viernes, 31 de agosto de 2012

miércoles, 29 de agosto de 2012

Huelga salvaje de transportes YA!!!

http://www.primerodemayoextremadura.blogspot.com.es/2012/08/huelga-salvaje-de-transportes-ya.html


Los trabajadores del transporte estamos ya hartos de nuestra situación insostenible. Las continuas subidas de precios del gasoil, el cual tenemos que pagar de nuestro bolsillo, repercuten de manera muy negativa en nuestra ya pésima economía. La bajada de sueldos, las largas jornadas de trabajo, a veces con horarios de hasta 12 horas, la negativa a conceder bajas por enfermedad por parte de empresarios sin escrúpulos y otras muchas medidas de sobreexplotación nos llaman a organizarnos y responder con contundencia.

No tragamos con el cuento de que no existe otra alternativa. Nuestro sufrimiento no es casual, los parásitos de nuestros jefes, políticos y demás calaña (liberados sindicales incluidos) necesitan de este dolor para continuar con su vida de lujo y privilegios. Sus beneficios están manchados con la sangre y el sudor de los trabajadores que se dejan el pellejo para recibir unas migajas que les permitán subsistir.

 Nuestra propuesta es clara, estamos axfisiados, y no nos valen medias tintas como nos proponen los sindicatuchos. Llamamos a una huelga total y salvaje, sin servicios mínimos, donde el país se paralice, pues como se demostró en anteriores huelgas de nuestro sector podemos hacer mucho daño con acciones de este tipo y así obtener nuestras reivindicaciones fundamentales.

 Los trabajadores del transporte nos sentimos parte también de la clase obrera y por ello, a la vez que animamos a la organización y la lucha independiente en nuestro sector, nos solidarizamos con todos los conflictos obreros que surjan y somos conscientes de que solo la unión del conjunto de currelas podemos vencer a nuestros enemigos.

 ¿Asfixiado por la subida del gasoil? 

 HUELGA SALVAJE DEL TRANSPORTE YA!!! 

 HAY QUE ARMARLA 

 Círculos Obreros del Transporte-Extremadura.

XXXI Cabodano do asasinato de Abelardo Collazo Arauxo


O próximo 29 ade agosto cumpriranse 31 anos do asasinato de Abelardo Collazo Arauxo en Madrid. Sobre as cinco da tarde daquel fatídico día, Abelardo ten unha cita con outro obreiro vigués, Luís Fernández González, “O Ché”. Ambos son combatentes dos GRAPO. As oito e media do serán soben pola madrileña rúa de Bravo Murillo e collen pola rúa Coruña. Mentres, a policía prepara a emboscada. O lugar está pouco transitado; é o sitio idóneo, sen testemuñas. Varios policías aproxímanse polas costas e, sen mediar palabra, descargan as pistolas sobre os corpos de Abelardo e máis O Ché. Xa no chan, rematan a Abelardo. Xosé Luís recebará varios impactos; un tiro secciónalle a medula espinal a altura do peito, quedará parapléxico de por vida.
Abelardo era un mozo de Teis, que traballa dende os doce anos. A finais dos anos sesenta, cando comeza a rexurdir o movemento obreiro en Vigo, volta da emigración en Francia onde estivera a traballar; axiña entra a formar parte das Xuventudes Comunistas do PCE en Galiza. Ao pouco Abelardo salienta como organizador e dirixente nato entre os compañeiros pola súa seriedade, disciplina, entrega… máis por riba de todo porque é quen de darlle sentido revolucionario á loita, máis alá dos textos e das consignas oficiais dos carrillistas do PCE. Así comezarán os desencontros e os primeiros choques cos dirixentes carrillistas, friccións que favorecerán a configuración dunha corrente verdadeiramente comunista no seo do PCE.
Esta confrontación cos representantes da política burguesa nas filas obreiras vai manifestándose cada día máis claramente na loita política, na loita sindical, etc, até adquirir un carácter verdadeiramente antagónico, que amosa a imposibilidade de manter un traballo comunista de rectificación no seo do PCE. Será nese momento cando a corrente proletaria que personifica Abelardo, racha cos carrillistas e dá lugar á formación daOrganización Obreira (O.O). O papel desta nova organización comunista revelarase en toda a súa dimensión cando se pon ao fronte da Folga Xeral de setembro do 72 en Vigo.
Mais Organización Obreira e Abelardo, ao mesmo tempo que rachan cos carrillistas, presentan como unha necesidade política prioritaria a reconstrución do partido proletario. Traballando nesa perspectiva é cando comezan os contactos coa Organización de Marxistas-Leninistas de España. O que comeza cun intercambio de experiencias, debates a a colaboración práctica entre ambas as dúas organizacións, remata cun fondo entendemento entre comunistas que dá lugar ao nacemento da Organización de Marxistas-Leninistas de Galiza que de seguido fusionarase coa OM-LE. Abelardo alenta este proceso que culminará coa reconstitución, en xuño de 1975, do Partido Comunista, agora baixo as siglas PCE(r). O camarada “Alfonso”, como se lle coñecía na Organización, será tamén membro fundador dos Grupos de Resistencia Antifascista Primeiro de Outubro, GRAPO.
A noticia do asasinato do tiroteo que remataría coa morte de Abelardo e deixaría malferido a Luís Fernández, provocou unha reacción de ira sen precedentes na recente historia da Galiza. O enterro de Abelardo Collazo en Vigo congregou unha multitude de obreiros. A Asemblea para Ceibar aos Presos Políticos Galegos (ACPG), convocaría unha folga xeral na comarca secundada por numerosos obreiros e unha manifestación a que acudiron en torno a mil persoas e que acabaría con duros enfrontamentos coa policía. O pobo galego, moi particularmente o proletariado vigués, recoñecía así a un irmán de clase, a un líder indiscutíbel que non dubidou en entregar a súa vida pola causa da República Popular e o Socialismo.

lunes, 27 de agosto de 2012

Documento primero, Charu Majumdar

Nuestras tareas en la situación actual (28 de enero de 1965 - Documento primero)
Charu Majumdar


El gobierno del Congreso ha arrestado a mil comunistas durante el último mes. La mayor parte de la dirección central y provincial está en la cárcel hoy. Gulzarilal Nanda ha anunciado que no va a aceptar el veredicto del electorado (y no lo ha hecho), y ha empezado a contar historias absurdas sobre la guerra de guerrillas. Esta ofensiva contra la democracia ha comenzado a causa de la crisis interna e internacional del capitalismo. El gobierno indio ha ido convirtiéndose en el principal socio político de la expansión de la hegemonía del imperialismo norteamericano en el mundo. El objetivo principal del imperialismo norteamericano es el establecimiento en la India de la base principal reaccionaria en el sudeste de Asia.

La burguesía india es incapaz de encontrar una manera de resolver su crisis interna. La crisis alimentaria perenne, su creciente nivel de precios, están creando obstáculos para el Plan Quinquenal, y como resultado de ello, no hay otro camino para la burguesía india para salir de esta crisis que importar más y más capital imperialista anglo-americano. La burguesía india es incapaz de encontrar una manera de resolver su crisis interna. La crisis alimentaria perenne, su creciente nivel de precios, están creando obstáculos para el Plan Quinquenal, y como resultado de ello, no hay otro camino para la burguesía india para salir de esta crisis importando más y más anglo-capital imperialista estadounidense. Como consecuencia de esta dependencia del imperialismo, la crisis interna del capitalismo no puede sino aumentar día a día. La burguesía india no ha sido capaz de encontrar cualquier manera, salvo acabar con la democracia, frente a las órdenes del imperialismo norteamericano y su crisis interna. Había órdenes imperialistas detrás de estas detenciones, ya que el jefe de la policía “Macbright” se encontraba ya en Delhi durante la detención de los comunistas, y las detenciones masivas tuvieron lugar sólo después de conversar con él. Acabando con la democracia no puede haber una solución a esta crisis, y la burguesía india tampoco será capaz de resolver esta crisis. Cuanto más dependa el Gobierno del imperialismo, más incapaz será de resolver su crisis interna. Cada día que pasa, el descontento popular aumenta, y cada día que pasa, el conflicto interno de la burguesía no puede sino aumentar.

El capital imperialista exige la detención de los comunistas, como condición previa antes de invertir, por lo que también quiere una solución temporal del problema alimentario. Para resolver esta crisis alimentaria, son necesarias algunas medidas para detener el comercio y la especulación en los alimentos, y es por esto que el control es necesario. En un país de economía atrasada como la India, este control siempre se enfrenta a la oposición de un gran sector. Este conflicto de la burguesía no es fundamentalmente un conflicto entre capitalistas monopolistas y la burguesía nacional. Este conflicto es sobre todo entre la comunidad empresarial y los empresarios monopolistas. En un país de economía atrasada, el comercio de alimentos y productos de primera necesidad es inevitable para la creación de capital y el control crea obstáculos en la creación de este capital, y en consecuencia, el conflicto interno toma la forma de una crisis interna. India es un país enorme. No es posible dominar a los 450 millones de habitantes de este país, siguiendo una política de represión. No es posible para ningún país imperialista asumir una responsabilidad tan grande. El imperialismo americano se escribe con punzadas mortales, manteniendo su compromiso con esos países del mundo a los que aseguró dar ayuda. Mientras tanto, una crisis industrial se ha desarrollado en Estados Unidos. Se puede observar a partir de las palabras mismas del presidente Johnson que el número de desempleados está aumentando en el país. Según el comunicado oficial, cuatro millones de personas están completamente parados, 35 millones de personas están semi-paradas y también en las fábricas el semi-desempleo continúa. Así que el Gobierno de la India no podrá suprimir el descontento creciente de la población. Este ataque a la democracia va a transformar inevitablemente el descontento del pueblo en lucha. Algún indicio de la forma del movimiento de protesta futuro se puede observar en el movimiento por la lengua de Madras. Así, la época que viene no es sólo una época de grandes luchas, sino también una época de grandes victorias. El Partido Comunista por lo tanto tendrá que asumir la responsabilidad de liderar las luchas revolucionarias del pueblo en la época que se avecina, y seremos capaces de desempeñar con éxito esta responsabilidad sólo cuando hayamos sido capaces de construir la organización del partido como una organización revolucionaria.

¿Cuál es la base principal para la construcción de una organización revolucionaria? El camarada Stalin decía: "La base principal para la construcción de una organización revolucionaria es el cuadro revolucionario." ¿Quién es un cuadro revolucionario? Un cuadro revolucionario es aquel que puede analizar la situación por sí mismo y puede adoptar políticas de acuerdo con eso. Él no espera ayuda de nadie.

Nuestros eslóganes organizativos
1. Cada miembro del partido debe formar al menos un grupo de activistas de cinco. Él educará políticamente a los cuadros de este grupo activista.
2. Cada miembro del grupo debe velar por que nadie del grupo esté expuesto a la policía.
3. Debe haber un lugar subterráneo para las reuniones de cada grupo activista. Si es necesario, tendrán que disponerse refugios para mantener uno o dos subterráneos.
4. Cada grupo activista debe tener una determinada persona para los contactos.
5. Debe organizarse un lugar para ocultar documentos secretos.
6. Un miembro del grupo activista debe convertirse en miembro del partido tan pronto como se convierta en un experto en la educación política y el trabajo.
7. Después de que se convierta en un miembro del partido, el grupo activista no debe tener ningún contacto con él. Este estilo de la organización debe estar firmemente adherido. Esta misma organización asumirá la responsabilidad de la organización revolucionaria en el futuro.

¿Cuál será la educación política?
La base principal de la Revolución India es la revolución agraria. Por lo tanto, el principal eslogan de la campaña de propaganda política será hacer que la revolución agraria triunfe. En la medida en que seamos capaces de propagar el programa de la revolución agraria entre los obreros y la pequeña burguesía y educarlos en ello, así van a ser educados políticamente. Cada grupo activista debe discutir el análisis de clase entre el campesinado, la propaganda del programa de la revolución agraria.

¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

jueves, 23 de agosto de 2012

¿Sabías que...


tomado de Mayéutica M-L



... el 24 de mayo de 1984, ante la Comisión del Parlamento de la RFA que investigaba la evasión fiscal de la consorcio de armamentos alemán "Flick", Günter Max Paefgen, socio del consorcio, declaró que el dinero negro evadido del 73 al 76 era entregado a Alfred Nau (tesorero del Partido Socialdemócrata Alemán y presidente de la Fundación Friedrich Ebert) y desviado a los socialfascistas portugueses y al PSOE-GAL para "mantener la situación en esos dos países, que estaban a punto de pasarse completamente al otro lado (sic), para estabilizar la situación en la Península Ibérica y América Latina".



... el actual jefe de la Policía Judicial, fue uno de los 70 policías que torturaron hasta la muerte a Joseba Arregi, militante de ETA.



... en 1946 los EEUU plantearon varias directrices, desde la ocupación militar al pucherazo electoral, en Italia si el PCI ganaba las elecciones. También en 1976. En Francia, en 1948, lo mismo. El Presidente del Banco de Italia escribió "Los americanos me han asegurado que no retirarán las tropas hasta que el "peligro rojo" se haya acabado. No odian a Mussolini, al contrario, lo admiran".



... Rodolfo Almirón, uno de los fascistas fundadores de la Triple A argentina (responsable de más de 2000 asesinatos), fue del 81 al 84 guardaespaldas de otro fascista, Manuel Fraga Iribarne. La empresa de seguridad era propiedad de Antonio Cortina, hijo del ministro de asuntos exteriores de Franco.



... En 1979, durante las luchas estudiantiles contra la LAU, fueron asesinados por la policía los jóvenes Emilio Martínez y José Luis Montañés. El Ministro del Interior, Antonio Ibáñez Freire (militar y nazi, condecorado con la Cruz de Hierro por Hitler), salió en TVE insultando a los asesinados. Fueron intentados procesar tres policías, pero el magistrado fascista Luis Pérez Lemaur García, deniega el procesamiento, sin embargo, son detenidos dos jóvenes que grabaron un documental sobre los hechos. Cinco años después en el mismo lugar, en una manifestación de homenaje a los dos asesinados, José Luis Carrero Arranz es baleado por la espalda. Afortunadamente, no afectó a sus órganos vitales. En el hospital, los policías se hacen con la bala. Nunca se supo qué policía disparó. Ahora estaba en el ejecutivo el PSOE-GAL y el ex militante del SEU (el Sindicato Universitario franquista y parapolicial) Barrionuevo como Ministro del Interior. Hay cosas que nunca cambian...



... La documentación falsa necesaria para que Felipe González acudiese al Congreso de Suresnes en 1974 fue expedida por el SECED, los servicios secretos creados por Carrero Blanco. El militar que lo acompañó y protegió, José Faura, fue ascendido a jefe del Estado Mayor del Ejército en 1994, con el galoso en la presidencia.



... Enrique Múgica, colaborador de la CIA y el Mossad, se reunió con el general Armada poco antes de la pantomima del 23-F. No extraña que en la lista de gobierno de Armada apareciese como Ministro de Sanidad. Cuando llegó a Ministro de (in)Justicia, Múgica indultó a Armada. Todo queda en familia.



... "No me parece nada mal que 14 o 15 años después del llamado período de consenso pudiera reproducirse un consenso semejante al del Movimiento Nacional (el partido único franquista)" Ramón Jáuregui, secretario general del PSOE-GAL, en "El País" del 9-11-93 [no se cortan un pelo]



... El 16 de junio de 1987, el gobernador militar de San Sebastián, Díaz Losada, declaró que el Ejército respetaría la creación de un Estado federal e incluso la independencia de alguno de los territorios del Estado. Al día siguiente fue cesado por el Ministro de Defensa socialfascista, Narcís Serra [no sea que la gente se hiciese ilusiones y le diera por pensar que el Ejército ha dejado de ser golpista]



... En 1937, el genocida Churchill declaró sobre Hitler "Tengo la esperanza de que si algún día Gran Bretaña es derrotada pueda encontrar un campeón tan indomable para restaurar nuestro coraje y restablecernos en nuestro lugar entre las naciones"



... En mayo del 79, en un Congreso del PSOE-GAL, la gran mayoría de los mil delegados votan una moción discrepante con Felipe Gonzalez, que se negó a formar una Comisión Ejecutiva que respondiera a la decisión congresual. Tierno Galván subió a la tribuna y explicó que si no votaban a González "mañana mismo los alemanes cortan la financiación, en unos días más los tanques ocupan las calles". Ni bajo amenaza y chantaje militar convenció a los delegados. Pero, acto seguido, los cooptados por González suprimieron los controles democráticos del partido. Desde entonces, 100% de apoyo en los sufragios.



... Allen W. Dulles, fundador y primer Director de la CIA, escribió en sus memorias: "Sembrando el caos en la Unión Soviética, sustituiremos sus valores, sin que sea percibido, por otros falsos, y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia.

Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreductible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia. De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. Literatura, cine, teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos. Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas, que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad.
En la dirección del estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas, innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño y la mentira, el alcoholismo la drogadicción, el miedo irracional entre semejantes, la traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos, y ante todo el odio al pueblo ruso; todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor. Sólo unos pocos acertaran a sospechar e incluso comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos. Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos, pervertiremos ..."



... el diario "The independent" publicó en 1993 la información de que Diego Rivera y Trotski habían sido confidentes del FBI, dando información sobre comunistas mexicanos y presuntos "estalinistas", gracias a la investigación del historiador William Chase. http://www.independent.co.uk/life-style/diego-riveras-dirty-little-secret-his-murals-are-magnificent-celebrationsof-socialism-his-friendship-with-trotsky-and-his-marriage-to-frida-kahlo-are-leftist-legend-but-new-evidence-shows-that-he-betrayed-his-comrades-to-his-enemies-phil-davison-reports-1506467.html



... Un acta soviética de 1927 refleja el amplio y prolijo debate público, en el que participaron militantes del PC(b), de los sindicatos, del Ejército Rojo y de los Soviets antes del XV Congreso: las tesis del Comité Central han sido debatidas en 10.711 reuniones de las células; han asistido a las reuniones 730.862 militantes; han votado a favor de la línea del Comité Central 724.066 de los asistentes; en contra, 4.120 (el 0'5 por ciento) y se han abstenido 2.676 (el 0'3 por ciento)



... En el III del POSDR los bolcheviques aprobaron la creación de destacamentos armados. Una de las acciones más espectaculares de estos destacamentos fue ejecutada en junio de 1907 cuando asaltaron en Tiflis un furgón blindado del Banco del Estado. El jefe del destacamento que operaba en el Cáucaso, formado por 20 militantes y 5 adjuntos, entre ellos dos mujeres, era un armenio, Petrosian, conocido bajo el nombre de guerra de Kamo que llegó a entrar en la leyenda de la revolución, hasta el punto de que Gorki escribió sobre él un perfil literario. Había perdido una de sus orejas en una acción armada y fue cuatro veces condenado a muerte, que le fueron conmutadas por una pena de 20 años de reclusión. Otro ejemplo: en 1910 Stalin organiza el asalto con explosivos al Banco Popular Ruso, muy cerca de la fortaleza de Pedro y Pablo, logrando rescatar un botín de 350.000 rublos. También la Ojrana atribuyó siempre al joven Koba el lanzamiento de una bomba desde el tejado del Palacio del Príncipe Sumbatov. La hedionda y felona socialdemocracia, indignadísima, exigió a los bolcheviques disolver los destacamentos armados. Obviamente, no lo hicieron.



... Joan E. Garcés escribió: "El partido único del régimen franquista fue en la práctica reconvertido después de 1975 en una versión plural de un partido dominante subyacente" (Soberanos e Intervenidos)



... el sociólogo francés Georges Gurvitch: "Sin una revolución social la sociedad europeo-occidental sólo verbalmente puede eludir el riesgo del fascismo" (Quel avenir attend l'homme)

... "En el caso del GRAPO en España, sospechar que actuaba utilizado por la extrema derecha -sospecha que sigue siendo válida-, hablar del 'extraño GRAPO', convertir la sigla en un sustantivo casi insultante -'los grapos'-, analizar sus textos y descubrir en ellos incoherencias, barbarismos, coincidencias de sus intereses con los golpistas de la extrema derecha, con la KGB, con la CIA o con quien sea, puede ser mecanismo útil para destrozar la imagen de la organización terrorista y con ello hacer muy difícil su implantación" Juan Tomás de Salas, periodista-policía director de Diario 16; Conferencia Europea sobre Terrorismo, Estrasburgo, 1980 [todo vale en la guerra sucia]


... el Dr. Diego Figuera, agente del CESID y que se puede ver en esta foto con Carrero Blanco (http://www.castillo-olivaresjl.com/carrerobl.JPG) fue el responsable de más de mil asesinatos por sus absurdos y millonarios inventos, participando también en la "Operación Shuto", en la que los servicios secretos experimentaron con indigentes para una acción de guerra sucia. El colectivo de víctimas se ha organizado en la asociación AVISE (http://aviseasociacion.com/)



... Otro de los asesinatos masivos del imperialismo fue el llamado "síndrome de la colza", que nada tenía que ver con el aceite. Aquí se puede leer aún el artículo de "Cambio 16", en base a las investigaciones del Dr. Muro, que el PSOE-GAL se quitó de encima: http://www.galeon.com/ignaciodarnaude/textos_diversos/Aceite%20colza%20toda%20la%20verdad.html

A raíz de este artículo el director fue despedido, los periodistas fueron trasladados, la publicación rectificó y a partir de entonces comenzó a recibir cuantiosas subvenciones de Bayer y de la UE en forma de anuncios publicitarios.


... "[...] En el asunto de la "mafia policial" se investigaron las importantes relaciones de importantes joyeros como Mariano Loriente y Federico Venero con policías, a su vez relacionados con la desaparición en dependencias policiales de un confidente de la policía, "el Nani". El jefe de la brigada anticorrupción vinculó ante el juez los casos Nani y el del joyero Loriente, secuestrado en el 78 y desaparecido en el 83, en el que se vio implicado Messía Figueroa, "el Marqués", agente de los servicios de información y ya implicado antes en el secuestro del también joyero Recaredo González Pazos. La mafia policial, que estaba formada por ex político-sociales (la policía política del franquismo), estaba implicada en el asesinato de más de 7 personas relacionadas con el negocio de la joyería. Confidentes de la policía tras la info recibida por inspectores (de la policía), atracaban o secuestraban a joyeros, algunos de los cuales eran a la vez colaboradores policiales. Una parte sustanciosa del botín de cada robo o secuestro debía ser entregada a los ex político-sociales ahora integrantes de la brigada de información, en varias ocasiones se deshicieron de sus colaboradores para tocar a más... [...] hubo algunas cabezas de turcos, pero otros implicados como el comisario Ángel Ortega en el 88 se veía como jefe de la academia de policía. O Rodríguez Colorado, que en el mismo año accedió al cargo de director general de policía"

(http://www.ucm.es/info/eurotheo/e_books/jjalcalde/servicios_secretos/index.html)


LA CAVERNA JUDICIAL

... Francisco José Hernando, Presidente del Tribunal Supremo y Presidente del Consejo General del Poder Judicial, declaró que que Scotland Yard había hecho muy bien matando y rematando al obrero brasileño Menezes en el metro de Londres porque estamos ya en la "III Guerra Mundial". Más tarde comparó al idioma catalán con las sevillanas.


... el nazi Fungairiño declaró que lo de Pinochet en Chile no había sido un golpe (de Estado) sino sólo un "paréntesis constitucional".



... Roberto García-Calvo, muerto recientemente, declaró cuando dejó su puesto de Gobernador Civil de Almería, en el 77, "me voy a Madrid a combatir el comunismo". Poco antes había protegido a los guardias civiles que asesinaron al militante de la Joven Guardia Roja, Francisco Javier Verdejo, disparándole por la espalda mientras hacía una pintada que ponía "Pan, Trabajo, Libertad". No llegó a terminar la palabra "Trabajo". Sin embargo, sí mandó detener a amigos y camaradas del asesinado. En julio del 2007 amenazó con una pistola a un conductor, en un incidente de tráfico. Fue enterrado con honores de Estado(fascista).



... Luis Poyatos, que fue fiscal jefe de la Audiencia Nazi (TOP), fue el juez que permitió la fuga de Antonio Tonino Bardellino, dirigente de la camorra napolitana. Internacional Negra, Gladio, neofascistas, mafia, Vaticano, guerra sucia... todo está interrelacionado



LA LEY DEL EMBUDO



... Reciente está el caso de la alcaldesa que dijo que quería a los presos políticos vascos, haciendo referencia a las recientes torturas a las que habían sido sometidos los militantes de ETA Portu y Sarasola. La Audiencia Nazi, intrépida como siempre, no tardó en llamarla al banquillo. Algunos años antes, ante el encarcelamiento de Vera y Galindo, una horda de felipistas, él incluido, se dieron cita ante la prisión con pancartas como "Lasa y Zabala están en huelga de hambre". Aún no tengo noticias de que el PSOE-GAL esté en proceso de ilegalización; vosotros?



... En el 79, el periodista Xavier Vinader publica en Interviú un reportaje sobre las bandas parapoliciales en Euskal Herria. Poco después, ETA mata a dos de los picolos mencionados en el artículo. Vinader tuvo que exiliarse, porque le condenaron a 7 años; en el 84 volvió y pasó 3 meses en Carabanchel (ya se había domesticado). El mismo año, el periodista-policía Alfredo Semprún señala, falsamente, desde su semanario "Blanco y Negro" a Martín Eizaguirre, militante del PCE(r), como "coordinador del terrorismo europeo". Un mes después es tiroteado por mercenarios a sueldo del BVE (entre ellos, Jean Pierre Cherid, ex mercenario del OAS francés en Argelia, reciclado por los servicios secretos españoles y que también actuó bajo las siglas GAL; murió en una acción de guerra sucia y su familia pidió una pensión al Estado español a través de Pacheco "Billy el niño", uno de los torturadores más tristemente célebres del franquismo- hasta en "Cuéntame" le mencionan- que siguió torturando en "democracia"). Que yo sepa, Semprún no tuvo ningún problema con la (in)justicia.



... Para no andarse con tonterías, que sea la Audiencia Nazi (TOP) la que nos ilumine (sin hoguera, espero) con sus peregrinas sentencias: “Los policías José Amedo y Michel Domínguez no pueden ser considerados terroristas porque su conducta no se encaminaba a destruir el orden democrático, sino más bien a defender su estabilidad, aunque por métodos jurídicamente repudiables”.

martes, 21 de agosto de 2012

La vida de los presos antifascistas en la cárcel antes de la dispersión

Extracto del documento 25 años de resistencia en las prisiones, publicado en la sección cárceles de la censurada web antorcha.
En él se relatan cómo vivían los presos antifascistas antes de la dispersión.


Comunas en el interior de la cárcel

El primer y más importante problema que enfrentaron los presos del PCE(r) y de los GRAPO tras su ingreso masivo en prisión a comienzos de 1977, fue el de preservar su condición de presos políticos y llevar una vida colectiva y organizada en el interior de las cárceles. Era la única posibilidad de sobrevivir en las duras condiciones que trataban de imponerles. Dentro de la cárcel, las presas forman la Comuna Carmen López Sánchez y los presos la Comuna Carlos Marx.
La comunas de presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO surgen tras las primeras detenciones masivas en 1977 en las cárceles de Carabanchel y Yeserías, con el objetivo de convertir la cárcel en una escuela de formación política, en un ambiente de trabajo y de disciplina que permita a los comunistas y antifascistas presos frenar los intentos carcelarios de sumirles en la ociosidad, la desesperación, y la degradación que todo presidio impone. Un papel fundamental han desempeñado siempre la limpieza, la seriedad y el orden, porque la lucha no acaba con la detención, sino que sólo cambia de forma al llegar a la cárcel y hay que mantener bien alta la vigilancia y no relajarse, porque entonces la cárcel devora al recluso.
Se crea un comité dirigente y varias células o comandos, cada uno de ellos con tareas específicas a desempeñar, dentro de un plan general trazado por el comité de dirección. Las comunas de presos políticos expresaban los ideales de sociedad por los que luchaban: solidaridad, igualdad y propiedad colectiva. Pero no se trataba sólo de poner en común los recursos de cada cual; no se trataba sólo de unidades de consumo colectivo, a través de la cuales se repartía la ayuda proveniente del exterior, sino fundamentalmente unidades de producción. Por ello, el centro de la actividad de las comunas era el trabajo productivo, consistente en la fabricación artesanal en lana u otros materiales, de bolsos, tocas, mantones, bufandas y otros artículos, así como la confección de tarjetas y carteles con dibujos de contenido político. El objetivo es la financiación completa de los gastos de toda la comuna, para evitar que el encarcelamiento suponga un gasto añadido a las familias.
Por otro lado, por esa vía, se consiguen difundir consignas políticas, continuar la labor de propaganda y complementar la labor del Partido en la calle.
Otro de los objetivos fundamentales es el estudio y la discusión política de todos los militantes, para lo que se fue formando una biblioteca muy completa, con la ayuda de amigos, de distribuidoras y de librerías. Los libros sirven de material fundamental para el estudio y la elaboración de análisis de lo más diversos, no solamente sobre cuestiones políticas, sino también económicas, culturales, históricas, etc. Un material de trabajo fundamental es la prensa, que aportan las visitas de todos los rincones del país, e incluso del extranjero. También se elaboran murales y dazibaos en los que se resumen las discusiones o se plantean críticas para sean conocidas por todos.
Sin embargo, no todo es el trabajo; los fines de semana se utilizan para la expansión y la diversión, especialmente las de carácter colectivo. Aquí juegan un papel fundamental el aprendizaje de canciones revolucionarias, los actos culturales, recitales de poesías y representaciones teatrales, concursos de dibujos, juegos de mesa, competiciones deportivas, etc.

lunes, 20 de agosto de 2012

Los caminos de la revolución en Italia. De los años 70 en adelante.

Tras la traducción del artículo sobre la historia del movimiento comunista en Grecia, nos embarcamos en otra traducción, esta vez desde el francés. He aquí el texto:

Los caminos de la revolución en Italia. De los años 70 en adelante, publicado en los números 4º y 5º de Solidarité Internationale, revista del Socorro Rojo Internacional.

Avisamos de que la traducción puede no tener la misma calidad que la que acabamos de publicar, por el mismo motivo de que estará hecha desde el francés, que a su vez está traducido del italiano, pero no es menos cierto que se hace necesario hoy en día un conocimiento lo más amplio y correcto posible del movimiento revolucionario europeo, en particular, de las organizaciones más destacadas, en este momento en que el descenso del movimiento revolucionario en los últimos años se ha hecho notable y el movimiento de masas empieza a resurgir.

Dada la longitud del texto, su traducción la publicaremos en partes, cada una de ella en una entrada, que podrán consultarse desde esta misma publicación.


Índice:

- 7. El acuerdo polifónico de Autonomía Organizada
- 8. 1977: año terrible
- 9. Fin  de 1977: comienzo de una nueva etapa
- 10. La campaña de primavera: la operación Moro
- 11. 1979: entre potencialidades y deriva militarista
- 12. 1980: la primera crisis
- 13. 1981: ofensivas y divisiones
- 14. 1982: la vuelta de la derrota táctica
- 15. La retirada estratégica
- 16. De los años 90 en adelante
- 17. In memoriam

Los caminos de la revolución en Italia. De los años 70 en adelante (parte 1)

Los caminos de la revolución en Italia

Presentación del editor

Hoy, en Italia, decenas de revolucionarios se pudren en la cárcel y centenas de ellos sufren todavía la represión bajo numerosas formas  (semi-detenciones, arrestos domiciliarios, restricciones a la libertad en el ámbito de las liberaciones condicionales…). Para apoyar a estos militantes, la Comisión por un SRI edita este documento, el cual reconstituye la historia densa y rica del movimiento revolucionario italiano, principalmente el de la corriente comunista combatiente. Los autores de este documento son camaradas que han estado implicados en esta lucha. De ellos lleva la marca, no sólo por los italianismos que se han dejado escapar en la traducción [al francés – nota del traductor al castellano], sino también y sobre todo por un cierto número de apreciaciones, de críticas y análisis – formando en conjunto un material de información y de reflexión de una calidad excepcional. Trabajo dedicado especialmente a todos los camaradas caídos en el curso de la lucha, a los que hemos querido recordar en el último capítulo.

Los caminos de la revolución en Italia. De los años 70 en adelante.

1. Prólogo

Este trabajo quisiera ser una contribución a la memoria, particularmente para los camaradas y proletarios de otros países, a los que después de años nos hemos unido en un proceso común para construir un Socorro Rojo Internacional. Es en los intercambios intensos y vivos que hemos entablado, por Europa, Turquía incluida, en este proyecto y en esta comunidad de lucha y de solidaridad, en donde se necesita la idea de tal contribución, constatando la demanda de conocimiento sobre todo por parte de los nuevos camaradas. Se han publicado muchos textos, pero fueron en gran parte elaborados con la intención de hacer pedazos, mejor dicho en términos de historia, embalsamar,  transformar una realidad viva en icono, como decía Marx, con autoironía premonitoria es la menor manera de asesinar a alguien, asesinar su pensamiento. Entre los arrepentidos/disociados y los periodistas profesionales del asesinato de la verdad, la producción de basura que está a la altura de lo que está en juego: sepultar la tendencia a la revolución proletaria.

Así pues, hay muy pocos textos serios. Aquí intentamos, de forma modesta, de ofrecer una reconstrucción que dé cuenta a la vez de los hechos y de los desarrollos político-ideológicos que los produjeran, todo ello entremezclándose con los impulsos fundamentales (y, en última instancia, determinantes) sociales, de clase, hacia la Libertad. Hay también, irremediablemente, un punto de vista.  El de los militantes que han pasado estos años y que forzosamente tienen unos conocimientos limitados; en gran parte tirando del balance del patrimonio que el propio movimiento revolucionario ha elaborado. Somos conscientes de eso y dejamos abierto este trabajo a correcciones y complementos, en disculpa por los inevitables errores y lagunas.

Existe, también, un punto de vista, partidista: el de los militantes que continúan trabajando para que la revolución sea un hecho.

jueves, 16 de agosto de 2012

18 muertos a manos de la policía en Sudáfrica durante una huelga


La Policía sudafricana ha disparado hoy jueves por la tarde sobre miles de mineros que se estaban manifestando armados con palos y machetes y, al parecer, ha matado a varios y herido a muchos más, según diversas informaciones. Un reportero de la agencia de noticias sudafricana SAPA dijo haber contado 18 cadáveres en la mina de platino de Lonmin, lugar de las protestas situado a cien kilómetros de Johannesburgo. Fotografías e imagénes de televisión muestran a los policías con chalecos antibalas y rifles de asalto y, en el suelo, cuerpos ensangrentados de mineros.
Los disturbios comenzaron el pasado viernes día 10, cuando unos 3.000 mineros abandonaron sus puestos de trabajo en la mina para protestar por sus condiciones salariales. La empresa llamó a esta acción una huelga ilegal.
Los mineros que intentaron acudir a sus puestos el día siguiente fueron atacados, según dijeron fuentes de la empresa y del Sindicato Nacional de Mineros de Sudáfrica (National Union of Mineworkers, NUM, en inglés).
"Los trabajadores en huelga continúan armados y sin trabajar", había dicho en un comunicado enviado hoy antes de estos sucesos la empresa, Lonmin. "Esto es ilegal", añadía la empresa, que había amenazado con despedir a los mineros que no fueran a trabajar mañana viernes. Lonmin es la tercera mayor productora de platino del mundo.
La violencia de los enfrentamientos ha ido en aumento día tras día y ha involucrado a trabajadores afiliados a la NUM y a los de otro sindicato rival, la Asociación de Mineros y Trabajadores de la Construcción (Association of Mineworkers and Construction Union, AMCU, en inglés). 
El pasado domingo, un grupo de manifestantes mató a dos guardas de seguridad tras haber prendido fuego a su coche. Un día después, el lunes, las fuerzas de seguridad no pudieron detener a otro grupo violento, que acabó matando a dos trabajadores y a dos policías. Éstos respondieron abriendo fuego sobre los manifestantes y matando a al menos tres de ellos, según informaron las autoridades y la propia Policía.
La situación pareció calmarse el martes pero ha vuelto a explotar con los enfrentamientos de hoy entre la policía y los mineros que permanecen en huelga.

domingo, 12 de agosto de 2012

La lucha de los comunistas griegos contra el revisionismo

Movimiento por la Reorganización del Partido Comunista de Grecia (1918-1955)

a)      Los sucesos de Taskent

A finales de agosto de 1949, después de tres años y medio de lucha armada contra la reacción monárquico-fascista griega y el imperialismo angloamericano, siguiendo una decisión tomada por el Comité Central del Partido Comunista de Grecia (KKE), los partisanos del Ejército Democrático de Grecia (DSE) dejaron atrás su patria y se replegaron a Albania. Fue un exilio masivo. En 1949-1950, un número total de 55.381 personas (de las cuales un 67,6% eran adultos de 18 a 55 años, un 1,7% eran muy ancianos y 17.352 eran niños de hasta 17 años) abandonaron Grecia y se asentaron en las diferentes Repúblicas Populares y en la Unión Soviética. Casi 18.000 refugiados comunistas se fueron a Taskent, la capital de la República Socialista Soviética de Uzbekistán, donde fueron organizados en campamentos residenciales llamados Politeias.

Después de haberse adaptado a las nuevas condiciones de vida, los comunistas griegos procedieron a reorganizar su partido. Del 10 al 14 de octubre de 1950, la III Conferencia del KKE tuvo lugar. Este organismo purgó a casi todos los oportunistas del partido. Por primera vez desde 1940, se le asestó un duro golpe al oportunismo de derecha y a todos los oportunistas que habían traicionado el movimiento popular durante la época de la ocupación nazi habiendo firmado los acuerdos en Lebanon (20/5/1944), Gazerta (26/9/1944) y Varkiza (12/2/1945) y a quienes, además, habían saboteado el desarrollo y el aumento del DSE durante la guerra civil.

Poco después de la muerte de Stalin en 1953, la fracción revisionista de Jruschov, Mikoyan y Brezhnev que se impuso en el PCUS empezó a aproximarse a los secretarios [generales] de los Partidos Comunistas para evaluar su buena disposición a adoptar su línea contrarrevolucionaria. Ellos descubrieron que la dirección del KKE encabezada por Nikos Zachariades no quería abandonar el revolucionario camino marxista-leninista-estalinista y seguir el rumbo revisionista antiestalinista. En particular, ellos pidieron que revisara su actitud en tres cuestiones fundamentales del movimiento comunista internacional:

1)      Considerar la Yugoslavia capitalista como un país “socialista”.

2)      Volverse contra Stalin escribiendo artículos en Pravda sobre el “culto a la personalidad” – este infame mito jruscheviano de origen idealista.

3)      Consentir la liquidación de la Kominform.

La respuesta dada por el gran e inquebrantable líder comunista sobre todas las cuestiones de arriba fue negativa.

Cuando los miembros de la camarilla revisionista jruscheviana tuvieron la certeza de que este tipo de presión no tendría ningún efecto, intentaron formar una fracción oportunista de derecha en la Organización del Partido de Taskent (KOT) – la más Organización del KKE más grande en los países socialistas – y hacer que se hiciese con la dirección de la Organización. Por desgracia para ellos había una falta de apoyo a ello salvo por unos pocos oportunistas. La dirección revolucionaria del KKE liderada por Nikos Zachariades actuó inmediatamente; los líderes de la fracción fueron desenmascarados y sacados de la dirección de la KOT.

Nikos Zachariades, hablando en una reunión de cuadros del Partido en el teatro Mu Ki Mi en Taskent, dijo lo siguiente, entre otras cosas: “Camaradas, varios de los que han hablado atacaron a Demetriou y más o menos lo consideran el líder de los revisionistas. Demetriou, camaradas, es sólo la punta de la cola de un elefante torpemente camuflado. El deber serio e histórico asignado a todos nosotros es tirar de esta cola de manera que el mundo entero vea el elefante: Jruschov” (K. Karanikola, “Mia lefki selida tou KKE”, p. 59).

El enfrentamiento entre los miembros de la fracción y el resto de los comunistas griegos se fue intensificando y la situación en Taskent fue muy tensa durante el periodo de agosto y septiembre de 1955. En tal ambiente, se hicieron tres intentos de asesinato contra Nikos Zachariades. En el primero, el Coronel armenio de la KGB Saakov intentó darle un helado envenenado pero Zachariades rechazó estar siempre al cuidado de qué y dónde comía. En el segundo, alguien le lanzó un pesado ladrillo mientras estaba pronunciando un discurso en una reunión del partido; Zachariades lo esquivó en el último momento (Ahillea Papaiaonnu, “H apagoreumeni eikona – Dioktes kai ieroktonoi tou Nikou Zachariades”, Atenas 2004). En el tercero, el mejor organizado de los tres, tres individuos emboscaron el coche que iba a llevarle al aeropuerto. El plan fracasó sólo porque Niyazov, el secretario general estalinista del PC de Uzbekistán, se dio cuenta de ello y avisó a Zachariades.

“Había una buena razón por la que los revisionistas querían exterminar a Zachariades, ya en 1955. Sabían muy bien que si Zachariades hubiera estado presente en el XX Congreso, él habría desbaratado sus planes al menos en relación a la “crítica del culto a la personalidad”. Esto se debía a que Zachariades era lo suficientemente valiente y audaz como para expresar su opinión abiertamente, al contrario que los líderes de los otros partidos comunistas. D. Vlantas (miembro del Politburó del KKE) escribe en su libro, “Nikos Zachariades y 22 compañeros”, lo siguiente: “Cuando llegué a Taskent en julio de 1955, un representante de la dirección soviética me propuso ayudarle a finiquitar el complot que había empezado en 1949 y, ellos, a cambio, me ayudarían a convertirme en Secretario General del KKE. Yo rechacé la propuesta. Zachariades vino a Taskent a mitades de agosto de 1955. Le informé sobre una situación extremadamente crítica. Le acentué que ya no sólo era la Organización de Taskent la que estaba en juego sino todo el partido. Le sugerí que  debíamos volver a Bucarest, la sede del CC, convocar una sesión donde demostráramos la existencia de un complot y luego enviar una delegación a Moscú pidiendo explicaciones. Zachariades rechazó mi sugerencia.”

Cuando hasta la formación de una fracción considerable fracasó, el 9 de septiembre de 1955 el grupo revisionista jruscheviano organizó un sangriento pogromo en Taskent empleando un grupo de oportunistas griegos. Esto fue “una provocación abierta contra la delegación del CC del KKE: el violento y gangsteril asalto a las oficinas donde la delegación tenía su sede y el herimiento de tres de sus miembros” (del V Pleno, en diciembre de 1955). Sobre 200 oportunistas liderados por los líderes de fracción Ipsilantis, Demetriou, Barbalias y otros – que estaban bajo el asesoramiento directo de los revisionistas soviéticos – llevó a cabo un sangriento asalto a las oficinas de la Organización del Partido de Taskent, pero no lograron capturarlos: “a las 4 de la tarde, el 9 de septiembre alrededor de 200 personas se reunieron en el patio del séptimo Politeia junto a los líderes de fracción que estaban animando a sus seguidores con vodka, cerveza y vino” (K. D. Karanikola: “Mia lefki selida tou KKE”, p. 53).

El asalto a las oficinas de la KOT fue precedida por las provocaciones de la fracción en varias Politeias: “En esas Politeias donde los fraccionalistas tenían algún apoyo, como en la 2ª, 3ª, 7ª, 9ª y 11ª, empezaron a saquear las bibliotecas locales y a quemar libros, especialmente aquellos escritos por Zachariades, Bartziotas y otros sobre la lucha del DSE” (ibid. p. 46).

Este actor provocador levantó una protesta entre los miles de miembros del Partido que se apresuraron a defender las oficinas de la KOT. Luego tuvieron lugar enfrentamientos y palizas con los fraccionalistas hasta que la policía y los destacamentos de cadetes vinieron a su rescate. Muchos resultaron heridos y tuvieron que ser transportados al hospital mientras cientos de comunistas griegos eran arrestados, principalmente oficiales de alto rango del DSE, metidos en prisión y luego juzgados por “vandalismo”.

Todos los refugiados políticos en Taskent sabían que los instigadores de los provocadores “sucesos de Taskent” eran los revisionistas jruschevianos que pretendían la liquidación del KKE. Todo el mundo sabía que el puñado de oportunistas griegos estaba en permanente contacto con y bajo el asesoramiento del traicionero grupo revisionista jruscheviano. Uno de los oportunistas más conocidos, Kostas Gritzonas, confiesa: “Una tarde, durante el momento en que los sucesos de Taskent alcanzaban su punto culminante, mientras iba desde el 7º hasta el 9º Politeia junto con el secretario de la KOT, Aristotelis Hatouras, me confió que el movimiento anti-zachariadistas disfrutaba de la ayuda de los soviéticos. Me dejó con el entendimiento de que estaban teniendo conversaciones en privado con los jruschevistas del CC del PC de Uzbekistán” (K. Gritzonas: “Meta to Grammo”, pp. 18-19).

La abrumadora mayoría de los comunistas griegos, más del 95% de los miembros de la KOT, condenaron la intervención de los revisionistas jruschevianos en el KKE y acudieron  para apoyar su partido encabezado por Nikos Zachariades. Su enfrentamiento violento y sangriento con los fraccionalistas fue el primer acto de resistencia en el movimiento comunista contra el revisionismo desde antes del XX Congreso. Esta actitud anti-revisionista fue claramente expresada en el histórico V Pleno del CC del KKE reunido a finales de diciembre de 1955 (26-28/12/1955). Fue histórico porque:

1)      Condenó abiertamente la intervención revisionista anticomunista y jruscheviana en el KKE y

2)      Fue el último órgano convocado de nuestro heroico partido antes de su completa liquidación.

En la decisión del Pleno, en relación con la situación en la KOT, se dice que: “la fracción no habría logrado nada en absoluto si no hubiera recibido la ayuda de ciertos camaradas soviéticos, quienes estaban convencidos de que la fracción era la más fuerte y la parte más pro-soviética de la KOT a la que debían apoyar y ayudar. Este hecho animó a los fraccionalistas aún más a actuar y a declarar abiertamente que “todo lo que decimos y hacemos es aprobado por los soviéticos” (Demetriou) y que “no tengo miedo de nada porque 200 millones de soviéticos me respaldan” (Hatouras) etc. etc.”

El V Pleno fue un auténtico triunfo del bando marxista-leninista en el KKE y de Nikos Zachariades personalmente. Esto es incluso admitido por el máximo líder fraccionalista en la KOT, Demetriou (“Eleutherotypia”, 2004). Sin embargo, la fracción revisionista no estaba todavía completamente derrotada y el resultado de la lucha interna en el KKE estaría contundentemente determinada por la lucha correspondiente en el PCUS entre los partidarios de Stalin y los partidarios de Jruschov.
La abrumadora oposición militante de los refugiados comunistas exiliados de Grecia, encabezados por Nikos Zachariades contra la camarilla jruscheviana en septiembre de 1955 en Taskent, fue cronológicamente la primera en la historia de las luchas del Movimiento Comunista Internacional contra el revisionismo jruscheviano y, también, un punto culminante de la heroica lucha del KKE revolucionario (1918-1955). Si uno toma en cuenta el insólito desastre que siguió inevitablemente a la aplicación del revisionismo jruscheviano a los partidos comunistas (destrucción del socialismo y restauración del capitalismo en la Unión Soviética, la desintegración de la URSS capitalista, liquidación de los partidos comunistas), puede decirse que no sólo fue un punto culminante de la prolongada lucha del KKE estalinista-zachariadista, sino que fue al mismo tiempo un gran y único momento en la lucha del Movimiento Comunista Internacional (Komintern-Kominform) contra la nueva tendencia contrarrevolucionaria y traidora del revisionismo jruscheviano que emergió en sus líneas a mediados de los años 50: fue precisamente este momento el que marcó el comienzo de la más encarnizada lucha político-ideológica contra el revisionismo jruscheviano a nivel internacional, una lucha que siguió durante medio siglo hasta ahora, que aún continúa y que va a continuar en el futuro hasta su victoria final. En este contexto, los “sucesos de Taskent” adquieren una importancia histórica triple:

-          Primero, constituyen la primera intervención abierta y brutal de los revisionistas jruschevianos en los asuntos internos de un partido comunista pretendiendo liquidarlo.

-          Segundo, marcan el inicio de la resistencia y la lucha de los comunistas griegos contra el revisionismo jruscheviano incluso antes de su surgimiento como una completa tendencia político-ideológica en el XX Congreso del PCUS (febrero de 1956).

-          Tercero, estos sucesos alzaron la bandera de la lucha de los comunistas de todos los países contra esta tendencia contrarrevolucionaria. El levantamiento y la batalla de los comunistas griegos en Taskent en septiembre de 1955 marca el comienzo del período de la lucha contra el revisionismo jruscheviano a nivel internacional.


b)      El “VI Pleno”

En febrero de 1956, durante el contrarrevolucionario XX Congreso del PCUS, comenzaron las farsas judiciales contra los comunistas griegos, refugiados políticos, en Taskent. En esta farsa, los veteranos del DSE curtidos en la lucha, como Giorgos Kalianesis (general), Dimitris Vyssios (lugarteniente-coronel) y otros, fueron procesados por vandalismo y vagabundeo. Cumpliendo sus condenas, fueron deportados a Siberia y enviados a campos de concentración “que estaban intencionadamente contiguos a los campos de concentración de criminales de guerra alemanes condenados a 25 años de prisión, la pena máxima según el derecho penal soviético. Los alemanes no trabajaban por su status de “prisioneros de guerra” y, aparte de que se les daba la comida de un soldado soviético, recibían paquetes de medicina y comestibles de la Cruz Roja de la Alemania del Oeste cada diez días. Los refugiados condenados se alimentaban con patatas podridas y cereales molidos y mohosos. Esta “dieta” la seguían bajo condiciones de trabajo pesado y agotador (D. Vyssios: “Carta abierta a M. N. Ponomarov”, antiguo Director del Departamento de Relaciones Internacionales del CC del PCUS, enero de 1991).

La oposición de los comunistas griegos al revisionismo jruscheviano fue expresada en masa. La abrumadora mayoría (95%) de los miembros de la Organización del Partido en Taskent se declaró en contra de la intervención jruscheviana en el KKE y defendió la línea revolucionaria del partido y del CC liderado por Nikos Zachariades mostrando una contundente firmeza y un valor sin precedentes. La actitud de los comunistas cautivos en la cárcel y en los campos de concentración en Grecia fue similar.

Fue precisamente esta abrumadora oposición de los comunistas griegos (que oscila desde el 85 al 95% en Taskent y en las Repúblicas Populares) la que impidió que el KKE fuese transformado en un partido burgués de tipo socialdemócrata. El KKE revolucionario es el único partido comunista de un país capitalista no había sido transformado aún en un partido contrarrevolucionario, burgués, socialdemócrata. Este hecho forzó a los revisionistas jruschevianos a crear un partido completamente nuevo en lugar del viejo.

En el momento del XX Congreso del PCUS, los jruschevianos formaron el infame “Comité Internacional”, el cual supuestamente tenía como objetivo examinar la situación en el KKE. Comprendía cuadros de seis partidos comunistas:

1)      Yugov, del Partido Comunista de Bulgaria

2)      Kovac, del Partido de los Trabajadores Húngaros

3)      Mazur, del Partido Obrero Unificado Polaco

4)      Dej, del Partido de los Trabajadores de Rumanía

5)      Kuusinen, del Partido Comunista de la Unión Soviética

6)      Barak, del Partido Comunista de Checoslovaquia

El presidente del Comité Internacional era, formalmente, Gergiou Dej – el títere de Jruschov – pero de hecho era Otto V. Kuusinen, miembro del Politburó del PCUS. Nikos Zachariades, dirigiéndose a Dej durante uno de las sesiones del comité, dijo lo siguiente en relación a su intromisión en los asuntos internos del KKE: “¿Quién le otorgó el derecho de examinar los problemas del heroico KKE a usted, que dormió en agosto de 1944 bajo fascismo y se despertó un día bajo una República Popular, fundada por los tanquistas rojos que marcharon desde Stalingrado cuando destruyeron la fascista División Rumana y te la ofrecieron a ti como regalo? ¿Qué experiencia tiene usted para criticar la lucha de los comunistas griegos, quienes, dicho sea en su honor, por medio de la lucha, no permitieron ni siquiera a un solo ciudadano griego luchar en el Frente Oriental contra la URSS? (K. Karanikola, pp. 70-71).

El Comité Internacional intervino abiertamente y sin pretextos en el KKE convocando arbitrariamente el infame “VI Pleno” en marzo de 1956. En este encuentro ilícito el informe no fue leído por un griego, sino por el presidente del “Comité Internacional”, Dej. Los antiguos cuadros y los miembros expulsados participaron, pero no el Secretario General, elegido legalmente, del Partido, Nikos Zachariades. La brutal intervención de los revisionistas jruschevianos a través del “VI Pleno” dio como resultado la liquidación actual del KKE (1918-1955). Esto fue llevado a cabo por:

a)      La ilegal y forzosa eliminación de la dirección revolucionaria elegida del KKE, incluyendo al Secretario General del Partido, que fue arrestado y aislado, y designada una dirección títere, oportunista de derecha.

b)      Las expulsiones masivas de miles de comunistas.

c)       La liquidación de las restantes organizaciones del Partido en 1958.

El nuevo partido que fue creado en 1956, el “K”KE [nótese que es una traducción del griego y que las comillas recaen en la sigla “comunista”] no tenía ni tiene ninguna relación en absoluto – ideológica, política y orgánicamente – con el antiguo KKE revolucionario (1918-1955). Fue una escandalosa creación de los revisionistas jruschevianos que adoptaron la línea contrarrevolucionaria y socialdemócrata promulgada en el XX Congreso del PCUS, concretamente la transición pacífica al socialismo. Por esta razón, el nuevo partido ha sido, desde el mismo comienzo, un partido burgués socialdemócrata ya no guiado por el marxismo-leninismo-estalinismo, sino por la tendencia contrarrevolucionaria del revisionismo jruscheviano, una variante de la ideología burguesa.

Un año más tarde, en 1957, los revisionistas del “K”KE convocaron el “VII Pleno”, un encuentro tan ilícito como el VI Pleno. Según las resoluciones de este “pleno”, Zachariades fue incluso despojado de su membresía del partido y condenado al exilio. Además, fue desvergonzadamente acusado de espiar para los alemanes cuando estuvo en Dachau. Un comité especial creado para investigar el asunto no encontró ninguna prueba en absoluto que sostenga esta monstruosa acusación.

c)       La persecución de los comunistas griegos

La gran mayoría de los comunistas griegos bajo el liderazgo de Nikos Zachariades no sólo rechazó ofrecer una firme resistencia contra las resoluciones del XX Congreso y del VI Pleno sino que fueron los primeros del Movimiento Comunista Internacional en hacerlo ya en 1956 – el rechazo del revisionismo por Mao Zedong y Enver Hoxha fue expresado cuatro años más tarde, en la conferencia de partidos comunistas en 1960. Lo que es más importante todavía es que, en el difícil periodo que siguió al XX Congreso, la lucha de los comunistas griegos contra el revisionismo tanto griego como soviético siguió tomando diferentes formas. En 1958, 6000 comunistas de Taskent escribieron una carta a los CC de Partidos Comunistas de la Unión Soviética, China, Italia, Francia, Bulgaria, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía, Vietnam, Cuba, Corea y Albania con respecto a la situación en el KKE. En la primera página de esta carta se menciona lo siguiente: “El actual CC del KKE no es la dirección que encabezó las luchas revolucionarias de nuestro pueblo. Esto es así porque:

1)      El ascenso de esta dirección es el resultado de una provocación política contra el KKE el 09/09/1955 en una de sus organizaciones más grandes, la Organización del Partido de Taskent y, posteriormente, de la arbitraria convención y resolución del VI Pleno en 1956.

2)      La política de esta dirección es la revisión de la línea revolucionaria que el KKE tenía antes del VI Pleno, es la revisión de la teoría marxista-leninista.

3)      A esto le acompaña una línea oportunista que se desvía de los principios marxista-leninistas.

4)      Esta política oportunista, al seguirse, debilita la lucha de nuestro pueblo y pretende subordinar nuestro movimiento a los intereses de la burguesía griega.”

La importancia histórica y política de este documento apenas puede ser sobrevalorada. Aparte de ser un ejemplo de la resistencia contra el revisionismo en el KKE, contiene un exhaustivo esbozo histórico de los asuntos internos del partido abarcando completamente el periodo de antes del XX Congreso. Demuestra más claramente el papel contrarrevolucionario y traidor de todos esos oportunistas, como Vafiades y Partsalidis, que estuvieron en los altos rangos del KKE durante la resistencia armada contra las fuerzas de ocupación alemanas, el imperialismo angloamericano y la reacción fascista griega. Fueron los mismos que acusaron a la dirección de Zachariades de “errores izquierdistas” y “aventurerismo” en relación con la estrategia y la táctica del partido en la guerra civil, en la III Conferencia del KKE en 1950. Finalmente, fueron los mismos que fueron nombrados posteriormente en la dirección del KKE por los revisionistas jruschevianos.

Por su continua y activa lucha contra el revisionismo, miles de comunistas griegos en los años siguientes fueron expulsados por la dirección oportunista de derecha que había sido designada. Otros decidieron desvincularse del nuevo partido burgués y oportunista. Además, estuvieron sujetos a toda una serie de persecuciones a manos de los fascistas que adquirieron distintas formas: vigilancia, espionaje, arrestos, encarcelamientos, deportaciones a Siberia, etc. Muchos cuadros del partido fueron deportados a Siberia y entre ellos el Secretario General del Partido, Nikos Zachariades, que, después de 17 años deportado, murió en Surgut. Los sucesos que tuvieron lugar en Taskent en 1962 son bastante indicativos del ambiente de terror y opresión que había contra los comunistas griegos.

Los secretarios de todas las organizaciones del partido en Taskent y el comité de apoyo a los comunistas encarcelados y deportados de Grecia decidieron organizar un encuentro de masas el 27 de mayo de 1962 para conmemorar el 21º aniversario de la caída de la esvástica de la Acrópolis. Evidentemente, este evento iba a tener mucho éxito y a atraer a muchos griegos de Taskent. La idea de dicho evento atrajo también a muchos partidarios de los revisionistas, que decían que lo veían bien y que iban a participar. De esta forma, el encuentro serviría para salvar la distancia entre los partidarios de los revisionistas y la gran mayoría de los comunistas griegos que se oponían a su línea. Al mismo tiempo, permitiría a cada bando medir su fuerza real; se haría obvio que los revisionistas consiguieron la dirección del KKE sólo gracias a la violencia, el terror, las persecuciones, los chantajes y la intervención liquidadora del PCUS.

Como se esperaba, los preparativos para el encuentro pusieron sumamente preocupados a los revisionistas soviéticos y griegos y, por tanto, hicieron todo lo posible por cancelarlo. Los revisionistas del “K”KE amenazaron con expulsar a cualquiera de sus partidarios que se uniese al encuentro. El CC del PC de Uzbekistán celebró una sesión especial para discutir este evento. Como primer paso, la cabeza de la milicia, el general Sloenensky, llamó a sus cuadros de las organizaciones del Partido en Taskent y los amenazó con medidas duras si se atrevían a participar en el evento. Los administradores de fábrica amenazaron con despedir del trabajo, un castigo ya impuesto a muchos comunistas griegos después del VI Pleno. Todo el aparato del Estado y del Partido se comprometió activamente a cancelar el encuentro.

No obstante, los comunistas griegos, llenos de espíritu combativo, ignoraron las amenazas y la presión psicológica y continuaron con los preparativos. Como resultado, las autoridades soviéticas recurrieron a la fuerza bruta para detener el evento que los asustaba tanto. El 18 de mayo, el primer secretario de la organización del partido de la 9ª Politeia fue arrestado y condenado a 15 días de prisión por vagabundeo. Cuando este arresto se hizo conocido al día siguiente, delegados de todas las Politeias de Taskent fueron al jefe de la milicia para protestar por esto. Aunque él les prometió liberar a Sidiropulos, pronto se enfrentaron a un organizado y bárbaro ataque. La policía fue hacia ellos con furia, empezó a golpearlos con porras y correas y los arrastraron sobre el suelo cubierto de sangre. Sesenta personas fueron arrestadas y muchas de ellas  fueron condenadas por vagabundeo y vandalismo. El 21 de mayo los primeros secretarios de la Organización del Partido en Taskent se presentaron ellos mismos ante las oficinas del comité local del PC de Uzbekistán para protestar por el ataque brutal y las detenciones ilegales que tuvieron lugar el 19. No sólo no recibieron ninguna respuesta en absoluto, sino que también el secretario de la organización del partido de la 13ª Politeia, Petros Touloudis, fue detenido en el acto.

Durante la semana del 21 al 27 de mayo, las autoridades soviéticas desencadenaron un baño de terror nunca antes visto en todas las Politeies de Taskent. Bajo la guía de los revisionistas, la policía entró a la fuerza en las casas de la gente por la noche confiscando dinero y objetos personales. Los retratos de Nikos Belogiannis y los héroes de la Revolución Griega de 1821 que decorarían el lugar del encuentro fueron confiscados y destruidos. El 19 y 22 de mayo, el secretario de la organización del partido de la 5ª Politeia, Mitsos Eleutheriou, y el miembro del comité de la organización del partido de la 4ª Politeia fueron detenidos y tenidos durante mucho tiempo en prisión solitaria. Fueron acusados de “anti-soviéticos” y fueron condenados a 3 y 4 años respectivamente. El 25 de mayo, los secretarios de las organizaciones del partido de la 7ª y 12ª Politeia Achileas Papaioannou y Spiros Stamatakos fueron deportados a Kazajstán. Muchos otros los acompañaron.

Las persecuciones continuaron después de mayo. El 14 de septiembre, cuatro líderes comunistas de Taskent fueron citados y se les comunicó que tenían 12 horas para preparar su marcha a Petropavlosk, el lugar donde serían deportados. El 20 de octubre, Slonenski citó a otros 24 cuadros del KKE y el DSE y les anunció lo siguiente: “No reconocéis la resolución del VI Pleno del CC del KKE y del VIII Congreso del KKE y, además, habéis emprendido una lucha activa contra la dirección del KKE y su línea política reconocida y apoyada por el CC del PCUS. Consideramos esto como una acción hostil contra la Unión Soviética y es por esto por lo que la Unión Soviética os está privando del status de refugiado político y os está enviando como deportados a Kazajstán”. Miles de hombres, mujeres y niños una cálida despedida al último gran grupo de refugiados que se marchaban a su lugar de deportación. Ellos declararon que la generación de combatientes del DSE rechazaba estar sometida y que continuaba la lucha contra el nuevo fascismo.

Savvas Palles, un voluntario en la guerra civil española, en una de sus cartas, ya deportado, desde Kazajstán del norte en octubre de 1962 escribió lo siguiente: “Al mismo tiempo que Karamanlis cierra el campo de concentración en Ai Stratis y libera a los comunistas, el líder “comunista” Koligiannis funda otro campo de concentración en las vastas estepas Kazajstán del norte. ¿Por qué? ¿Por qué razón? ¿Qué crimen cometimos que se nos impusiera un castigo tan cruel e inhumano? ¿Dejamos que nuestros oponentes, los oportunistas, respondan; dejamos que declaren públicamente por qué nos encarcelaron y nos deportaron? Por supuesto que no responderán porque no se atreven a hacerlo. Porque son cobardes y quieren hacerse pasar por fuertes que tienen el apoyo de otros. Porque no tienen el valor de decir la verdad y tratan de ocultar su crimen.

Pero sabemos por qué nos encarcelaron y deportaron. Nuestro crimen es político. Rechazamos convertirnos en sirvientes, lacayos. Rechazamos postrarnos ante los agachados. Rechazamos enterrar la verdad, renegar de nuestros principios revolucionarios, pisotear las tradiciones revolucionarias de nuestro pueblo y nuestro partido; ¡rechazamos renegar de nuestra dignidad revolucionaria! Ese era nuestro pecado, nuestro crimen. Por eso nos dispersaron por la la inmensidad de Kazajstán del norte.

¿Qué razón hay para la resuelta oposición los refugiados políticos griegos comunistas (95% en Taskent y 85-90% in las otras Repúblicas Populares) al revisionismo jruscheviano, de personas que había sido educadas en un espíritu de profunda confianza y lealtad a la Unión Soviética socialista?

Primero de todo, está el papel guía y decisivo jugado, en esta lucha sumamente difícil, por el valiente,   implacable e inflexible revolucionario Nikos Zachariades, para que el KKE no abandonase su línea revolucionaria. Además de su oposición al grupo revisionista, a comienzos de 1956, respondió así a varios revisionistas griegos, miembros del CC del KKE, cuando le pidieron que dimitiese: “No os concederé este favor ahora, no permitiré que convirtáis al KKE en un partido burgués” (Dimitri Votsika, “Portraita koryfeon stelehon tou KKE”, Atenas, 1999, p. 21).

En segundo lugar, está el hecho de que los miembros del KKE fueron partisanos curtidos en la lucha que lo habían dado todo por la lucha armada revolucionaria contra las fuerzas autóctonas reaccionarias monárquico-fascistas y contra el imperialismo, teniendo casi una década (1940-1950) de lucha armada en su haber. Esta larga experiencia revolucionaria les ayudó a demostrar la madurez político-ideológica necesaria, firmeza, consistencia y decisión en este momento crítico.

Nikos Zachariades había previsto el desastre que vendría si el revisionismo jruscheviano se impusiera, y es esta predicción la que permite su prestigio histórico como un gran líder comunista revolucionario a ser tenido en cuenta: “estén atentos, camaradas, estos son provocadores internacionales, van a intentar causar un gran daño al Movimiento Comunista Internacional y sus colaboradores griegos causarán un gran daño a nuestro país” (Taskent, septiembre de 1955). No sólo previó el desastre, sino que también fue el primer líder comunista del MCI que se levantó y lucho contra la tendencia contrarrevolucionaria del revisionismo jruscheviano con la misma constancia hasta el final de su vida.

Luego, en 1962, Zachariades, desde el lugar donde se encontraba deportado, escribió: “El grupo fraccionalista-oportunista que buscaba una política de apaciguamiento con la reacción burguesa prostituyó y ocultó el legado revolucionario del movimiento popular de Grecia. No es casual que en el programa del denominado VI Pleno, el carácter socialista del KKE fue completamente enterrado y, en su lugar, la transición pacífica y un cambio democrático fueron presentados como la panacea; una transición anti-leninista y revisionista”.

d)      Rupturas en el KKE después de 1956

El VI Pleno marcó la primera gran ruptura en el KKE. Como hemos mencionado más arriba, miles de miembros del partido y cuadros que eran leales a la dirección revolucionaria encabezada por Nikos Zachariades fueron expulsados del KKE. Las deportaciones, los encarcelamientos y todo tipo de persecuciones fascistas después de 1955-1956 no fueron suficientes para hacer que la mayoría de los comunistas griegos se sometieran, para hacer que abandonasen el camino revolucionario del estalinismo y romper su monolítica unidad político-ideolológico-orgánica. Durante muchos años después de 1956 hubo organizaciones del partido estalnistas-zachariadistas “ilegales” trabajando en Taskent y en más sitios. Los revisionistas soviéticos, dándose cuenta de su fracaso y del aislamiento de la camarilla traidora plantada de Kolligianis, Partsalidis y demás, decidieron cambiar de táctica. Además de la opresión y las persecuciones fascistas, intentaron provocar una ruptura en el bando de los comunistas estalinistas-zachariadistas desde dentro empleando a agentes que mantendrían una fachada “anti-jruschevista” y “estalinista-zachariadista”. No cabe ninguna duda de que el revisionismo jruscheviano fue el que causó la más grande y desastrosa ruptura en el MCI, incluyendo nuestro propio partido, el KKE. Sin embargo, las rupturas posteriores, por cualquiera que fuesen sus excusas y pretextos, también tuvieron desastrosas consecuencias. Una gran ruptura la causó la nueva tendencia oportunista que apareció en la comunidad de refugiados políticos de Rumanía a finales de los 60 y liderada por Gavrilos Papadopoulos, Polydoros Daniilidis, Vaskos Pasxalis y otros.

El objetivo común de los revisionistas jruschevianos, las camarillas traidoras de Kolligiannis-Partsalidis y el nuevo grupo oportunista de derecha era la expulsión de Nikos Zachariades de nuestro partido; su consigna era: “Zachariades debería abandonar la dirección del KKE”. En lo que respecta a los dos primeros, no hay duda de que este era precisamente su objetivo. En relación al grupo de derecha, aquí está lo que P. Daniilidis confiesa abiertamente: “Yo estaba siempre diciendo que Zachariades debía ser destituido del partido a pesar de que esto no se hiciese correctamente” (P. Daniilidis, “O Polydoros thymatai”, p. 288, Istorikes ekdoseis, Atenas, 1990). La actitud anti-KKE de este grupo causó un daño muy grave al movimiento comunista griego porque primero lo desorientó de su punto de vista político, ideológico y organizativo y, segundo, trajo su fragmentación conduciendo a miles de comunistas al aislamiento. Hasta llegaron a afirmar que Zachariades se había convertido en un desertor, un traidor y que se había unido supuestamente a los revisionistas jruschevianos. De hecho, ordenaron a todas las organizaciones estalinistas-zachariadistas de Taskent y de las Repúblicas Populares que interrumpiesen todas las protestas contra el gobierno soviético por la liberación de Zachariades porque él supuestamente estaba “libre y paseándose por Moscú”, aunque de hecho estuviese en completo aislamiento en Surgut.

e)      La muerte de Nikos Zachariades

A principios de agosto de 1973, cuando las autoridades soviéticas y el liderazgo jruscheviano de Florakis anunciaron que Nikos Zachariades había muerto, se formularon inmediatamente dos versiones diferentes de su muerte. La primera versión, la oficial, fue presentada por el liderazgo socialdemócrata de Brezhnev y Florakis: “El 1 de agosto Nikos Zachariades moría de un ataque al corazón a la edad de 70 años” (Comunicado del CC del “K”KE). La segunda versión fue promulgada por la abrumadora mayoría de los comunistas griegos, que rechazaron enseguida la primera, según la cual Nikos Zachariades murió de un “ataque al corazón”, y creían que realmente fue asesinado por los revisionistas soviéticos en Surgut, Siberia, el lugar donde se hallaba deportado.

Diecisiete años después del “comunicado” inicial de las autoridades soviéticas, en 1990, Alexander Petrushin, un coronel de la KGB, envió una nota al periódico “Tiumenski Izvestia” en la que contradecía la versión original y presentaba una tercera, la de un suicidio.
Es obvio que las dos versiones de arriba de la muerte de Nikos Zachariades, la del ataque de corazón y la otra del suicidio, se excluyen mutuamente y, por tanto, lo más probable es que sean falsas. Las camarillas traidoras y socialdemócratas de Brezhnev y Florakis claramente se contradicen. ¿Cuándo decían la verdad, en 1973 o en 1990?

La abrumadora mayoría de los comunistas griegos creían, acertadamente, y siguieron haciéndolo, que los revisionistas soviéticos habían asesinado a Nikos Zachariades en concordancia con el acuerdo con la dirección revisionista del “K”KE para preservar la existencia de su partido socialdemócrata cuya presencia y actividad servía, por un lado, a la política exterior de la Unión Soviética revisionista-capitalista y, por otro, a los intereses de la reaccionaria clase burguesa griega, actuando como sus agentes en las filas del movimiento obrero griego.

Sería interesante señalar que la muerte de Nikos Zachariades tuvo lugar en la víspera de la “transición” política en Grecia. Los revisionistas soviéticos, debido a su colaboración con los imperialistas americanos, eran conscientes de que una “transición” política era inminente en Grecia, concretamente el remplazamiento de una dictadura militar-fascista por un gobierno burgués “democrático”. Si el nuevo gobierno quería mantener su fachada democrática, no tenía sólo que legalizar al revisionista “K”KE, sino que, también, permitir la repatriación los refugiados políticos comunistas, los antiguos partisanos del DSE, de los países revisionistas. Sin embargo, era sabido para los revisionistas tanto griegos como soviéticos que la gran mayoría (sobre el 85-95%) de los comunistas griegos eran acérrimos partidarios de Zachariades y, sobre su regreso a Grecia, sacarían el tema de su liberación de deportado empleando todos los medios posibles, incluyendo manifestaciones diarias delante de la embajada soviética y una campaña internacional. Bajo dicha presión, los revisionistas soviéticos se verían obligados a liberarlo y dejarlo regresar a su patria.

Por consiguiente, bajo circunstancias que escapaban de su control, y conscientes de la gran autoridad que Nikos Zachariades tenía entre los comunistas griegos, los revisionistas soviéticos  habrían sentido sumamente incómodo que el gran líder comunista y antiguo miembro del Comité Ejecutivo de la III Internacional volviera a su país. En particular tal resultado tendría las consecuencias siguientes:

a)      La inevitable caída de sus instrumentos en el país, esto es, de los dos partidos socialdemócratas “K”KE y “K”KE (interior).

b)      La reorganización de los comunistas y la formación de un KKE revolucionario y masivo, guiado por el marxismo revolucionario, esto es, por el leninismo-estalinismo, y la preservación concomitante partido EDA [Izquierda Democrática Unida] antifascista y antimperialista (que fue fue liquidado por los revisionistas y remplazado por el PASOK, inofensivo para los intereses de la burguesía y los imperialistas).

c)       La posibilidad de un KKE revolucionario en alianza con la Albania socialista sería muy peligrosa, en ese momento, para el futuro del revisionismo jruscheviano en Europa, para la existencia y actividad de los revisionistas soviéticos y europeos.

Aparte de lo anteriormente mencionado, lo que sugiere que la tercera versión de la muerte de Nikos Zachariades, esto es, la del asesinato, es la más probable y convincente es lo siguiente:

Primero, la declaración-confesión hecha por Stavros Zorbalas, el director del Centro de Estudios Marxistas, en 1990: “¿Cómo podría haber un partido (refiriéndose al “K”KE revisionista) si Zachariades volvía a Grecia?” (D. Vyssios: “Carta abierta a Boris Nikolayevich Panomariov”, antiguo director del Departamento de Relaciones Internacionales del CC del PCUS). Y también la hecha por Panos Demetriou: “en cualquier caso, sólo un informe de la KGB puede resolver el enigma de su muerte” (“Ethnos”, 29/12/1990).

Segundo, el testimonio muy importante de la periodista Vera Kuznechova en su entrevista: “Puse a G. Mauros (un periodista griego) en contacto con personas competentes como la guardia de Zachariades y el médico forense, que, bajo presión, escribió falsamente en su informe que Nikos Zachariades murió de un ataque al corazón. Cuando hablé con él, admitió que había diagnosticado un asesinato, no un ataque al corazón”.

Tercero, la declaración hecha por N. Tomilina, la directora de los Archivos del Estado ruso, en la primavera del 2000: “No todas las pruebas que conciernen a Nikos Zachariades han sido publicadas y, particularmente, los documentos relacionados con las circunstancias de su muerte. Estos documentos han sido clasificados de alto secreto y no se permite el acceso a ellos hasta que sean desclasificados”.

Teniendo en cuenta todo lo de arriba, se plantea la siguiente cuestión fundamental: si el caso de la muerte de Nikos Zachariades se archivó definitivamente con el establecimiento de la versión del “suicidio”, ¿por qué, entonces, no se publica la parte de los archivos relacionada con las circunstancias de su muerte? ¿Por qué los documentos sobre las circunstancias de su muerte son, todavía, clasificados como de alto secreto y no se permite el acceso a ellos? Es evidente que los revisionistas anticomunistas jruschevianos y sus servicios secretos fascistas, incluso después de más de tres décadas (1973-2006) y a pesar de continuas “ediciones”, no pueden hacer convincentes sus archivos en cuanto a la segunda versión falsa de la muerte de Nikos Zachariades, la del “suicidio”.

Sin duda, Nikos Zachariades, a través de su lucha revolucionaria, se alta a la altura de una eminencia como un gran líder revolucionario y comunista, como “uno de las más importantes figuras del MCI” (Niyazov, Taskent 1955); José Stalin, durante las reuniones del XIX Congreso del PCUS (1952), dijo sobre él: “¿Lo veis? Él es un gran líder. Llevará la revolución no sólo a Grecia sino también a Europa entera” (P. Demetriou, “Ek vatheon”, Atenas 1997, pp. 202-203). Fue de lejos el Secretario General más competente que el KKE ha tenido nunca y fue sugerido por la III Internacional para este puesto en 1931. Nikos Zachariades siguió siendo hasta el final de su vida un inquebrantable oponente del revisionismo. Al final de su vida dijo: “Nadie puede quitarte la dignidad, solamente la puedes perder tú mismo” y también: “el que no sabe cómo morir cuando es necesario no sabe cómo vivir y fracasará en su vida. El que tiene miedo de fracasar va a arrastrarse durante el resto de su vida”.

Naturalmente, el grupo revisionista de Jruschov-Brezhnev lo vio como un oponente político-ideológico serio, poderoso y muy peligroso al que por tanto había que eliminar con decisión de la dirección del KKE a toda costa, y destruir política y físicamente; tan peligroso era considerado que uno de los partidarios más ferviente de Jruschov, el poeta francés Louis Aragon, vio adecuado mencionarlo en su libro de dos volúmenes “Historia de la Unión Soviética”: “La acusación de culto a la personalidad dio como resultado la destitución de su cargo como Secretario General del KKE” (L. Aragon, “Historia de la Unión Soviética”, v. 2, p. 268, Atenas, 1963).

Para concluir, creemos que los sucesos antes mencionados, que abarcan el periodo entre la masacre de Taskent en 1955 y la muerte de Nikos Zachariades en 1973, dejan al movimiento revolucionario actual uno de los más valiosos legados que podría servir a su tarea de reorganización en el siglo XXI.