataque con gases químicos en Guta oriental, cerca de Damasco, en agosto de 2013 para provocar una intervención imperialista en Siria y desviar la atención de los inspectores de armas de la ONU con respecto a otro ataque químico llevado a cabo por los yihadistas en la provincia de Alepo poco antes.

El 21 de agosto de 2013 cientos de personas murieron en un ataque con gas sarín en la Guta oriental, una masacre que, según los inspectores de la ONU, constituyó “el uso de armas químicas más significativo contra civiles desde que Saddam Hussein las utilizó en Halabya en 1988”.

Los yihadistas sirios y sus padrinos imperialistas afirmaron que los ataques con gas nervioso fueron lanzados por el gobierno sirio. El gobierno de Bashar Al-Assad rechazó tal alegación diciendo que el ataque fue llevado a cabo por yihadistas que operaban dentro de Siria con el fin de provocar una intervención militar occidental. Subsiguientes investigaciones de la ONU y de Rusia corroboraron las afirmaciones del gobierno sirio.

El lunes durante un encuentro en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la guerra de Siria, el embajador de Damasco en la ONU, Bashar Al-Yaafari, dijo: “El uso de las armas químicas en el área de Damasco buscaba impedir que Ake Sellström, el jefe de los inspectores de armas de la ONU, fuera a Alepo porque Francia sabía que los terroristas habían utilizado armas químicas allí”.

“Los terroristas querían impedir que Sellström viajara a Alepo por cualquier medio y usaron armas químicas en Damasco con la implicación de la inteligencia francesa”, añadió.

El representante de Francia en el Consejo de Seguridad, François Delattre, calificó de “absurdas” las declaraciones del embajador sirio.

Fuente: http://spanish.almanar.com.lb/adetails.php?eid=136794&cid=23&fromval=1&frid=23&seccatid=67&s1=1

Rusia cesa los bombardeos sobre los yihadistas en Siria desde las bases aéreas iraníes

Hace unos días anunciamos que la aviación rusa iniciaba los bombardeos contra las posiciones yihadistas en Siria desde la base aérea de Hamadan, en Irán, lo cual era un síntoma de las estrechas relaciones que mantenía Rusia con Irán.

Ahora hay que anunciar todo lo contrario: que Rusia ha retirado sus bombarderos de Irán, lo que ha dado lugar a todo tipo de especulaciones, que no entienden este cambio por parte de los rusos y los iraníes.

Hay quien relaciona este hecho con los incidentes de la semana pasada en Hasaka, Siria, donde Estados Unidos ha impuesto una zona de exclusión aérea de facto para proteger a los yihadistas y a los kurdos simultáneamente. El hecho de que los bombardeos no procedan de cazas sino de la aviación estratégica rusa, es decir, capaz de portar armamento nuclear, muestra que no se trata de cualquier banalidad.

La explicación tiene que partir del hecho de que el empleo de bases aéreas iraníes por parte de la aviación rusa no era realmente ninguna novedad. Ya había ocurrido con anterioridad, aunque siempre se había mantenido en secreto.

La diferencia es que esta vez no se pudo mantener el secreto y el 15 de agosto lo rompió una web peculiar, Warfare Worldwide, domiciliada en Massachussets, seguramente por filtraciones interesadas procedentes de la CIA.

El motivo de la filtración es que la Constitución iraní prohíbe la cesión de territorio nacional a ningún ejército extranjero. La ruptura del secreto obligó tanto a los rusos como a los iraníes a anunciar lo que no era ninguna novedad.

La divulgación estuvo acompañada de la consiguiente campaña de hostigamiento de los imperialistas. El portavoz del Pentágono dijo que los rusos estaban violando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, provocando una acertada respuesta por parte de de Serguei Lavrov, el Ministro ruso de Asuntos Exteriores.

Pero el trabajo fundamental lo llevó a cabo la CIA dentro del mismo Irán, obligando a reaccionar a una parte de los políticos locales en contra de la presencia militar rusa sobre suelo iraní, que han acabado imponiendo su criterio de sacar a los aviones rusos de Irán.

A partir de estos hechos es fácil deducir varias consecuencias. La primera es que, como cabía sospechar, el régimen político iraní funciona de una manera que tiene poco que ver con el cliché que difunden los portavoces mediáticos del imperialismo.

La segunda es que la alianza de Rusia con Irán no es tan sólida como parece y que en las altas esferas de Teherán hay quien quiere seguir la línea marcada por los recientes acuerdos nucleares firmados con Estados Unidos, mantener la equidistancia de Irán con Rusia y Estados Unidos, o incluso acercarse un poco más a Estados Unidos.

La tercera consecuencia es una obviedad: Estados Unidos no está en Oriente Medio para luchar contra el Califato Islámico sino por otro tipo de motivos diferentes. La evacuación de la aviación rusa de Irán ha librado a los yihadistas de una seria pesadilla. Los imperialistas sólo quieren los bombardeos de mentirijillas.

Las estrechas relaciones de Estados Unidos con el Tercer Reich

En 2012 se distribuyó “Pactos con el diablo”, un documental de casi una hora de duración (*) que investiga las relaciones entre Estados Unidos y el régimen nazi de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, la implicación de bancos e industrias estadounidenses, y dentro de este período negro de la historia, el holocausto, que Estados Unidos conoce desde su inicio.

Décadas después de la última Guerra Mundial, Fabrizio Calvi, periodista de investigación especializado en asuntos de delincuencia organizada y servicios secretos, investiga sobre aquellos que estaban al tanto de la existencia de campos de concentración antes de su descubrimiento para el gran público. Los documentos desclasificados por la CIA proporcionan elementos de respuesta, e indican que desde 1941 los aliados conocían la situación pero se negaron a divulgarla.

Las relaciones entre Estados Unidos y los nazis durante y después de la Segunda Guerra Mundial, ¿no han revelado a veces pactos con el diablo? Si, tratándose del uso de criminales de guerra durante los turbios juegos de la Guerra Fría. Si el silencio y la inacción significan complicidad, la ausencia de reacción de Estados Unidos ante el holocausto, que conocían desde los primeros momentos, supone también un pacto.

Este excepcional documental extrae sus fuentes del corazón de los archivos desclasificados por los estadounidenses. Fabrizio Calvi, especialista en historia de los servicios de inteligencia, desmonta los mecanismos de la conspiración de silencio que se establece alrededor de la destrucción de los judíos europeos, especialmente con ocasión de la Conferencia de Bermudas sobre los refugiados, en abril de 1943. Junto a Steeve Baumann, periodista y realizador, se sumergen en las 250.000 páginas de informes recién desclasificados por la CIA, el FBI y los servicios secretos del ejército norteamericano, abarcando un período que va de finales de los años 30 hasta el inicio de los 80. Los servicios secretos habrían establecido relaciones con los nazis.

El punto de partida de la investigación es el 8 de octubre de 1998. Bill Clinton firma en Washington la “Nazi War Crimes Disclosure Act” (Ley sobre la Revelación de Crímenes Nazis de Guerra). Tras años de presión, Estados Unidos acepta abrir sus archivos sobre la Segunda Guerra Mundial, pero también para un período mucho largo lo relacionado con los criminales de guerra. Un grupo de historiadores escruta los 8 millones de archivos. Fabricio Calvi y Steeve Baumann han seguido sus pasos, para revelarnos a su vez los secretos turbulentos que dormían desde hacia 80 años en las cajas de los archivos estadounidenses. Tres ejes principales se deducen de esta investigación.

En primer lugar, el período del holocausto. ¿Qué sabían los aliados de la preparación y la ejecución de la solución final? En segundo lugar, los bienes robados a los judíos; los banqueros y los nazis estadounidenses. En tercer lugar, el gran giro de la posguerra; testigos y protagonistas de ese giro de los espías nazis al servicio de sus nuevos jefes estadounidenses han sido hallados, y dan su testimonio. El entrelazamiento de estos nuevos documentos de archivo y de las palabras de los testigos aún vivos redescubren otro período negro de la historia.

Estados Unidos creó la maquinaria de guerra del Tercer Reich

Los enormes capitales estadounidenses que fueron transferidos hacia Alemania desde 1924 bajo la cobertura del Plan Dawes y del Plan Young constituyeron la base sobre la que Hitler iba a construir toda su maquinaria de guerra. Así lo expone el Dr. Anthony C. Sutton en “Wall Street y el ascenso de Hitler”. La aportación proporcionada a Alemania antes de 1940 por el capitalismo norteamericano que preparaba la guerra solo puede ser calificada de fenomenal. Fue sin duda alguna decisivo para la preparación militar de Alemania.

Las pruebas permiten comprender que la economía estadounidense era plenamente consciente de la naturaleza del nazismo, dispuesta a ayudarlo y sostenerlo financieramente por interés personal, plenamente consciente de que eso acabaría en una guerra en la que estarían implicados Europa y Estados Unidos...

Dados los hechos, es imposible alegar ignorancia. Las pruebas establecidas cuidadosamente, que prueban que los ambientes financieros e industriales estadounidenses estaban ampliamente implicados en el ascenso del Tercer Reich son ahora accesibles al público. Se las puede encontrar en los informes y resúmenes sobre las sesiones del gobierno publicadas entre 1928 y 1948 por las diferentes comisiones del Senado y del Congreso estadounidenses.

Una parte de esta historia irrefutable la desvela el historiador G. Edgard Griffin. “Los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial vieron nacer un ‘cártel’ internacional que tenía su sede central en Alemania. Era una fuerza política y económica potente”.

Ese grupo de empresas se llamaba I.G. Farben. En 1928 había desarrollado un método para obtener gasolina a partir de carbón y firmó en 1939 un contrato de licencia con la Standard Oil de Rockefeller. Este último dio a I.G. Farben 546.000 acciones ordinarias por un valor de más de 30 millones de dólares. Mas tarde, I.G. Farben construiría refinerías al lado de los campos de concentración. Los prisioneros fueron obligados a trabajar como forzados, produciendo el mismo gas que luego se usaba en las cámaras. El grupo I.G. Farben, que alcanzó acuerdos de cártel con 2.000 sociedades en todo el mundo, entre ellas Ford Motor Co., Alcoa, General Motors, Texaco y Procter and Gamble, por citar algunas, estaba controlado por los Rotschild, e inyectaba enormes sumas de dinero en la economía alemana, especialmente a los futuros SS.

Más de 100 empresas norteamericanas fueron partícipes en la construcción de la maquinaria de guerra alemana. Entre otras la General Motors, la ITT, Ford, Internacional Harvester, Bayer, Standard Oil, la fundación Rockefeller, etc. Los inversores no preveían negocios a corto plazo, ya que el contrato entre estas firmas y el gobierno alemán estipulaba que no tenían el derecho de sacar de Alemania ni un solo penique (una fracción del marco alemán). A todas luces, esto era algo preparado hasta los menores detalles. Sin embargo, solamente los iniciados estaban al corriente.

Pactes avec le diable. L'Amérique et le 3ème Reich
http://www.youtube.com/watch?v=cgLf3-dDb8o

Deutsche Bank admite que se está preparando para el hundimiento financiero

El banco alemán Deutsche Bank, el mayor de Europa, ha admitido que está mal y se prepara para lo peor. Reconoce que se encuentra en un estado de “represión financiera”, tratando de impedir su desplome por medio de “tampones”.

Los bancos centrales tratan de frenar la crisis mediante compras de activos desvalorizados, tipos de interés negativos y otras medidas de política monetaria, pero cualquier “choque económico externo” puede acabar con el mercado.

Los beneficios de la banca han caído un 98 por ciento el mes pasado y las cotizaciones bursátiles están en los niveles anteriores a 2002.

Es parte del panorama financiero descrito en un informe elaborado por Dominic Konstam, responsable mundial de investigaciones sobre los tipos de interés del Deutsche Bank, en un informe, en el que habla de un “hundimiento de los activos de riesgo” que podría causar “pánico”.

El banco alemán se encuentra a la espera de las decisiones del Banco Central Europeo para reflotar las finanzas italianas, así como de la situación en Japón, mientras que, en un alarde originalidad, Konstam vuelve a las tonterías sobre el “helicóptero del dinero” para lanzar billetes desde el aire.

Las tonterías de Konstam no acaban ahí. También dice que el capitalismo financiero aún podría aguantar varios años más si no hubiera nada que rompiera “el sistema” porque hay medios para evitar las “rupturas” o, al menos, corregir el impacto de los tipos negativos. Aún quedan “formas dulces” de salvamento para los bancos, añade.

A comienzos de este mes, el economista alemán Martin Hellwig, director del Instituto de Investigación Max Planck, consideró que la situación del banco es irreversible y recomendó su nacionalización pura y simple.

Esto no es una crisis; esto es el capitalismo: se privatizan los beneficios y se nacionalizan las pérdidas. Si todo va bien se aprovechan cuatro y si va mal se perjudican 40 millones.

Aquí sólo tenemos una duda. No sabemos si cuando se hunda el Deutsche Bank alguien se acordará de Grecia y de lo que dijeron y escribieron entonces, ni si saben diferenciar la quiebra de un país capitalista irrelevante, con la de una potencia económica como Alemania.

martes, 23 de agosto de 2016

Estados Unidos planeó la creación de campos de concentración para emigrantes en 1986

Mucho antes que Guantánamo y Trump, el antiguo presidente de Estados Unidos Ronald Reagan ya planeó internar a los emigrantes en campos de concentración en los años ochenta del pasado siglo.

El plan se basaba en la experiencia previa de la Segunda Guerra Mundial, cuando los ciudadanos estadounidenses de origen japonés fueron recluidos en campos de concentración.

En el plan, el gobierno de Reagan elaboró un listado de países de los que Estados Unidos no admitiría ningún refugiado ni inmigrante, especialmente magrebíes. Se trata de Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Siria, Jordania, Líbano e Irán

El plan aparece en un documento secreto de 40 páginas redactado en 1986 que ahora se ha desclasificado. Lo ha publicado la revista “Politico” en su página web (*) y muestra que los emigrantes procedentes de los países de la lista negra debían ser deportados hacia los campos de concentración que se pensaban levantar en el sur de Florida.

Los campos estarían compuestos de tiendas y vallas con alambres de espino y torres de vigilancia. La reclusión de los emigrantes sería provisional, a la espera de su deportación definitiva al país de origen.

El documento tiene un anexo con un censo de 230.000 extranjeros procedentes de los ocho países del listado que debían ser internados en los campos.

En Estados Unidos hay actualmente 800 campos de concentración del FEMA, una oscura agencia de gestión de desastres naturales, preparados para comenzar a funcionar y a la espera de prisioneros. En realidad, es una medida prevista contra motines, levantamientos y sublevaciones en masa de la población.

(*) http://www.politico.com/magazine/story/2016/08/secret-plans-detention-internment-camps-1980s-deportation-arab-muslim-immigrants-214177

Una yihadista puede llegar a la Casa Blanca de la mano de Clinton

Abedin, una yihadista en la Casa Blanca
Los vínculos de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, con el yihadismo son tan sumamente estrechos que la jefa adjunta de su campaña electoral, Hyuma Abedin, trabajó durante 10 años como redactora jefe adjunta de una revista musulmana yihadista.

Abedin simultaneaba su trabajo en la revista con su trabajo en la Casa Blanca, donde se convirtió en una estrecha colaboradora de Clinton, cuando ésta era la “primera dama”.

La publicación se llama “Journal of Muslim Minority Affairs”, estaba dirigida por su madre y financiada por Arabia saudí. El diario New York Post asegura (*) que dicha publicación se pronunciaba contra los derechos de las mujeres y acusaba al gobierno de Bush de haber volado las Torres Gemelas en 2001.

En 1995 la número dos de Clinton llegó a publicar en su revista que la violencia de género es un resultado natural del “estrés” al que se ven sometidos los hombres cada día.

La redactora también sostuvo que las mujeres que paseaban descubiertas por la calle eran las que provocaban las violaciones.

Con respecto al atentado contra las Torres Gemelas en 2001, el diario yihadista indicó que “Estados Unidos estaba destinado a padecer un atentado terrorista a causa de las sanciones impuestas a Irak”.

Si Clinton gana las elecciones, una yihadista llegará, pues, a la Casa Blanca como jefa de la administración presidencial.

(*) http://nypost.com/2016/08/21/huma-abedin-worked-at-a-radical-muslim-journal-for-10-years/

El FBI descubre otros 15.000 documentos más de Hillary Clinton

El FBI ha descubierto casi 15.000 documentos vinculados al caso de los correos electrónicos de Hillary Clinton. El juez federal James E. Boasberg ha ordenado al Departamento de Estado que revise y evalúe los nuevos mensajes con el objetivo de que sean publicados.

Este nuevo paquete de correos, que se suma a los 30.000 documentos que entregaron los abogados de Clinton en 2014, fue encontrado durante la investigación del FBI sobre el uso que la aspirante demócrata hizo de un correo electrónico privado mientras era secretaria de Estado (2009-2013).

El Departamento de Estado se ha comprometido a publicar los documentos y ha asegurado que está priorizando la revisión de estos nuevos 14.900 correos. Los mensajes tratan tanto asuntos personales de la candidata como otros relacionados con su función pública.

El juez ha dado al Departamento de Estado un mes para evaluar la documentación, por lo que se espera que el 23 de septiembre se concrete un calendario para publicar esta nueva tanda de correos. Sería entonces posible que algunos de estos mensajes sean publicados antes de las elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo 8 de noviembre.

El equipo de la candidata demócrata ha explicado que no sabe qué tipo de material ha encontrado el Departamento de Justicia. “Hillary Clinton ha provisto al Departamento de Estado de todos los correos electrónicos relacionados con su trabajo que estaban en su poder en 2014. No estamos seguros de qué material adicional se trata el localizado por el FBI”, ha explicado el portavoz de Clinton, Brian Fallon, en un comunicado.

El caso de los correos electrónicos se desató a comienzos de 2015, cuando los medios estadounidenses revelaron que, durante sus cuatro años en el Departamento de Estado, Clinton usó siempre una cuenta personal para sus comunicaciones, con un servidor privado.

¿Que demuestran los correos electrónicos de Clinton?

Primero, que Google y Al-Jazira se inmiscuyeron en la Guerra de Siria. De acuerdo con un correo electrónico enviado a Clinton en 2012 por el presidente de la empresa Google Ideas (ahora Jigsaw), Jared Cohen, el monopolio informático estaba interesado en inducir a los altos funcionarios de Siria para que se unieran a la oposición. En su carta Cohen también señala que la cadena Al-Jazira ayudaba a Google en esta tarea.

Segundo, que después de la agresión francesa y británica a Libia en 2011, sus gobiernos respectivos aspiraban a controlar el petróleo del país norte-africano. Lo revela un correo electrónico enviado a Clinton por un amigo de la familia, Sidney Blumenthal. De acuerdo con esta información, Francia presionó al nuevo Gobierno de Libia exigiendo para empresas francesas los derechos exclusivos sobre un 35 por ciento de la industria petrolera del país.

Tercero, que Estados Unidos ayudó a Turquía a luchar contra el PKK. Otro correo electrónico recibido por Clinton muestra que el gobierno estadounidense pidió al periódico “Washington Post” que modificara un artículo sobre la cooperación entre la inteligencia estadounidense y turca en la lucha contra los independentistas kurdos.

Los trapos sucios de Turquía y la Unión Europea salen al aire

El 16 de agosto la cadena pública de televisión ARD difundió extractos de un documento confidencial del Ministerio alemán de Interior que calificaba a Turquía de “plataforma de los grupos islamistas de Oriente Medio” por su apoyo “a los Hermanos Musulmanes en Egipto, a Hamas y a los grupos armados islamistas en Siria”.

La divulgación de los “trapos sucios” de Erdogan fue una pequeña venganza que se tomó el gobierno de Merkel por el fracaso del golpe de Estado en Turquía el 15 de julio y las imputaciones que han ido llegando procedentes del gobierno de Erdogan sobre la intervención de la OTAN y los imperialistas en el mismo.

Tras la divulgación, el gobierno de Ankara pidió explicaciones, al tiempo que denunciaba una política de “dos pesos dos medidas” procedentes de ciertos círculos políticos en Alemania.

Durante una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio alemán de Interior, Johannes Dimroth, quiso rectificar el contenido claramente incriminatorio documento confidencial diciendo que el Ministerio no era “experto” en la materia y que “por error” la respuesta se redactó sin la intervención del Ministerio de Asuntos Exteriores.

“Estamos firmemente convencidos de que Turquía [...] es el socio más importante en lo que concierne al llamado Califato Islámico”, dijo el portavoz, mientras la de otro Ministerio, el de Asuntos Exteriores, Sawsan Chebli, aseguró que ellos no estaban de acuerdo con el documento confidencial.

En junio Erdogan se entrevistó con Jaled Mechaal, dirigente de Hamas que, según Estados Unidos y la Unión Europea, es una organización terrorista. Hasta la fecha, en numerosas ocasiones el presidente turco ha repetido su apoyo a los Hermanos Musulmanes en Egipto, donde fueron destituidos del gobierno en 2013 por un golpe de Estado del general Al-Sisi

Los vínculos del MIT, la inteligencia militar turca, con el Califato Islámico, han sido muy estrechos. Algunos batallones turcomanos y uigures de los yihadistas, como los kamikazes que operan en Alepo, están directamente dirigidos por oficiales turcos.

Este tipo de situaciones, con los trapos sucios por los aires, forman el escenario perfecto para confirmar muchos datos, aunque la mayor parte de ellos sean sabidos de antemano y, sobre todo, para comprobar las contradicciones y el grado de deterioro al que llegan unos y otros.

En el caso de Austria, la diplomacia turca ya ha retirado a su embajador y ha calificado el gobierno de Viena como “radicalmente racista”, algo también muy sabido pero que ayuda a ilustrar el alejamiento de Turquía respecto a la Unión Europea.

La piedra de toque sigue siendo la Guerra de Siria, donde el gobierno de Erdogan sigue negociando en secreto con su homólogo de Damasco. Aunque no ha trascendido el contenido de dichas negociaciones, los turcos se han resignado a que Bashar Al-Assad se mantenga en su cargo y ayer el ejército turco bombardeó las posiciones del Califato Islámico en el norte de Siria, según informó la cadena de televisión turca NTV.