miércoles, 28 de diciembre de 2016

Las milicias chiítas irakíes también visitan Moscú

El dirigente chiíta Falah Al-Fayad
El dirigente de la milicias chiítas irakíes Hashd Al-Chaabi (Unidades de Movilización Popular), Falah Al-Fayad, viajó el fin de semana a Moscú para entrevistarse con Nikolai Petrushev, seacretaario del Consejo ruso de Seguridad, y Mijail Bogdanov, el Señor Oriente Medio o máximo consejero de Putin para la región.

Se trata de la primera visita al extranjero de un representante de los milicianos chiítas irakíes desde que el mes pasado se integraron en el seno del ejército regular irakí.

El tema de las entrevistas, como no podía ser de otra forma, ha versado sobre la lucha contra el Califato Islámico en Irak. En Oriente Medio ya nadie mira hacia Estados Unidos ni a Europa. Este tipo de visitas a Moscú por parte de los actores principales de la región es ya obligada, una muestra de que el desplazamiento de los imperialistas de alcanza un grado más que sintomático.

Hasta ahora el único contacto de los rusos con los chiítas irakíes era Harakat Hezbollah Al-Nujaba, una milicia irakí que participó en la batalla de Alepo. Su máximo dirigente, Akram Kaabi, ha declarado que los estadounidenses (“punta de lanza del mal en el mundo”) deben permanecer al margen del mando militar de Qayyara. Les acusa de entorpecer la liberación de Mosul. Se niega a que los milicianos chiíes permanezcan al oeste de la meseta de Nínive (Tal Afar y la frontera con Siria) y pretende que asuman un papel protagonista en la captura del centro de Mosul.

Aunque los dirigentes de Hashd Al-Chaabi manifiestan agrupar a 142.000 milicianos armados, otras fuentes estiman sus efectivos entre 60.000 y 90.000, la mayor parte de ellos chiítas, aunque también agrupan fuerzas sunitas y cristianas. Surgieron en 2014 inmediatamente después de la caída de Mosul en poder del Califato Islámico, por un llamamiento del ayatollah Al-Sistani a la movilización.

Las fuerzas chiítas se pueden dividir en tres grupos, según su mayor o menor cercanía con Irán. Algunos grupos, como el mencionado Harakat Hezbollah Al-Nujaba, están claramente alineados con Irán, mientras que el grupo de Al-Sistani se oponen a la influencia iraní y el de Moqtada al-Sadr se declara nacionalista y opuesto a cualquier clase de tutela exterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada