martes, 8 de diciembre de 2015

¿Qué hace un buque español de la OTAN en el Mar Negro?

En el Mar Negro las provocaciones navales se han convertido en moneda corriente. Tres fragatas portamisiles de la OTAN, entre ellas una española, se han unido al destructor estadounidense Ross entrando en el Mar Negro en medio de la escalada de tensión entre la alianza imperialista y Rusia.

La flotilla incluye al Francis Almejida (Portugal), el Blas de Lezo (España) y el Winnipeg (Canadá).

Dichas naves pueden permanecer en la zona no más de 21 días, según establece la Convención de Montreux sobre el Paso por los Estrechos para buques de países que no bordean el mar Negro.

Tras agravarse las relaciones turco-rusas por el derribo de un avión ruso en la frontera entre Turquía y Siria el pasado 24 de noviembre, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, prometió un pleno apoyo al "derecho de Turquía a proteger su espacio aéreo y fronteras".

El Ross, un destructor de clase Arleigh Burke, está dotado del sistema Aegis, capaz de interceptar misiles balísticos. Cuenta con lanzamisiles de crucero tipo Tomahawk, misiles tierra-aire RIM-156 SM-2 y misiles antisubmarino RUM-139 VL-Asroc. El destructor también puede transportar un helicóptero Sikorsky SH-60 Seahawk.

En medio de la peligrosa escalada militar, el sábado Turquía capturó cuatro buques rusos en el puerto de Samsun, en el Mar Negro como represalia por un acto semejante de Rusia contra navíos turcos, a los que impidió llegar al puerto de Novorossisk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario