martes, 15 de diciembre de 2015

Israel: un Estado creado por terroristas religiosos

Logo de los terroristas del Irgún
El Califato Islámico no es el primer ejemplo en la historia de las pretensiones de una banda de fanáticos religiosos de crear un Estado. Ni siquiera es el más importante, un papel que corresponde a la creación del Estado de Israel en 1948, que fue uno de los episodios más violentos y despiadados que ha conocido la humanidad.

No hay un ejemplo más claro de terroristas fundando una nación que el caso de Israel, creado gracias a la expulsión, vejación e intimidación de aquellos que vivían allí desde hacía miles de años: los palestinos.

Los sionistas no repararon a la hora de desencadenar campañas de terror contra los palestinos para desalojarles de sus casas y sus tierras. Luego tomaron posesión de ellas.

Al reconocer al Estado de Israel, la ONU legitimó el terrorismo y su institucionalización permanente.

Para lograr sus propósitos, los sionistas crearon varias organizaciones paramilitares, especialmente la Haganá y el Irgún, después transformados en el Mosad. En ellas se combinaban el fanatismo con el recurso a la violencia indiscriminada.

En 2005 se desclasificaron documentos del MI5 que revelan los planes de los terroristas judíos de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial para asesinar al entonces canciller británico Ernest Bevin.

En 1946 el MI5 advirtió al entonces primer ministro Clement Attlee de dichos planes, entre los que había una campaña de atentados con bomba en suelo británico. La campaña terrorista planificada finalmente se redujo a una serie de cartas-bomba. En 1947, unas veinte de esas cartas fueron enviadas a figuras prominentes de Gran Bretaña, incluidos Bevin y su predecesor Anthony Eden.

Los documentos también describen el plan del rabino estadounidense Baruch Korif para bombardear Londres desde el aire, que aparentemente fue desbaratado por el MI5 mediante una serie de redadas que se llevaron a cabo en París.

Las advertencias se concentraron en las actividades de los dos principales grupos terroristas sionistas, a saber, Irgún y Stern.

En un informe, James Robertson, jefe de la Sección de Oriente Medio del MI5, reveló que su agente en Jerusalén había recibido información de que “los grupos Irgún y Stern habían decidido enviar cinco células a Londres” y que habían “entrenado a miembros selectos para asesinar a una destacada personalidad británica”. “Varias veces se hizo especial referencia al señor Bevin”, agregó.

Seguro que a más de uno ese tipo de actividades les suenan muy actuales. Sólo cambian las fechas y las siglas (o las religiones).

6 comentarios:

  1. Cuál fue la posición de la URSS relativa a la creación del estado de Israel?

    ResponderEliminar
  2. Fue favorable es el único error que veo del camarada Stalin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Es interesante la cuestion relativa a la posicion de la URSS pues no sabemos casi nada seria importante. La figura de Stalin es fundamental por todo lo que significa para nosotros los obreros.

    ResponderEliminar
  4. Terroristas si,religiosos... Los judíos ortodoxos rechazan el estado de Israel y son perseguidos por él. Los sionistas son una facción política dentro del "pueblo" judío aunque realmente (los sionistas) si que tienen una religión, pero no es la original judía, aunque esa es otra historia.

    ResponderEliminar
  5. Luego, Stalin se vio forzado por la geopolítica a hacer cosas que iban en contra del internacionalismo proletario para preservar el socialismo en la URSS? Pregunto.

    ResponderEliminar