miércoles, 5 de abril de 2017

OTAN: 68 años de crímenes del imperialismo

El Tratado de la OTAN fue suscrito en 1949 y según su artículo 5 persigue finalidades puramente defensivas y de ayuda mutua en el caso de un ataque contra alguno de los Estados miembro. Pero la historia dice otra cosa muy distinta. La intervención de sus tropas y de las de Estados Unidos en países como Irak, Afganistán, Libia y Yugoslavia ha dejado a su paso muerte, destrucción, miles de desplazados y una verdadera crisis humanitaria.

Millones de víctimas, Estados en caos, destrucción y atropellos a las normas internacionales son el resultado de las acciones militares de la OTAN que en 68 años ha realizado como “operaciones humanitarias” emprendidas en nombre de la “paz y la libertad”.

Todas las agresiones del imperialismo han empezado con mentiras, como el incidente en el golfo de Tonkin, en agosto de 1964, que sirvió de pretexto para una agresión sangrienta contra Vietnam. En 1964 el Pentágono anunció que lanchas norvietnamitas presuntamente habían atacado buques de la Marina estadounidense. Después de 40 años, el gobierno de Estados Unidos desclasificó documentos de archivos militares y se reveló que la campaña contra Vietnam del norte fue descaradamente prefabricada.

Tras el incidente de Tonkín, la Fuerza Aérea de Estados Unidos emprendió una serie de bombardeos devastadores que causaron miles de víctimas entre la población civil.

Yugoslavia

Entre el 24 de marzo y el 10 de junio de 1999, la OTAN emprendió la Operación Fuerza Aliada en la antigua Yugoslavia. Bastaron 78 días para que la alianza militar lanzara un total de 2.300 misiles contra 990 objetivos y 14.000 bombas sobre este territorio.

El resultado: un país desintegrado, más de 2.500 víctimas, 88 niños entre ellos, y 6.000 heridos, tras los intentos de la OTAN por detener un supuesto genocidio étnico.

Destruyeron 300 escuelas y 20 hospitales, mientras que 40.000 viviendas resultaron afectadas.

Afganistán

En 2001 se posicionó la mayor coalición militar de la OTAN con el pretexto de buscar a Osama Bin Laden, a quien consideraron el responsable de los atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre del mismo año.

“Operación Libertad Duradera” fue el nombre de la acción militar que se extendió durante 13 años y dejó un saldo de 17.252 civiles asesinados y más de 29.536 heridos.

Como resultado de la guerra imperialista contra el país, se calcula que un 40 por ciento de la población vive con menos de 1,45 dólares al día.

Libia

Tras seis años de la intervención militar de la OTAN en Libia, el país se encuentra devastado y los grupos terroristas se han extendido por su territorio. El caos, los desplazamientos forzosos, la inseguridad y la incertidumbre matizan la vida diaria de la población.

El 19 de marzo de 2011 la OTAN emprendió una agresión militar. Sin dilación, la noche de ese día comenzaron los bombardeos sobre el país.

En apenas siete meses de operación militar, la OTAN efectuó 10.000 ataques con 40.000 bombas y misiles contra los libios. Como resultado, 120.000 libios murieron según cifras de la Cruz Roja Internacional.

Irak

Las tropas estadounidenses y británicas invadieron este país bajo el pretexto de que Irak supuestamente tenía armas de destrucción masiva, es decir, bacteriológicas (ántrax) y lograr la “democratización”.

Esta “democratización” ha costado la vida de un millón de iraquíes. Las armas bacteriológicas, por supuesto, jamás fueron halladas. Sin embargo, la OTAN sí utilizó algunas armas prohibidas como el fósforo blanco.

http://www.annurtv.com/la-otan-68-anos-de-crimenes-en-nombre-de-la-paz/

No hay comentarios:

Publicar un comentario