jueves, 10 de diciembre de 2015

El emir de Qatar se une a Al-Qaeda y pide la unidad de los yihadistas

Tamim ben Hamad Al-Thani
En la apertura de la cumbre anual de los países del Golfo, el emir de Qatar ha pedido a los yihadistas que combaten contra el gobierno que Damasco que se unan, en una flagrante injerencia en los asuntos internos de otro país, que cuando se trata de Siria, no parecen internos.

La reunión de los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico comenzó ayer en Riad y en ella el emir Tamim ben Hamad Al-Thani ha exhortado a los grupos yihadistas que operan en Siria a que unan sus fuerzas contra el gobierno de Al-Assad.

La unidad parece la única alternativa para poner en dificultades al ejército regular que, después de la intervención aérea rusa, está recuperando terreno.

La cumbre de los países del Golfo coincide contra otra cumbre paralela de la oposición siria que, además de servir de contrapeso a la que se celebra en Moscú, puede ser el comienzo de una coordinación más estrecha entre todos los yihadistas.

Qatar no sólo se ha comprometido activamente en el apoyo a los yihadistas sirios, sino que ha amenazado con la intervención militar directa contra el gobierno de Al-Assad. Así lo manifestó en octubre el ministro de Asuntos Exteriores Khalid Al-Attiyah en una entrevista a la cadena CNN.

El país del Golfo tiene un ambicioso proyecto, aprobado por Estados Unidos, para  tender un gasoducto hasta Europa que atravesaría y suministraría gas también  a Israel y Turquía.

Sólo Siria se interpone en el camino de las ambiciones de los sátrapas qataríes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario