martes, 2 de diciembre de 2014

El oro de Ucrania también se ha esfumado

En febrero de este año, cuando Euromaidan estaba en su apogeo, el FMI evaluó que las reservas de oro de Ucrania estaban en su punto máximo: 42,3 toneladas, o sea, un 8 por ciento del total. Al detestado presidente Viktor Ianukovich el golpe de Estado fascista le echó con la caja fuerte llena. Ucrania nunca había tenido tanto oro en su hucha.

Según informó el diario Iskra (1), la misma noche del golpe las reservas de oro se introdujeron en un avión de transporte sin matrícula con destino a Estados Unidos. El avión despegó del aeropuerto de Boryspil al cual, según los trabajadores del mismo, llegaron cargados de madrugada cuatro camiones y dos autobuses, todos ellos sin placas de matrícula. De ellos descendieron 15 uniformados de negro, enmascarados y con chalecos antibalas. Algunos llevaban ametralladoras. Fueron ellos los que cargaron más de 40 cajas pesadas en el avión por la parte delantera.

Después llegaron varias personas más, que se subieron al avión. Finalmente, los vehículos que habían llegado al aeropuerto con el cargamento desaparecieron del lugar y el avión despegó. Cuando los responsables del aeropuerto informaron a las nuevas autoridades golpistas de Kiev, les recomendaron no entrometerse en asuntos que no les corresponden.

Al publicar esta noticia, un alto funcionario del antiguo Ministerio de Hacienda llamó a los editores de Iskra y les dijo que esa noche uno de los nuevos dirigentes de Ucrania había ordenado trasladar las reservas de oro a Estados Unidos.

Ninguna declaración oficial confirmó nunca la noticia. Tampoco la desmintió. El traslado de las reservas se producía en un momento en el que ya era sabido que Alemania no había logrado repatriar su oro de Estados Unidos.

En una entrevista a la cadena de televisión Ukraina, la dirección del Banco Central confesó (2) que en sus cajas fuertes casi no había oro. Quedaba una pequeña cantidad de lingotes, apenas el uno por ciento de las reservas: ocho veces menos de lo que debería.

¿Qué ha ocurrido? No se ha vendido porque la hryvnia, la divisa ucraniana, se hubiera ido devaluando a lo largo del año. El nuevo gobierno no ha vendido oro para sostener su precio. Si hubiera querido hacerlo podría haberse desprendido de otras divisas para mantener las reservas de oro, cuyo precio ha subido.

Con Ucrania ha sucedido lo mismo que en los tiempos de Gorbachov, lo cual demuestra una ley de la historia, dice Rusila, a saber, que la reducción de las reservas de oro en el contexto de un país en crisis supone el hundimiento del mismo (3). El oro se ha sacado de Ucrania por la incertidumbre política que envuelve al país.

Decir que el oro de Ucrania salió con un destino desconocido es un eufemismo ridículo cuando sabemos que el golpe de Estado fascista fue financiado por Estados Unidos. Si esta historia y la anterior que también hemos relatado aquí (4), son ciertas, comprenderemos que, en realidad, Estados Unidos no regala nada y que, como siempre, todo sale de la explotación de las masas.

Ya sólo queda saber si el oro ucraniano está en Fort Knox o le ha ocurrido lo mismo que al alemán.

(1) http://iskra-news.info/news/segodnja_nochju_iz_borispolja_v_ssha_strartoval_samoljot_s_zolotym_zapasom_ukrainy/2014-03-07-9122
(2) В Украине больше нет золотовалютного резерва, http://www.youtube.com/watch?v=NUrPwhSXwVk
(3) ЗОЛОТОЙ ЗАПАС УКРАИНЫ ИСЧЕЗ, http://rusila.su/2014/11/16/zolotoj-zapas-ukrainy-ischez/
(4) El auténtico chiringuito financiero del imperialismo, http://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com.es/2014/11/el-autentico-chiringuito-financiero-del.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario