viernes, 6 de enero de 2017

Los capitalistas de Podemos explotan a sus trabajadores de forma salvaje

Castro Paredes, la explotadora
El Juzgado de lo Social número 5 de Vigo ha condenado a la concejal Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cangas do Morrazo (Pontevedra), Tania Castro Paredes, por el despido improcedente de un trabajador, al que pagaba un sueldo de 413 euros al mes por trabajar 12 horas diarias.

La sentencia asegura que la dirigente de Podemos  tuvo sin contrato a uno de los camareros de la cafetería que gestionaba en el Colegio Oficial de Arquitectos de Vigo. Castro tampoco dio de alta al camarero en la Seguridad Social durante tres meses, desde noviembre de 2014 a enero de 2015.

Finalmente, el 3 de febrero de 2015, firmó con el trabajador un contrato temporal como ayudante de camarero a tiempo parcial. Pero el trabajador no trabajaba tres horas al día (por lo que percibía 413,88 euros al mes) sino jornadas que oscilaban entre las 12 y 14 horas diarias.

El Juzgado de lo Social número 5 de Vigo considera que la relación laboral continuada consolidaba de hecho el contrato del camarero como un puesto de trabajo indefinido, por lo que ha declarado improcedente su despido. Sin embargo, el trabajador no podrá recuperar su puesto de trabajo, puesto que Castro cerró la cafetería el 18 de junio de 2015, cinco días después de conseguir el acta de concejal en el Ayuntamiento de Cangas.

El pasado mes de diciembre, el sector crítico con la actual secretaria general de Podemos en Galicia, Carmen Santos, ya exigió la expulsión de Castro “por tener una sentencia firme en su contra por despido improcedente y por tener a un trabajador de alta en la Seguridad Social a media jornada mientras trabajaba a jornada completa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada