jueves, 9 de febrero de 2017

Alemania sigue recuperando sus reservas de oro

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Alemania padece dos lastres propios de ser un país derrotado, que lo convierten en muy cercano al estatuto de cualquier semicolonia: las bases militares de Estados Unidos y el secuestro de sus reservas de oro por los Estados occidentales que vencieron.

Para superar esa situación de postración, en 2013 el Bundesbank, el banco central alemán, anunció su intención para 2020 de almacenar la mitad de las reservas de oro de Alemania en el propio país, repatriando los depósitos en otros países mediante la retirada gradual de todas sus reservas en Francia y parte de las que históricamente habían sido custodiadas por la Reserva Federal de Nueva York.

El año pasado el Bundesbank repatrió un total de 216 toneladas de oro, un 2,8 por ciento más que el año anterior, que fueron depositadas en Frankfurt, donde Alemania atesora ya el 47,9 por ciento de sus reservas de oro.

Durante el año pasado el banco central germano trajo de vuelta a Alemania desde la Reserva Federal de Nueva York un total de 111 toneladas de oro, completando así su objetivo de repatriar 300 toneladas hasta entonces resguardadas en Estados Unidos, donde el país germano mantendrá el 36,6 por ciento de sus reservas de oro.

Asimismo, el Bundesbank repatrió 105 toneladas de oro desde París, donde aún conserva unas 91 toneladas de oro, equivalentes al 2,7 por ciento de sus reservas, que la institución tiene previsto llevar de vuelta a Alemania este año.

Además de Nueva York y París, el Bundesbank mantiene el 12,8 por ciento de las reservas de oro de Alemania depositadas en Londres.

Las reservas de oro de Alemania alcanzaban las 3.378 toneladas, que a finales de 2016 tenían un valor de unos 119.300 millones de euros, lo que las convierte en las segundas mayores reservas mundiales de oro, solo por detrás de las estadounidenses. De este modo, el oro representa dos terceras partes de las reservas en divisas de Alemania, mientras que el resto se compone de moneda extranjera y derechos frente al Fondo Monetario Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario