domingo, 12 de marzo de 2017

La Guerra de Libia se vuelve contra sus patrocinadores

El general Thomas D. Waldhausser
El jueves, la audiencia en la Comisión mililtar del Senado del general Thomas D. Waldhausser, cabeza del Africom, indica que los desastres creados por la OTAN en Libia se han vuelto contra sus patrocinadores.

El general, que en ningún momento mencionó la resopnsabilidad de su país en la situación creada, calificó la situación en el Magreb a corto plazo como la “amenaza más significativa” que tienen los Estados Unidos en el Continente Negro.

Lo mismo que Afganistán y Siria en su momento, Libia también se ha llenado de “combatientes extranjeros”, lo que amenaza con contagiar a los vecinos de Túnez, Egipto y todo el norte de África.

El general reconoció que tenía puestas sus esperanzas en “contener la inestabilidad” que es tanto como decir que no es capaz de acabar con ella y que sus pretensiones son de mantenerla de manera indefinida.

La estabilidad en Libia es una propuesta “a largo plazo” que exige “paciencia estratégica”, dijo Waldhausser, añadiendo que el gobierno de unidad nacional se debe desarrollar.

Al mismo tiempo habló de “reconciliación política” para incorporar al parlamento de Tobruk y a las fuerzas del general Hafter, aunque reconoció que Estados Unidos tiene muchas dificultades para influir sobre la situación en Libia, aunque tampoco explicó los motivos.

El general advirtió que Estados Unidos debía elegir cuidadosamente a sus socios en Libia para no modificar el equilibrio de fuerzas y provocar una escalada en la guerra que enfrenta a las distintas facciones sobre el terreno.

En cuanto a las operaciones del Africom, el general expuso que si bien la operación Oddyssey Lightning logró sacar al Califato Islámico de Sirte, no ha eliminado los riesgos inherentes a su presencia en el norte de África y el Sahel. La única mención a la presencia de Al-Qaeda en la región fue para expresar que Africom apoya las operaciones francesas contra AQMI, Al-Qaeda en el Magreb y que tratan de mejorar la corrdinación en esa lucha.

La inestabilidad en Libia ha permitido que el Pentágono acerque el Africom a Túnez, uno de los países más afectados por la crisis en el norte de África, donde Estados Unidos tiene previsto crear una academia de inteligencia militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario