miércoles, 28 de diciembre de 2016

Bombardeo contra la embajada rusa en Damasco

La embajada de Rusia en Damasco ha sido bombardeada hoy sin que -afortunadamente- se produjeran víctimas, según reveló el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores. En total, se lanzaron dos proyectiles que impactaron en el patio del edificio y cerca de la misión diplomática. Especialistas en desactivar minas trabajan en el operativo de seguridad.

Este no es el primer ataque a la embajada rusa en la capital de Siria en el último año. El 3 de octubre el barrio en que se ubica la embajada padeció otro ataque con mortero. Por ello, el edificio había incrementado sus medidas de protección.

Entonces la Cancillería rusa denunció que el ataque contra la legación diplomática era una “consecuencia de las acciones de países como Estados Unidos y algunos de sus aliados, que al concordar con ciertos grupos extremistas provocan la continuidad del sangriento conflicto en Siria”.

En aquel momento se produjo un acontecimiento que demuestra el grado de bajeza que ha alcanzado el imperialismo: Estados Unidos impidió que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara el ataque terrorista a la ‎embajada, algo sin precedentes, que fue reivindicado por Fatah Al-Sham, antes llamado Frente Al-Nosra o Al-Qaeda.

La postura de Washington fue apoyada por los representantes del Reino Unido y Ucrania en la ONU. Con el tiempo el apoyo de las grandes potencias imperialismo al terrorismo se había convertido en algo cada vez más descarado, hasta el punto de tratar de declarar que organizaciones, como Al-Qaeda, no tenían naturaleza terrorista.

El imperialismo no quiere someterse a ningún tipo de normas o reglas. Ha convertido la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y todo el Derecho Internacional en papel mojado. “Los cimientos morales de algunos de nuestros colegas del Consejo de Seguridad se tambalean seriamente”, dijo en octubre la Cancillería rusa en su comunicado.

Rusia es uno de los principales aliados del gobierno de Bashar Al-Assad en la agresión que sacude al país, por lo que el imperialismo trata de hacer pagar un precio elevado a un apoyo que llevado al traste el objetivo primordial de la guerra, que era el derrocamiento violento del gobierno de Al-Assad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario