martes, 7 de marzo de 2017

Los últimos datos sobre el asesinato de Hugo Chávez

Leamsy Villafaña Salazar
Siempre se han denunciado las extrañas circunstancias que rodearon la muerte del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, apuntando a una de sus personas más cercanas, el jefe de la guardia presidencial, Leamsy Villafaña Salazar, que hoy vive en Estados Unidos bajo protección.

Salazar nació en 1974 en la capital venezolana. Después de la secundaria ingresó en la academia naval, donde se graduó en 1998. Al año siguiente fue elegido para formar parte de la guardia de honor presidencial y luego se convirtió en asistente personal de Chávez.

Después del intento del golpe de Estado de 2002, fue enviado a una base naval hasta que en 2006 Chávez ordenó su regreso a sus antiguas funciones en el equipo de seguridad.

Tras la muerte de Chávez, Salazar proporcionaba seguridad al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. No obstante, el debate sobre las causas de la muerte del exmandatario y sobre los personajes que podrían estar involucrados en el caso hizo a Cabello dudar de su persona y pedir al Ministro de Defensa transferirlo a otro puesto.

En algún momento durante este período Salazar se casó con su segunda esposa, Anabel Linares Leal, graduada de la academia militar del país. Durante un tiempo Anabel trabajó con las cuentas financieras de las Fuerzas Armadas de Venezuela en el Banco Bicentenario, que sugiere que tenía acceso a información secreta sobre las compras de armas en el extranjero.

Los recién casados ​​solicitaron a las autoridades venezolanas el permiso para viajar a la República Dominicana para su luna de miel. No obstante, desde la capital dominicana, Santo Domingo, la pareja de improviso se dirigió a España, donde estuvo tres semanas custodiado en un hotel de Madrid, según Bieto Rubido, director del diario ABC en declaraciones a NTN (1). De Madrid un avión especial de la DEA los trasladó a Estados Unidos.

Salazar no pudo viajar directamente a Estados Unidos desde Venezuela porque existe una resolución del Ministerio de Defensa que regula las salidas del país de sus funcionarios. Los miembros de la FANB están obligados a notificar, con al menos un mes de antelación, cualquier viaje que tengan previsto hacer al exterior.

La tesis más divulgada (2) es que mientras Chávez vivió, Salazar fue un fiel bolivariano, aunque después decidió romper, iniciando negociaciones secretas con la DEA durante 13 meses, no sólo para organizar su fuga, sino también para obtener ciertas promesas con respecto a su propia seguridad, así como la de su familia.

Es posible que su reclutamiento fuera anterior. En enero de 2015 el exgeneral Carlos Peñaloza, un antichavista que reside en Florida, indicó que Salazar fue designado como plaza del Batallón Caracas al graduarse como alferez de navío en 1998.

Se trata de una unidad elite con la misión de escoltar al Ministro de la Defensa y el Alto Mando Militar. Para Peñaloza “ese nombramiento fue extraño porque normalmente los alféreces de navío recién graduados son enviados a la Marina a foguearse antes de ser designados plazas del Ministerio de la Defensa o de la Guardia de Honor Presidencial”.

Salazar se convirtió de inmediato en el oficial encargado de la escolta del Ministro, Vicealmirante Tito Manlio Rincón Bravo, un oficial graduado en la Academia Naval de Estados Unidos, en Annapolis, Maryland, en 1967. El nombramiento de Salazar para una unidad de élite es extraña, así como su cercanía a un ministro educado en las academias militares de Estados Unidos.

Es posible que Salazar fuera reclutado entonces por la inteligencia estadounidense. Su incorporación a la Casa Militar de Chávez, tras su primera elección en 1998, estaría explicada por el hecho de que ya formaba parte del grupo de oficiales formados para el servicio de escolta de personalidades y contaba con la experticia para tales tareas.

Peñaloza expuso otro dato llamativo: Salazar fue enviado durante un año a Estados Unidos para seguir un curso de Operaciones Especiales en la Infantería de Marina. Es otra posibilidad de que la inteligencia estadounidense le reclutara antes de lo que se suele afirmar.

Sin embargo, la intoxicación propagandística presenta las cosas de la manera siguiente: Salazar fue un fiel servidor de la República Bolivariana y de Chávez, hasta que se enteró de los vínculos de los altos cargos del país con el tráfico de drogas.

Ahora los Salazar viven en Estados Unidos bajo protección federal. Es testigo en una amplia gama de temas, principalmente en la supuesta “participación” de varias figuras del gobierno bolivariano en el tráfico de drogas, incluidos los dirigentes militares. Antes de que Salazar se fugara de Venezuela, las agencias de inteligencia estadounidenses habían comenzado a difundir información falsa en los medios de comunicación acerca de la existencia de un denominado Cártel de los Soles, dirigido por Diosdado Cabello.

El espionaje estadounidense creía que el sucesor de Chávez sería Cabello y la DEA reclutó a Salazar para formar parte de la campaña de difamación dirigida en su contra.

(1) http://youtu.be/9G-ew-xtPR0
(2) http://runrun.es/nacional/185081/leamsy-salazar-comenzo-negociar-con-la-dea-despues-de-la-muerte-de-chavez.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario