jueves, 9 de febrero de 2017

Rusia convoca una conferencia sobre Oriente Medio con los movimientos nacionalistas kurdos

El Kremlin ha convocado para el 15 de febrero en Moscú una conferencia a la que ha invitado a distintas organizaciones nacionalistas kurdas de Irak, Turquía, Irán y Siria.

Entre los invitados están el dirigente del PYD, Asya Abdulla, el presidente de la administración local de Kobane, Anwar Muslim, y el antiguo alcalde de Diyarbakir, Osman Baydemir.

Se sabe que participarán organizaciones kurdas de Irán e Irak, aunque no se sabe ni cuáles ni cuantas. Según Abdulsalam Ali, miembro del PYD, los participantes discutirán la situación en Oriente Medio y el papel que están desempeñando en el actual reparto de las zonas de influencia.

Tras las conversaciones de Astana, Rusia convocó una segunda ronda con diferentes organizaciones kurdas, sin la participación de Turquía, cuyo gobierno se opone a la presencia de los kurdos en este tipo de eventos internacionales. En este punto la posición del gobierno de Damasco es parecida.

Rusia ha mantenido informados a los diferentes grupo kurdos del desarrollo de las reuniones, así como de los acuerdos que se están adoptando y de las posiciones oficiales del Kremlin sobre la evolución de la situación en Oriente Medio.

Uno de los más graves problemas que han tenido siempre los distintos movimientos nacionalistas kurdos desde hace un siglo es su falta de unidad interna, que en ocasiones ha degenerado en sangrientos enfrentamientos armados internos, que los imperialistas se han encargado de fomentar.

Nunca ha existido un único movimiento nacional kurdo. Aunque se han producido numerosos intentos de reagrupamiento, sobre todo en Irak, hasta ahora han fracasado, tanto por las divergencias entre el PDK de Barzani con la UPK de Talabani, como de los primeros con el PKK de Öçalan.

El esfuerzo del Kremlin persigue varios objetivos. El primero es impedir que los kurdos, especialmente el PDK y el PKK, sigan siendo el brazo armado del imperialismo en la región, ya que si persiste la actual situación de subordinación, los kurdos jamás lograrán su unidad nacional.

La segunda es propiciar unas negociaciones directas con Turquía y Siria para lograr un estatuto de autonomía dentro de ambos países.

Fuente: http://aranews.net/2017/02/moscow-host-pan-kurdish-conference/

No hay comentarios:

Publicar un comentario