lunes, 25 de septiembre de 2017

El III Reich planeó asesinar a toda la población de Moscú y convertir la ciudad en un lago

Hitler pretendía convertir la Unión Soviética en una serie de comisariados del Reich una vez hubiese derrotado al Ejército Rojo. Moscú hubiese acabado dentro del ya bautizado como Reichskommissariat Moskowien. Siegfried Kasche, embajador alemán en el estado satélite de Croacia, fue designado el 16 de julio de 1941 como futuro Reichskommissar, un auténtico virrey para territorios que comprenderían el norte y centro de Rusia hasta los Urales. Kasche se quedaría esperando el resto de la guerra a que los panzer germanos entrasen en la ciudad del Kremlin, cosa que nunca ocurrió. Murió ejecutado el 7 de junio de 1947 tras ser condenado en Yugoslavia por sus crímenes de guerra.

También el 16 de julio de 1941 Hitler declaró sus deseos personales sobre la división de los territorios orientales que adquiría Alemania. La península de Crimea, junto con un gran hinterland al norte que hubiese abarcado gran parte del sur de Ucrania, sería "desalojada" de toda la población local y repoblada similar. Además, los estados bálticos, la "colonia del Volga" y el distrito de Bakú (como concesión militar) también anexados al Reich. Dentro del Reichskommissariat Moskowien existirían a su vez una serie de Generalkommissariat más pequeños. Se llegaron a nombrar a las personas encargadas de administrar estos territorios. El terrible Odilo Globocnik, jefe de la SS de Lublin (Polonia) dirigiría el Generalkommissariat de Sverdlovsk.

A Wolf-Heinrich Graf von Helldorf, General de la SS, jefe de policía de Berlín que se hizo rico extorsionando judíos a mediados de los años 30, se le encargó la tarea de esclavizar y expoliar a los habitantes de la región de Yaroslavl. 

Los nazis habían asumido que la Unión Soviética no sería totalmente derrotada por medios militares, incluso conquistando la capital y sus principales ciudades, por lo que se pensó crear una “frontera” en la bautizada como "línea A-A" (Arkanguelsk y Astraсán). De alcanzar las divisiones de Hitler estas posiciones, significaría que el país más grande del mundo perdía un 86% de sus recursos petrolíferos. Los tanquistas alemanes podían parar sus vehículos y salir a fumarse un cigarrillo. Para acabar con la capacidad de producción de la URSS, se iniciaría entonces una campaña estratégica de bombardeos con aviones diseñados para ellos.

El 20 de abril de 1943, día de su cumpleaños, Hitler mostró a su arquitecto Albert Speer un diseño que había dibujado personalmente para la construcción de un búnker con capacidad para seis personas, equipado con ametralladoras, cañones anti tanque y lanzallamas. El dictador comentó que debían construirse centenares de fuertes similares a lo largo de la nueva frontera con los restos de Rusia.

Cuando los alemanes avanzaban en la Operación Tifón hacia Moscú, Hitler decidió que Moscú, Leningrado (actual San Petersburgo) y Kiev serían arrasadas, y sus cuatro millones de habitantes, exterminados para impedir la creación de focos de resistencia. La ciudad de Moscú sería sumergida abriendo las esclusas del canal Moscú-Volga. ¿Pensaba Hitler hacerlo sin evacuar la población antes? Muy probablemente.

Durante el avance a Moscú, el conocido como “el hombre más peligroso de Europa”, el especialista en operaciones especiales que liberaría en 1943 a Mussolini de su detención en el Gran Sasso, Otto Skorzeny, tenía asignada la tarea de capturar estas estructuras y dinamitarlas.

En una conversación mantenida el 2 de noviembre de 1942 con el Ministro Danés de Exteriores Scavenius, el canciller Ribbentrop le comentó que los alemanes creían que la Rusia asiática superviviente a la conquista de la parte europea de la URSS, acabaría convertida en una serie de “inofensivas repúblicas campesinas”. El futuro de los territorios conquistados era el de ser colonizado por colonos alemanes o por minorías raciales locales. Por otro lado, Hitler ordenó que no se permitiese, incluso a sus sucesores en el futuro, la existencia de ningún estado ruso al este de la línea A-A. El 16 de septiembre de 1941, Hitler había mencionado a Otto Abetz, embajador alemán en París, que todo el territorio al este de los Urales sería, estableciendo un paralelismo con el Imperio Británico, “la India de Alemania”.

Afortunadamente, nada de esto ocurrió. La maquinaria de guerra de Hitler fracasó en su lucha contra los eslavos a los que tanto despreciaba, tratándolos de “subhumanos”. La victoria del Ejército Rojo frenó los megalómanos planes expansionistas del líder nazi, que parecían no conocer límites.

https://es.rbth.com/historia/79271-plan-hitler-asesinar-poblaci%C3%B3n-mosc%C3%BA

Los comunistas de Novosibirsk se manifiestan en apoyo a Corea del norte

La ciudad de Novossibirsk es la tercera más importante de Rusia. Está emplazada en un lugar estratégico de Asia central, cerca de las fronteras Kazakistán, China y Mongolia. Fue y sigue siendo uno de los centros más importantes de ciencia e ingeniería y el peso de los comunistas aún se hace sentir.

El viernes de la semana pasada los comunistas de la localidad convocaron una concentración de apoyo a Corea del norte. En el acto participaron el alcalde, Anatoly Lokot, que es el primer secretario del PCFR, el diputado Andrei Zhirnov y otros cargos electos de distintas organizaciones.

En el acto el dirigente regional, Renat Suleimanov, tomó la palabra para asegurar que la República Popular Democrática de Corea tiene muchos amigos en Novossibirsk y en toda Rusia. En la red social Vkontakte, los que se manifiestan como solidarios con el gobierno de Pyongyang suman más de 100.000 seguidores.

Suleimanov criticó las amenazas de Trumo vertidas contra Corea en la ONU y dijo que en Yugoeslavia, en Libia y en Irak el imperialismo había demostrado que está dispuesto a destruir un país tras otro y que, en consecuencia, la postura del gobierno de Pyongyang de recurrir al armamento atómico frente a la agresión era justa.

En el acto faltaron referencias críticas hacia la postura del gobierno de Moscú de aprobar las sanciones de la ONU contra Corea, a pesar de reconocer que su ineficacia. La política rusa hacia Corea es ambigua. En Astaná el viceministro de Exteriores ruso, Serguei Riabkov, ha criticado el lanzamiento de misiles por parte de Corea, al tiempo que se manifestaba contrario a la imposición de nuevas sanciones y las medidas de fuerza, que son “categóricamente inaceptables”, dijo.

De manera conjunta Rusia y China han defendido un proyecto de “doble congelación” que alcanzaría tanto de los ensayos nucleares por parte del Corea del norte, como de las provocaciones militares de Estados Unidos en la Península.

Fascistas, racistas y supremacistas en Estados Unidos

Andrea Moreno

Cuesta creer que en Estados Unidos, en pleno siglo XXI, sigan siendo legales las esvásticas, los saludos nazis y realizar marchas por la supremacía blanca en las que el odio y la violencia son las atracciones principales. Un pasado manchado por el racismo y masacres en nombre de la raza blanca no han sido suficiente razón para poner límites a la libertad de expresión.

El supremacismo blanco y el terrorismo blanco siguen siendo un problema para Estados Unidos. Se hizo creer que las capuchas blancas y las antorchas, emblemas del Ku Klux Klan, quedaron enterradas en los años 60 tras la firma del Pacto International de Derechos Civiles y Políticos. Sin embargo, la realidad es muy distinta. Desde que se pusiese fin a la segregación racial en Estados Unidos, los ataques y manifestaciones por la supremacía blanca han demostrado que una alarmante parte de la sociedad sigue siendo fiel a estos pensamientos.

Muestra de ello es que el ataque terrorista más sangriento de la historia estadounidense antes del 11S fue llevado a cabo por un extremista antiestatal en nombre de la raza blanca. En abril de 1995, Timothy McVeigh hacía detonar una bomba que derribaba un edificio en el centro de Oklahoma City. El atentado ponía fin a la vida de 168 personas, incluyendo niños, y hería a casi 700 personas.

Después de más de dos décadas del atentando, el panorama no parece haber mejorado. La crisis económica, la reciente llegada de inmigrantes y refugiados en busca de un futuro mejor, así como la amenaza yihadista, han servido de excusa para la reavivación de movimientos de supremacismo blanco. La victoria de Donald Trump, además, ha creado un ambiente en el que estos movimientos se sienten cómodos para luchar por su causa. Lejos de aparecer como una figura sólida en la lucha contra el racismo, Trump ha conseguido con sus discursos de odio crear el caldo de cultivo perfecto para avivar las polaridades.

El pasado 19 de agosto se hacía evidente esta realidad. Lo que comenzaba como una “marcha pacífica” por la supremacía blanca en Charlottesville acababa con la muerte de Heater D. Heyer tras ser atropellada por un simpatizante nazi que decidió dirigir su coche a toda velocidad hacia un grupo de personas que se manifestaban en contra de la marcha Unite the Right.

Saber quiénes componen actualmente el movimiento por la supremacía blanca en Estados Unidos y qué es lo que desean puede ayudar a procurar un futuro mejor en la lucha contra el racismo.

Los orígenes del supremacismo blanco

El supremacismo blanco está tan arraigado en la historia de Estados Unidos que parece complicado determinar la fecha exacta en la que comenzó, pero parece acertado empezar con la caída de los estados de la Confederación y la creación del Ku Klux Klan.

Son motivos puramente económicos los que dan pie al racismo en el país. Las colonias europeas en Estados Unidos comenzaron a traer esclavos para potenciar la economía del país, y del siglo XVI al XIX la supervivencia de la nación dependía totalmente de ellos. Así, los estados del país, especialmente los del sur, crearon un sistema económico basado en la mano de obra no remunerada esclava que les permitía obtener ganancias exorbitantes. Pero en 1865 la derrota de los estados de la Confederación en la guerra de Secesión, la implementación de Gobiernos liderados por republicanos y el Decreto de Reconstrucción, que por primera vez en la Historia de los Estados Unidos de América liberaba a esclavos y otorgaba ciertos derechos políticos a los ciudadanos afroamericanos en el sur, acababa con la bicoca de la que tanto se habían beneficiado los sureños. Este nuevo panorama no fue aceptado con júbilo por los estados de la antigua Confederación; no bastaba con presenciar la caída de sus ejércitos, ahora también serían testigos del derrumbe de su sistema socioeconómico.

Es así como una noche de diciembre de 1865 seis jóvenes veteranos de la Confederación con ganas de matar su aburrimiento se reunían en Pulaski, Tennessee, para crear un club social secreto. Su idea inicial era crear un grupo que fuese inusual y sonase misterioso para despertar la curiosidad de unos cuantos y gastar bromas a la población afroamericana. Para ello consideraron que el nombre Ku Klux Klan (KKK), procedente de la palabra griega kuklos —de donde derivan ‘círculo’ y ‘ciclo’—, hacía la función perfecta. Por las noches cubrían sus cuerpos con sábanas y capuchas blancas y, conscientes de la fama de supersticiosos de la población afroamericana, se dedicaban a ir de puerta en puerta haciéndose pasar por militares sedientos caídos en la guerra de Secesión. Pero lo que comenzó como un pasatiempo pronto pasaría a convertirse en una organización seria, con un gran número de simpatizantes, y dejarían las bromas a un lado para apabullar a la sociedad afroamericana y hacer de su historia una macabra.

Los miembros del KKK pronto se dieron cuenta de que sus atuendos eran un mecanismo eficaz para asustar no solo a afroamericanos, sino también a la población blanca.

Del KKK al intelectualismo ‘alt right’

La historia del KKK viene marcada por tres grandes etapas que han ido adaptándose a los acontecimientos de la Historia. La primera etapa fue tras su fundación en 1865. Su objetivo principal era aterrorizar a republicanos y la población afroamericana para evitar que participasen en las elecciones y, así, que los demócratas volviesen a hacerse con las riendas del sur. En 1867 los representantes de las diferentes facciones del Klan se reunían en Nashville, Tennessee, para acordar que la filosofía de la supremacía blanca sería el credo del KKK. Esta se basa en que la raza blanca, debido a su superioridad genética, debe estar por encima de las demás razas y que para ello se deben crear sociedades puramente blancas. Pero la violencia, el descontrol del grupo y la victoria de los demócratas en los estados sureños hicieron que a finales de 1869 el Klan dejase de existir.

En los años 20 la llegada masiva de inmigrantes de Europa, la recesión económica tras la Primera Guerra Mundial, la migración de afroamericanos del sur al norte del país y la llegada de libertades políticas y sexuales hicieron que el KKK volviese a emerger. En 1915 William J. Simmons, inspirado por la película “The Birth of a Nation”, reaviva el Klan y amplía la lista de enemigos a todas las personas que no fuesen blancas o que, aun siéndolo, fueran inmorales, es decir, que llevaran a cabo prácticas contra el cristianismo protestante o antipatrióticas. Así, el grupo, debido a su mezcla explosiva de xenofobia, prejuicio religioso, supremacismo blanco y conservadurismo moral, comenzó a tener una mayor aceptación social, pues no solo apelaba a racistas, sino también a cristianos que perseguían una reforma moral que frenase la modernización desbocada del país. Pero a partir de los años 30 este momento apoteósico se vio frustrado por la Gran Depresión, las portadas de periódicos plagadas con las inmoralidades cometidas por los líderes del Klan y la multa de casi 700.000 dólares al grupo por evasión de impuestos. Las antorchas del KKK se apagaban una vez más.

En los años 50 resurge de nuevo durante el movimiento por los derechos civiles. Esta nueva etapa supone una época de transformación para el grupo. En primer lugar, se vuelve más violento que nunca; se empieza a hablar del “terrorismo blanco”. En segundo lugar, su retórica racista durante un periodo de auge para la segregación motivó a personas ajenas al movimiento a participar en sus campañas de terror. Y, en tercer lugar, la llegada de ideas nazis al país debido a la Segunda Guerra Mundial hizo que el KKK no se llevase todo el mérito en la lucha por la supremacía blanca. Grupos neonazis, paramilitares y cristianos extremistas, tan fragmentados como el KKK de esta etapa, comenzaron a trabajar reclutando a personas que el Klan falló en atraer por ofrecer un abanico reducido de posibilidades en su odio. Debido a esto, el movimiento por la supremacía blanca ha tomado desde los años 70 diferentes aspectos y direcciones.

Además, la victimización que el movimiento adopta a partir de los años 80 es un factor esencial que tener en cuenta para poder entender su ideología actual. Inicialmente, su objetivo era luchar para mantener el dominio blanco, pero, a medida que la realidad política y social comenzó a evolucionar, el movimiento supremacista también lo hizo. Vieron que luchar para prevenir su extinción parecía una causa más noble para justificar sus actuaciones. Por eso, el eslogan que hoy impera entre ellos es el de “las 14 palabras”: “We must secure the existence of our people and a future for white children”, esto es, “Debemos asegurar la existencia de nuestra gente y un futuro para los niños blancos”. Este victimismo resulta en lo que califican de “genocidio blanco”.

La extrema derecha actualmente está compuesta principalmente por supremacistas blancos, que creen que la raza blanca es biológica y culturalmente superior al resto; nacionalistas blancos, que apoyan la idea de crear sociedades exclusivamente blancas; neonazis, admiradores de Hitler y que sienten un odio especial hacia los judíos, todas las personas no blancas, la comunidad LGTB y las personas con discapacidades; facciones que siguen los valores clásicos del KKK, y el movimiento “alt right”. Este último, presente también en la manifestación de Charlottesville, es una corriente que está ganando mucho peso por considerarse el movimiento intelectual del supremacismo blanco. El termino “alt right” —derecha alternativa— fue inventando por Richar Betrand Spencer en 2008, un nacionalista blanco que aboga por una “limpieza étnica pacífica” en Estados Unidos. El éxito del movimiento viene dado por su divulgación en las redes sociales, sus memes y su presencia en internet, que permite que seguidores con diferentes creencias puedan participar de manera anónima. Apela al victimismo típico del supremacismo —consideran que la identidad blanca está en peligro y que hay que preservar los valores tradicionales occidentales— e intentan incrementar la calidad del movimiento captando a jóvenes intelectuales conservadores.

Antifas y ‘Black lives matter’: ¿sus opuestos?

Tras la manifestación en Charlottesville, son muchos los que no han tardado en asegurar que “White lives matter” (WLM), movimiento que reivindica “los derechos de los blancos”, ha surgido como oposición al racismo y la violencia del movimiento “Black lives matter” (BLM) y que los antifascistas o antifas son el grupo de la extrema izquierda homólogo a “alt right”.

Primeramente, los movimientos de “White lives matter” y “Black lives matter” no se pueden comparar. El primero es un movimiento racista y violento; el segundo, no. BLM existe porque en la actualidad la población afroamericana sigue siendo víctima de la discriminación y recibe un trato diferente que la población blanca. Sus manifestaciones son pacíficas e incluyen gente de diferentes etnias y orientación sexual. Por el contrario, WLM está liderado por grupos supremacistas, como el KKK y el Partido Nazi Americano, que lo que pretenden es crear una sociedad en la que no haya cabida a la diversidad de razas, sexualidades y culturas, por lo que en sus manifestaciones solo se verán personas blancas, occidentales y, en principio, heterosexuales. De ser violento el BLM, resultaría contraproducente para sus objetivos: optar por la violencia para acabar con la violencia sería como echar piedras sobre su propio tejado. En cambio, los defensores de WLM no necesitan hacer mérito de los medios que utilizan para conseguir sus metas para ser conscientes de su brutalidad.

Por otro lado, el presidente Trump hacía responsables de la tragedia de Charlotessville a “ambas partes”, con lo que se refería tanto a “alt right” como a una supuesta izquierda alternativa —“alt left”—. Sin embargo, aún no existe un movimiento autodenominado “alt left”; a lo que el presidente probablemente se quería referir es al movimiento antifascista —comúnmente conocido como antifa—, ­presente desde hace décadas en Europa, pero nuevo para Estados Unidos Este movimiento está compuesto por anarquistas, socialistas y comunistas que comparten una causa común: acabar con la extrema derecha y el supremacismo blanco. Es por esto que pueden dar la sensación de ser aliados en la lucha contra el supremacismo. No obstante, tampoco dudan en utilizar la violencia para conseguir sus fines y consideran que está moralmente justificado el uso de la fuerza contra la extrema derecha, por lo que al final del día, según sus detractores, no dejan de ser distintos a los defensores de los supremacistas. El Centro Legal para la Pobreza Sureña, conocido por su labor contra el racismo, afirmaba que el uso de la violencia no es la herramienta más eficaz para acabar con los racistas y antisemitas.

Pero la realidad es que, por mucho que se intente comparar BLM y los antifas con WLM, los niveles de violencia ejercidos los supremacistas impiden una comparativa objetiva.

Indudablemente, lo que más fuerza ha dado a estos movimientos fanáticos es que legalmente tienen el derecho a manifestar y hacer apología de sus creencias. La Primera Enmienda de la Constitución restringe la capacidad del Gobierno de limitar el ejercicio de la libertad de expresión; de ahí que la marcha en Charlottesville fuese totalmente legal. Las esvásticas, saludos nazis y cantos de violencia como “Fuera los judíos” o “Sangre y tierra” pueden resultar chocantes en la actualidad por los actos cometidos en nombre de la ideología que estos símbolos sustentan, pero se consideran amparados por la libertad de expresión.

http://elordenmundial.com/2017/09/25/racismo-y-fanatismo-el-supremacismo-blanco-en-ee-uu/

Cae muerto un general ruso combatiendo a los yihadistas en Siria

El general ruso Valeri Assapov
El general ruso Valeri Assapov murió durante un bombardeo de artillería de los terroristas del Califato Islámico cerca de la ciudad de Deir Ezzor, según anunció ayer el Ministerio de Defensa ruso.

“El general de división Valeri Assapov murió en la explosión de un obús durante un bombardeo con morteros realizado por combatientes del Califato Islámico”, indicó el Ministerio.

Assapov se desempeñaba como asesor militar de las tropas del régimen sirio de Bashar al Assad.

El general “estaba en el puesto de mando de las tropas sirias y ayudaba a los comandantes sirios a dirigir las operaciones destinadas a conseguir la liberación de la ciudad de Deir Ezzor”, agregó el comunicado.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró que el militar será condecorado de modo póstumo.

Además, aunque la nota oficial no dice nada, murieron dos coroneles que estaban junto al general. Tampoco dice de que el general estaba dentro de la lista de rusos sancionados a causa de la Geurra de Ucrania.

Deir Ezzor, última provincia siria en manos del Califato Islámico, es el blanco de dos ofensivas independientes, una a cargo de tropas sirias con asesoramiento de oficiales rusos y apoyo de la fuerza aérea de Moscú, y la otra a cargo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) sostenidas por Estados Unidos.

Desde hace dos años, la muerte en combate de soldados y oficiales rusos en Siria ha despertado el aprecio de la población, que hoy es superior incluso a la de Irán, aunque también un general iraní, Hussein Hamadani, ha caído combatiendo en Siria.

Los motivos son las diferencias religiosas entre chiítas y alauitas. En una reciente entrevista para la televisión rusa, Bashar Al-Assad declaró contundente: “Miramos hacia Rusia”, añadiendo también: “El pensamiento sirio no es fácil de ser comprendido por nuestros socios en Teherán, especialmente cuando no se tiene una comunión religiosa y cultural necesaria para ganar apoyo nativo”.

Más de la mitad de los sirios prefieren a los rusos que a los iraníes ya que no comparten las políticas de la República Islámica del ayatollah Alí Jamenei.

En lo que va de año han muerto 10 rusos combatiendo en Siria, según cifras oficiales que la agencia Reuters cuadruplica basándose en fuentes procedentes de familiares y allegados de los fallecidos obtenidas de las redes sociales.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Muere en la cárcel un militante de las FARC

El militante de las FARC, Roberto Antonio Sepúlveda Muñoz, ha fallecido en la cárcel del Barne, en el departamento de Boyacá, donde se encontraba recluido a la espera de que le aplicaran la ley de amnistía, aprobada hace nueve meses en virtud de los acuerdos de paz firmados entre la guerrilla y el gobierno de Colombia.

Sepúlveda, conocido como “Arturo” y “Catire”, llevaba preso desde hace nueve años y, a pesar de que padecía una enfermedad terminal y su salud se deterioraba, el gobierno no procedió a su liberación.

Un comunicado de las FARC detalló que el militante falleció en el hospital San Rafael de la ciudad de Tunja, debido que la enfermedad no fue tratada de manera eficiente y se convirtió en una bronconeumonía crónica.

En el documento las FARC exigen que se tomen medidas y se realice una investigación “exhaustiva” para determinar las causas reales del fallecimiento de Sepúlveda Muñoz y establecer las sanciones penales pertinentes.

También instan al gobierno a que garantice la atención médica y que de manera “definitiva” libere a todos los miembros de las FARC que aún se encuentran encarcelados.

También alertan sobre el “complejo cuadro médico” de otros tres militantes encarcelados: Bernardo Mosquera, José Ángel Parra y Jan Carlo Amaya.

La amnistía se puede conceder a los presos políticos colombianos tanto por vía judicial, es decir, por los jueces ordinarios, como por vía administrativa, a cargo del Presidente de la República.

El pasado 11 julio, el Gobierno informó que beneficiado a 7.696 exguerrilleros de la FARC con amnistías e indultos como parte del acuerdo de paz.

En el mes de julio, Seusis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”, uno de los dirigentes de la FARC, finalizó la huelga de hambre que mantuvo durante 25 días en solidaridad con los presos de las FARC que permanecen en las cárceles del país, y pidió su liberación “de manera expedita”.

“Santrich” explicó en una conferencia transmitida por NC Noticias que la decisión obedecía al decreto 1252 expedido el 19 de julio por el Gobierno.

Rohingyas: ¿se acerca la hora de la provocación?

Desde hace unos días centenares de mujeres musulmanas con velo de la cabeza a los pies se manifiestan ante la embajada de Birmania en Yakarta, la capital de Indonesia, uno de los Estados con mayor número de musulmanes. Portan pancartas firmadas por una organización hasta ahora desconocida, Sahabat Muslim Rohingya (Amigos de los Musulmanes Rohigyas) con una consigna preocupante: “Soldados musulmanes, liberad a vuestros hermanos musulmanes rohyngyas”. Es un llamamiento directo a la provocación yihadista, a la desestabilización regional. Se acaba una guerra en Siria y estamos a las puertas de otra en Birmania.

El 3 de setiembre lanzaron cócteles incendiarios contra esa embajada y el ejército indonesio ha tenido que cerrar los accesos.

Comienzan a menudear las explicaciones de todo tipo. Un dirigente de la organización juvenil indonesia Ansor asegura que en el Estado de Arakan (Rajin) que habitan los rohingyas ha aparecido petróleo y gas natural (*), por lo que pretenden expulsar a los rohingyas de sus tierras. ¿Quiénes? Las grandes multinacionales, las grandes potencias... los de siempre.

Otra explicación apunta a la situación interna en Birmania, un país que en 2015 salió de una dictadura militar que trata de camuflarse en el nuevo gobierno pelele de la laureada Aung San Suu Kyi, aunque los militares conservan todas sus prerrogativas. Ellos serían los responsables de la matanza contra los rohingyas que han puesto contra la pared al gobierno civil.

Hay quien asegura que el ejército birmano no solo ha tolerado las acciones armadas en el Estado de Arakan (Rajin), sino que las ha incentivado para poder lanzar la limpieza étnica. La organización que ha reivindicado dichas acciones en nombre de los rohingyas carece de capacidad para poder acometerlas.

En Washington el portavoz de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ha atacado al gobierno de Birmania y amenaza con intervenir bajo la coartada de la “responsabilidad de proteger” a la minoría rohingya en otra de esas “crisis humanitaria”.

Un comunicado de Al-Qaeda difundido el día 13 llama a los rohingyas de Arakan (Rajin) a la yihad y pide a los musulmanes que les ayuden.

(*) https://nasional.tempo.co/read/news/2017/09/04/078905673/mengapa-harus-hati-hati-sikapi-kasus-rohingya-catatan-ansor

El mayor campo de gas de Siria cae en poder de las FDS

Miliciano de las FDS cerca de Deir Ezzor
Con el apoyo del ejército de Estados Unidos, las FDS se apoderaron ayer el campo de Conoco, el campo de gas más importante de Siria en la provincial de Deir Ezzor.

Nasser Haj Mansour, portavoz de las FDS, declaró que el campo y la fábrica de gas de Conoco estaban bajo el control de sus tropas, que también se habían apoderado del de Al-Izba, situado en las cercanías.

Por su parte, el “general” Talal Sillo, también de las FDS, ha declarado que los combates causaron la muerte de 65 miembros del Califato Islámico, mientras que otros 100 se han rendido.

El “general” ha dicho que sus tropas partieron de la ciudad próxima de Jsham bajo la cobertura del fuego de artillería de la “coalición internacional”.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos fue mucho más lejos, asegurando que las FDS controlan la totalidad de la provincial de Deir Ezzor, aunque el Califato Islámico había lanzado una contraofensiva para recuperar el terreno perdido.

Las FDS han marchado sobre la orilla oriental del río Éufrates, mientras que el ejército regular ganaba posiciones en la otra orilla. Aunque esta semana lograron cruzar el río, han concentrado sus operaciones sobre la orilla occidental.

Deir Ezzor, en la frontera con Irak, es una provincial rica en yacimientos de hidrocarburos. El próximo paso será la captura del campo de Al-Omar, en la orilla oriental.

La batalla por los campos petrolíferos es vital para obtener fondos con los que abonar la futura reconstrucción de Siria.

http://abcnews.go.com/International/wireStory/us-backed-sdf-syrias-largest-gas-field-50040682


Situación de los frentes en las dos orillas del río Éufrates ayer a la altura de Deir Ezzor

Aumenta el número de personas que duermen en las calles de Europa

El empeoramiento del mercado laboral y el insuficiente acceso a la vivienda han motivado un aumento de las personas que tienen que dormir en la calle en todas las ciudades importantes de Europa, según han denunciado el Observatorio Europeo de Sinhogarismo y la European Federation of National Organisations Working with the Homeless (Feantsa).

El viernes ambas organizaciones analizaron en Barcelona el aumento del fenómeno del “sinhogarismo” en todas las grandes ciudades del continente en el 12 Congreso Internacional de Sinhogarismo.

Sin ir más lejos, en Barcelona, donde se celebra la reunión, el pasado mes de mayo, había 3.000 personas sin hogar, de las que 1.026 duermen en la calle, un 56 por ciento más que en 2008, aunque el número de recursos residenciales ha aumentado en un 64 por ciento.

En diciembre de 2012 en Madrid había oficialmente 2.041 personas que viven en la calle, aunque las ONG aseguran que la cifra alcanza los 2.500 vagabundos.

Esta realidad es compartida por países como Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda, Suecia o Reino Unido, con aumentos del número de personas que duermen en la calle por encima de los dos dígitos en todas las capitales.

En España, en total hay casi 50.000 personas viviendo en la calle, aunque el Instituto Nacional de Estadísitca sólo reconoce la mitad de esa cifra.

Las cifras aumentan bastante si tenemos en cuenta que el número de personas que no tienen vivienda es de 300.000, a pesar de lo cual todos los esfuerzos van dedicados a que haya más deshauciones y más rápidos.


La intoxicación no se detiene ante nada: ‘Putin quiere romper España’


Putin quiere romper España a través de Julián Assange, quien ha publicado una decena de tuits mostrando su apoyo al independentismo en Cataluña, asegura El Confidencial. No es un apoyo nada despreciable, añade esta gacetilla, ya que Assange tiene más de 368.000 seguidores. “Por su relevancia, es como un medio de comunicación en sí mismo y, además, de gran repercusión internacional”, subraya.

La cadena de intereses es evidente: Assange se reunió en una ocasión con el congresista estadounidense Dana Rohrabacher, que es un defensor público de los intereses de Rusia. Al mismo tiempo, el pasado mes de abril Rohrabacher se entrevistó con el presidente catalán, Carles Puigdemont.

Otro silogismo característico del sofisma más demagógico: el referéndum de Catalunya está dirigido contra la Unión Europea; los intereses rusos también estan dirigidos contra la Unión Europea; luego los intereses de los secesionsistas catales y los de Rusia son los mismos.

“Quod erat demostrandum”, diría Euclides. aunque finalmente los plumillas que fabrican esta intoxicación vuelven sobre sus pasos y reconocen que “no hay pruebas de que el apoyo de Assange a la causa independentista catalana esté impulsado por Rusia”. No obstante, en el último año el fundador de WikiLeaks solo ha apoyado causas rusas.

Lo mismo titula El País en primera plana: Putin promueve la independencia catalana por medio de su maquinaria de fabricar noticias falsas. Es como el aquel ladrón que para despistar a sus perseguidores huía deprisa gritando “¡al ladrón!, ¡al ladrón!”

La prueba de El País es la misma que la de El Confidencial: Julian Assange, convertido en portavoz de las oscuras maniobras del Kremlin. ¿Cuál es la prueba de la prueba? No existe. Es un “obiter dicta” que sostiene la “ratio decidendi” de la misma manera que las nubes cuelgan del techo sujetas por un cordel divino.

Entre Putin y Puigdemont no hay una gran distancia; por medio está Podemos, cómplices de este contubernio ruso-catalán, del que se aprovechan para “debilitar a la democracia”, propósito último de la extrema izquierda que representan Pablo Iglesias y los suyos.

¿Alguien estaba denunciando noticias falsas?, ¿teorías de la conspiración?, ¿fenómenos paranormales?, ¿chemtrails?, ¿avistamientos de ovnis?, ¿telekinesis? ¡Lea la prensa fascista hispánica!, ¡todos los días grandes y maravillosas sorpresas!

sábado, 23 de septiembre de 2017

Un paracacidista francés ha muerto en combate en la frontera entre Siria e Irak

Esta tarde el Elíseo ha anunciado la muerte de una paracaidista francés que formaba parte de la Operación Chammal en la frontera entre Siria e Irak.

El paracaidista formaba parte del 13 Regimiento de Dragones y cayó en combate, según la información oficial.

Es un camelo que el paracaidista haya caído justo “en la frontera” entre ambos países. Ha muerto en Siria, pero el gobierno francés no quiere admitir que ha invadido el país militarmente.

Francia inició abiertamente la Operación Chammal en Irak en setiembre de 2014 y un año después en Siria, tras varios años de mentiras y engaños oficiales sobre la invasión militar de Siria, tomando como excusa los ataques terroristas cometidos sobre suelo francés.

El recorrido de las mentiras empezó admitiendo que el ejército había atacado a ambos países, pero sólo mediante bombardeos y otros ataques aéreos. Además empezaron diciendo que intervenían “a petición del gobierno irakí”.

Luego continuaron admitiendo que también adiestraban tropas irakíes y kurdas sobre el terreno. Era la coartada de los “consejeros militares” que invocaron Estados Unidos y Gran Bretaña.

El dispositivo admite que hasta el año pasado habían realizado 4.000 horas de vuelo, 2.000 avituallamientos en el aire y 116 misiones de reconocimiento.

También admitieron que había al menos un buque de guerra emplazado en el Mediterráneo oriental, una fragata de defensa aérea Forbin, y otra en el Golfo Pérsico, la Jean Bart. Según datos oficiales, el despliegue supone un total de 1.000 militares operando desde Jordania y Emiratos Árabes Unidos, lo cual es falso. Al menos, hay 3.500 y un centenar de ellos se reparten entre Bagdag y Erbil, donde dirigen los pasos de los pershmergas kurdos.

Hay más bombardeos franceses en Siria de los que hubo en Líbano en 2011 con menos aviones, hasta el punto de que a finales de 2015 Francia tuvo que pedir más municiones a Estados Unidos porque las que tenía en Siria se habían entregado a Arabia saudí para que bombardeara Yemen.

En árabe “chammal” es un viento característico del norte del Irak. A los franceses les gusta poner nombres locales a sus operaciones de agresión contra terceros países.

Los dirigentes de Al-Qaeda son estrellas de las televisiones saudíes

A comienzos del año pasado apareció un vídeo en Youtube de Abdulmajid al-Zindani, un dirigente yemení de Al-Qaeda (AQAP), fichado como tal en Estado Unidos desde 2004, junto el dirigente religioso saudí Aid al-Qarni.

Durante años Zindani fue el preceptor espiritual de Osama Bin Laden y se encargó de llenar los fondos de Al-Qaeda con el dinero saudí. El yemení es un protegido de la camarilla regia de Riad. En el vídeo le informa al wahabita sobre la marcha de la Guerra de Yemen en una aparición pública que se ha hecho corriente en la televisión pública de Arabia saudí.

Al menos cinco yemenitas fichados por Estados Unidos coordinan las operaciones militares del ejército saudí en Yemen, en colaboración con sus aliados locales. Los saudíes han invadido el país para reponer al frente del gobierno al Presidente Abd Rabbo Mansour Hadi, que fue derrocado en 2014 por una revuelta popular.

La sucursal de Al-Qaeda en Yemen (AQAP) está considerada en Estados Unidos como una de las más mortíferas. Una de ellas es el asesinato de tres misioneros estadounidenses en 2002, cometido por alumnos de Zindani.

Uno de los dirigentes militares de AQAP es el yemení Nayef al-Qaysi, también fichado por Estados Unidos, nombrado gobernador de Bayda en diciembre de 2015 por Hadi. Ha convertido la provincia en el bastión por excelencia de Al-Aqeda en Yemen gracias al dinero saudí.

Qaysi es otro asiduo de la televisión saudí, donde anuncia la recolección de fondos para ayudar a la “resistencia” en Yemen. En abril de 2016, el canal Ekhbariya TV de Riad le presentaba como un “héroe de la resistencia” frente a los “agentes de Irán” en Yemen.

Otra cadena de televisión de la red Al Arabiya TV, Al Hadath, también le ha entrevistado varias veces.

Otro terrorista fichado desde 2013 que es asiduo en las televisiones saudíes es Abd al-Wahhab al-Humayqani, cuyo papel es el de canalizar los fondos saudíes hacia AQAP en Yemen. Es secretario de Al Rashad, una organización que Al-Qaeda creó para utilizarla como cobertura del reclutamiento y el entrenamiento de terroristas.

En julio de 2012 la dirección de Al-Qaeda cambió de planes y decidió poner a Humayqani a la cabeza de dicha organización para jugar un papel de portavoz y escaparate público a Al-Qaeda.

Para lavarse la cara, en junio de este año el gobierno de Riad ha puesto a Humayqani dentro de un listado de 50 terroristas financiados por... Qatar y ha pedido su extradición a Doha.

http://www.middleeasteye.net/news/hold-al-qaeda-terrorists-who-are-tv-celebs-saudi-arabia-337403360

Estados Unidos masacró a la población de Vietnam con gran cantidad de armamento químico

Luis Mazarrasa

Phuong, una niña de unos ocho años, delgadita como casi todas las vietnamitas, no deja de abrazar al periodista. Es alegre y parlanchina y parece sufrir un síndrome muy similar al de Down. Pero puede decirse sin temor a equivocarse que es la más afortunada de estas varias docenas de criaturas que son atendidas en un ala especial del hospital Tû Dû de Ho Chi Minh City, la antigua Saigón.

En este pabellón situado junto a la cantina del centro médico viven grupos de niños afectados gravemente por el terrible legado del Agente Naranja, el defoliante utilizado por Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam –que terminó ayer hace 40 años– para destruir la jungla y dejar a los guerrilleros Vietcong sin posibilidad de camuflaje.

Cuatro décadas después del fin del conflicto aún siguen naciendo criaturas con deformidades terribles. “No podemos estar seguro todavía del tiempo durante el que se extenderán sus efectos, pero muchos científicos ya lo estiman en tres generaciones”, dice la doctora Lành.

En la misma habitación donde vive Phuong, hay varias cunas en las que vegetan críos que nunca podrán levantarse. Algunos tienen una cabeza hasta seis veces mayor de lo normal y aplanada, otros enormes ojos de pez... Un pobre adolescente muestra toda la piel de su cuerpo como si estuviera rayada y además padece un síndrome nervioso extremo que obliga a sus cuidadores a esposarlo a los barrotes de una cama para no autolesionarse. No cesa de llorar y gritar histérico.

“No es fácil asegurar la cifra de niños afectados por el Agente Naranja en Vietnam, pero se estima en unos 500.000 los casos que podría haber en los hospitales de todo el país y en muchas aldeas donde sobreviven con sus familias”, declara la enfermera Kim Hoa.

El Agente Naranja, del que se irrigaron más de cuarenta millones de litros entre 1962 y 1970 desde aviones estadounidenses sobre los bosques de Vietnam era un poderoso herbicida compuesto por una mezcla de dos productos químicos: el 2,4,5–T y el 2,4–D. El primero de ellos provoca la aparición de minúsculas cantidades de dioxina conocida como TCDD, el veneno más tóxico de los elaborados por el hombre, que en tiempos de la guerra nadie se preocupó de depurar.

El defoliante destruía la foresta prácticamente en 24 horas, pero sus efectos iban a perpetuarse mucho más allá de que en esos terrenos no volviera a formarse una jungla. En los primeros años de la posguerra se dieron la aparición de un número inusual de tumores raros de cáncer en las zonas donde se había irrigado con el herbicida. Paralelamente se dispararon los casos de bebés nacidos con malformaciones muy graves: cabezas enormes, brazos que eran muñones terminados en dos o tres dedos, bocas sin paladar, ojos ciegos, síndromes nerviosos, parálisis, etcétera. Y también se multiplicaron los inusuales nacimientos de siameses. En muchos casos, los padres no habían padecido ni un dolor de cabeza, pero su ADN había sido dañado por la dioxina, un veneno del que basta un microgramo ingerido directamente para causar la muerte.

Al mismo tiempo, miles de veteranos estadounidenses, australianos o neozelandeses también empezaron a sufrir a dolencias idénticas a los de sus antiguos enemigos. Y también tuvieron una tasa disparatada de nacimientos de niños con minusvalías, efectos coincidentes con los que se se habían dado entre las víctimas del escape de dioxina en Seveso (Italia) en 1976.

Más de 230.000 veteranos de guerra reclamaron indemnizaciones a siete empresas químicas productoras del Agente Naranja –una ley norteamericana prohíbe querellarse contra el gobierno por acciones de guerra– y Víctor Yanacone, el abogado principal del consorcio de empresas que representaba a los veteranos, expuso ante los jueces una realidad incuestionable: durante la guerra las empresas Dow Chemical y Monsanto produjeron grandes cantidades del herbicida sin preocuparse por eliminar la dioxina; la Fuerza Aérea estaba pidiendo cantidad y no calidad.

Los ejecutivos de las empresas rechazaron cualquier conexión de su producto con el problema, que atribuyeron a causas psicológicas, el llamado síndrome Vietnam –que afectaba a miles de jóvenes que volvían derrotados y rechazados por su propia sociedad–, hasta que el número de afectados fue tan alto que hizo absurdas sus alegaciones.

Los directivos de la Dow alegaron que las autoridades se negaron a aceptar los peligros que corrían con su empleo. “Pero nos prohibieron hasta que etiquetáramos el producto con señales de advertencia”, declaró un directivo de la empresa.

Así, una hoja de instrucciones entregada en 1966 a las tripulaciones de los aviones encargados de fumigar la selva se afirmaba que “este defoliante no es tóxico para la vida humana o animal”.

Sin embargo, los efectos letales de la dioxina ya eran conocidas para la Administración estadounidense. Una explosión en la fábrica de herbicidas de la empresa Monsanto en 1949 en Virginia (EEUU) y un escape en 1964 durante su producción en una planta de la Dow Chemical habían mostrado las fatales consecuencias entre sus trabajadores.

En 1984 las siete empresas productoras del herbicida –Dow Chemical, Monsanto, Diamond, Uniroyal, TH, Hercules y Thompson– aceptaron en un tribunal de Nueva York la creación de un fondo de más de 162 millones de euros para cubrir los gastos médicos que requirieran las víctimas y sus hijos durante un período de 25 años.

Pero, aunque Vietnam también se ha querellado contra estas empresas químicas, sus alegaciones se han desestimado. Monsanto aduce en su página web que “crearon el Agente Naranja para salvar vidas de norteamericanos” y que es una cuestión “que corresponde debatir entre los gobiernos”.

Los vietnamitas no recibirán ni un dólar de compensación. Por su parte, el gobierno de Estados Unidos exige con presteza pagos por reparaciones de guerra cuando gana una contienda, pero no concede indemnizaciones si la pierde, como sucedió en Vietnam, de donde se retiró en 1973 con 58.000 de sus militares muertos y muchos más con graves secuelas.

Ni siquiera acepta pagos cuando ha cometido un error, o que se lo pregunten a las familias de los 290 pasajeros y tripulantes del avión comercial iraní abatido en 1988 por un misil de un buque estadounidense en el Golfo Pérsico, al confundirlo con un caza iraquí.

Además del Agente Naranja, Estados Unidos fumigó las selvas de Vietnam con unos 30 millones de litros de otros defoliantes de efectos dañinos: el Agente Blanco y Agente Azul. Todo un arsenal de armas químicas que acompañaron al tristemente célebre napalm que dejó a miles de victimas con gravísimas quemaduras en las aldeas de este hermoso país.

Al abandonar el hospital Tû Dû, que ya visité en 1995 con motivo del veinte aniversario del fin de la guerra, me despido de Nhung, un chico de unos catorce años cuyas piernas terminan abruptamente en las rodillas y su cabeza en pico. Me sonríe tristemente e intenta darme la mano con dificultad, porque tiene los dedos unidos por membranas.

En la calle, los vietnamitas se preparan para celebrar los festejos de los 40 años del fin de la guerra contra Vietnam del sur, una república títere de Estados Unidos. Y Minh Quân, un veterano del Vietcong, que regenta un puesto de frutas tropicales cerca del hospital, me recuerda orgulloso que su ejército ha vencido en todas las guerras a las que se ha enfrentado en el siglo XX: a Francia, Estados Unidos y hasta a los chinos que invadieron brevemente el norte del país en represalia a la victoria vietnamita sobre la Camboya de Pol Pot.

Pero hoy, Vietnam pasa casi por primera vez en su historia por un largo período de paz. Aunque los causantes del “síndrome naranja” no ayuden a las víctimas, varias asociaciones de otros países sí lo están haciendo, y Estados Unidos, al menos, ha comenzado recientemente a colaborar con la descontaminación de amplias zonas de terreno destruido por sus armas químicas.

http://www.eldiario.es/internacional/Agente-Naranja_0_383212103.html


El gobierno español siempre servil ante los poderosos

El embajador Kim Hyok-Chol
Darío Herchhoren

El pasado lunes 18 de septiembre de 2017; el gobierno español dio una nueva muestra de firmeza en sus relaciones internacionales. Ya había mostrado una en la famosa foto del trío de las Azores, cuando la banda de criminales Bush, Blair y Aznar, se confabularon para atacar a Irak porque - decían- que tenía armas de destrucción masiva, que por supuesto nunca aparecieron. Lo que pasó el día 18 de septiembre es la guinda del pastel, ya que ese día el Ministerio de AAEE español notificó al embajador de la República Popular y Democrática de Corea que era considerado persona "non grata" por el gobierno español, y que debía abandonar el territorio nacional antes del fin de septiembre de 2017. El motivo de esa expulsión es que la Corea socialista era un peligro para la paz y la seguridad mundiales.

Sin embargo, no son un peligro para la paz y la seguridad mundiales las maniobras de guerra en aguas de Corea del Sur por parte de una flota de los USA, ni tampoco son un peligro para la paz las armas nucleares no declaradas de Israel, ni el apoyo a los terroristas del estado islámico por parte de occidente, ni la venta de fragatas a Arabia saudí, un estado terrorista. Si las cosas funcionaran bien, España debería cortar relaciones y expulsar a los embajadores de USA y de Israel, y también al representante de Arabia Saudí. Pero no caerá esa breva. Para que eso pase, en España no debería gobernar el PP (Partido Podrido) siempre duro con los más débiles y genuflexo con los poderosos.

Ya nos hemos referido a la Corea socialista en otras oportunidades, pero esta vez es distinto. El ejército de la RPDC no está asediando a los EEUU; tampoco ha mandado naves de guerra a sus costas, pero se defiende. Esta es la novedad. Si es atacada se defenderá y producirá graves daños a los USA, que nunca fueron bombardeados, con la excepción del 11 de septiembre de 2001 en las torres gemelas, y ello generó un gran pánico y daños importantes.

Pero hay más en el servilismo del gobierno español: se trata de sus ataques permanentes a Venezuela.

Y en esto hay que agregar al corrupto Felipe González, el jefe de los GAL ¿Recuerdan? El presidente Maduro de Venezuela, país que está siendo acosado por el imperio ha acusado al obediente Rajoy de antidemócrata y fascista y de no respetar a los catalanes. Le recordó a Rajoy, que él, Maduro tuvo que aguantar un referéndum ilegal contra su permanencia en la presidencia de su país. Y no solo lo permitió, sino que protegió a los que lo convocaron. Esa es una actitud democrática y no la de Rajoy.

Pero el gobierno español siempre defendiendo las causas justas y nobles. Lo hizo en Irak, lo hace en Venezuela y lo hace en relación con la expulsión del embajador de la RPDC. Y lo hará siempre que el imperio lo necesite. Para eso está.

Mi querida Spain

Bianchi

Tuvo que ser un "afrancesado", un liberal, Javier de Burgos, quien en 1833 (recién muerto el felón Fernando VII) pergeñara la división de España en provincias a imitación del centralismo -peyorativamente llamado "jacobino"- francés. Si a de Burgos (granadino de Motril) le hubieran tildado de "nacionalista" no hubiera entendido el epíteto. Un francés, sin embargo, después de la batalla de Valmy (1792), sí, pues peleaban al grito de ¡viva la nación!, y no ¡viva el rey! Y es que para eso hicieron una Revolución cercenando testas regias y coronadas. Y lo hizo una burguesía revolucionaria, pujante, antifeudal.

Cuando se oye decir que el nacionalismo español no existe hay un adarme de certeza, aunque quien lo dice no sabe lo que dice. La división territorial en provincias -y Diputaciones- fue una creación liberal del siglo XIX por oposición a las, vale decir, derechas conservadoras españolas que siempre fueron "regionalistas" (caldo de cultivo propicio al "caciquismo", como hoy las taifas "autonómicas" o café para todos para diluir y no enfrentar el sempiterno problema de las llamadas "nacionalidades"). Se trataba de solucionar el contencioso catalán (que no es de hoy y muy anterior al mal llamado "problema vasco": el nacionalismo español no es un "problema" porque no existe, ¿no es cierto?) con una descentralización administrativa. Eso es el verdadero significado del regionalismo (del "sano regionalismo", que decía Fraga Iribarne, hoy "Estado de las Autonomías"). Se hablaba, a la sazón, que se dice, de regionalismo castellano que siempre fue a remolque del catalanismo. El ministro zamorano, liberal, Santiago Alba, en 1908, afirmaba en un mitin (entonces "meeting") que iría a predicar (sic) a Cataluña "frente al evangelio catalanista la gran verdad castellana" (no decía "española" como patanes rastreros y vividores tipo Rodríguez Ibarra, Leguina o García-Page o la propia Susana Díaz). El vasco Unamuno -más bien el bilbaino Unamuno- en 1909 consideraba que el castellanismo no era otra cosa que anticatalanismo: "no nos engañemos", decía el cuáquero Rector salmanticense.

Un castellanismo hogaño nacionalismo representado por "La Roja" y su líder Sergio Ramos, philosopho ático, poniendo los ojos en blanco oteando transverberado, levitando, el azulísimo cielo cuando suena el himno -sin letra- español nostálgico de la Armada Invencible y otras glorias pasadas. Si ya entonces no se resolvió ese "problema", menos con estos fascistas de hoy.

Good afternoon
.

Un cowboy en la ONU

Darío Herchhoren

En una memorable intervención del Comandante Hugo Chaves en la ONU, refiriéndose a la intervención de George Bush (h) el día anterior, dijo "ayer estuvo el diablo aquí. Huele a azufre todavía". Y podemos afirmar que el diablo ha vuelto, pero esta vez personificado por Donald Trump, que no ahorró bravata alguna con el fin de aterrorizar al mundo entero. Parecía un vaquero entrando al saloon de un pueblo perdido del far west.

Amenazó a Corea con arrasarla, y prácticamente hacerla desaparecer. No hace falta recordarles a los coreanos lo que implica la intervención de los USA en su país. Los gringos, durante la guerra de Corea utilizaron las armas más terribles de que disponían, entre otras los llanzallamas, que abrasaron a hombres, mujeres y niños que se escondían en cuevas para refugiarse de la barbarie de la "civilización" occidental. Sus tropas casi llegaron al río Yalú, que hace de frontera con China, y el peligro que corría China en ese momento llevó a que Mao Zedong mandara un millón de militares a combatir con ese demonio que son los USA. Ello llevó a la partición de Corea en dos estados, y a que en el sur del paralelo 38 se instalara un estado títere, cuyos hilos se mueven desde Washington, y que sirve a sus intereses. El estado del sur es una permanente provocación contra la Corea socialista, y ese es el motivo por el cual no se firma un tratado de paz entre las dos Coreas, y por eso los USA hacen todo lo posible para que ello no ocurra, y por ello mantienen en forma permanente 30 mil militares en ese territorio.

No quieren un tratado de paz, porque de firmarse, ello haría que la presencia de tropas yanquis en Corea no tuviera razón de ser. La guerra de Corea era una provocación contra China y contra la URSS, que tiene frontera con la Corea socialista, y ello hizo que el célebre general Douglas Mc Artur, que había entrado victorioso en Japón luego de la masacre de Hiroshima y Nagasaki preconizara que el ejército yanquy arrojara una bomba atómica sobre Corea, cosa que felizmente no ocurrió por la firme postura de la URSS, que envió armamento y aviones MIG 15 para parar la agresión.

El irresponsable payaso también amenazó a Irán. No puede soportar después de tantos años la pérdida de la monarquía iraní ejercida por Mohamed Reza Pahlevi, un lacayo opresor de su pueblo y fiel servidor de los intereses de las petroleras Standard Oil y Anglo Iranian Oil Company. La nacionalización del petróleo iraní, implicó un duro golpe para ambas multinacionales la primera transformada en la Gulf Oil, y la segunda es la actual British Petroleum.

Como en su insensato discurso hubo para todos no se olvidó de Venezuela, y al mejor estilo del Far West, amenazó con ir a "arreglar las cosas" en ese país si antes no las arreglaban las autoridades del mismo.

Pero su discurso fue tan lamentable que su sirviente en Francia Emmanuel Macron, le afeó su postura en contra del tratado con Irán sobre el uso pacífico de la energía atómica, diciendo que ese era un buen tratado y que debía respetarse, ya que el mismo no pertenecía a los EEUU sino al mundo entero.

No cabe duda que a este desenfrenado vaquero le vendrá bien una dosis de jarabe vietnamita. Ya lo está probando en Siria; pero habrá que aumentar la dosis. La de adulto.

Historia contrafactual

Bianchi

O, ¿qué hubiera pasado si...? Si, por ejemplo, los turcos no hubieran sido expulsados/derrotados de Europa. Pues que hoy todo cristo, menos los malteses, profesaríamos el Islam y no el cristianismo cuyo ritual, como decía Unamuno, sólo consiste en que te bauticen por la Iglesia (incluida la protestante que no observa todos los sacramentos católicos), te cases por la misma y te entierren por el rito católico, que eso y nada más, aparte misas y rosarios, puras reliquias, es el catolicismo.

La presencia de los turcos en Europa significa un hecho totalmente nuevo en la historia de los pueblos cristianos, o cristianizados. Los turcos otomanos hacen algo más que los turcos selyúcidas, pues si aquellos se islamizaron, éstos, en cierto modo, se europeízan, ya que, sin perder su credo, ideología y modo de vida, organizan ejércitos al modo occidental, utilizan los adelantos militares de Europa y empiezan a practicar el sistema de soberanía, vasallajes, pactos, tratados y treguas, propios del mundo occidental ergo: civilizado (ponga el lector las comillas si lo desea). La Cristiandad, o sea, los "buenos", va a tener un terrible enemigo en Suleimán II, de alias Solimán el Magnífico (por la pompa y el lujo de su corte, de ahí viene lo del "lujo asiático"). Este Sultán será la pesadilla europea de 1520 a 1560.Los avances son extraordinarios en Europa y en Asia. Belgrado (Beograd, en la Serbia austríaca) se había rendido derrotando Solimán a los húngaros cayendo Buda (la parte de Budapest que separa el Danubio, hoy apenas poblada) en poder turco que se planta frente a la mismísima Viena, o sea, el ángor político de Europa, su corazón cultural (¿se imaginan un Mozart derviche? Salieri tal vez). Sólo se libró, ya se dijo, la isla de Malta defendida por Juan de La Valette (su actual capital).

Eso de llegar a las puertas de Viena era pasarse tres pueblos, inquietante. El Emperador Carlos V (y I de España, como nos enseñaban en los colegios franquistas), ocupado en sitiar y saquear la Roma vaticana (1527), enfadarse con Francisco I de Francia, perseguir luteranos y otras distracciones, cogió el toro turco por los cuernos y envió al Marqués del Vasto (con uve) a parar los pies a Solimán y sus vaivodas (una suerte de príncipes feudales) y sus jenízaros (una especie de guardia pretoriana). No tuvo mucho éxito, sobre todo por mar. Fue su hijo, Felipe II (que, a diferencia de su padre, sabía protoespañol), quien en "Santa Liga", uniera los estados católicos (Venecia, Génova, el papa y España) para al mando de Juan de Austria, su hermano (bastardo, que entonces no tenía la carga peyorativa que tiene hoy), vencer a los turcos en la célebre batalla de Lepanto (por el mar Jónico griego, o el Egeo, que siempre me confundo y me he bañado en esas aguas llenas de medusas en verano, conste) y que costara el brazo izquierdo de un erasmista -la doctrina no es pacífica al respecto-, Cervantes, posiblemente uno de los pocos soldados españoles en la famosa batalla (casi todos eran lansquenetes o mercenarios, muy típico de Carlos V).

Por fortuna, los turcos tuvieron la decencia y el gesto de dejarse derrotar por los "buenos" ahorrándonos engorrosos problemas con el velo de nuestras mujeres amén de los enfadosos ramadanes. No como estos "yijadistas", creados por "Occidente", que tienen de musulmanes lo que yo de cura.

Agur, como dicen los vascos.

La contradicción entre la guerra y la economía de guerra

La hegemonía mundial tiene un coste que, además de creciente, proporcionalmente crece mucho más que las ventajas que proporciona. El Senado de Estados Unidos acaba de aprobar un presupuesto récord para gastos militares: 700.000 millones de dólares, 80.000 millones más que el año pasado. Va a entregar más dinero del que Trump había pedido, lo cual significa que el Pentágono se prepara a marchas forzadas para emprender guerras mayores, incluido el empleo de armamento nuclear.

Estados Unidos ya no es otra cosa que una economía de guerra cada vez más complicada de financiar. El economista suizo Beat Kappeler la compara con el Imperio Romano inmediatamente antes de su desplome (*). Durante la Guerra Fría su expansión fue rápida y barata a causa de la transformación del dólar en moneda de reserva mundial.

Pero eso se acabó hace ya mucho tiempo y en el Pentágono buscan alternativas. Todas ellas son otras tantas carreras hacia el abismo.

Una es la privatización, tanto del ejército como de los servicios de inteligencia, lo que ha conducido a la proliferación de subcontratistas, mercenarios e internediarios. El último de ellos es la constelación de grupos yihadistas esparcidos por el mundo.

Lo mismo que la construcción o la automoción, la guerra se ha convertido en un sector económico y en una forma de dominación en sí misma. Estados Unidos creó tanto el terrorismo como la “guerra contra el terrorismo”. Mantiene su hegemonía en el mundo a base de inestabilidad, golpes de Estado y guerras de alta y baja intensidad.

En Estados Unidos les entusiasma cuantificarlo todo porque siguen el estúpido lema de “sólo hay ciencia de aquello que se puede medir”. Pues bien, no cuantifican las guerras por el número de muertos, refugiados o destrozos sino en dinero contante y sonante: desde el unicio de la “guerra contra el terrorismo” en 2001, el Pentágono ha “invertido” 5 billones de dólares en Irak, Siria, Pakistán y Afganistán.

Son lo que en la jerga bursátil llaman “inversiones apalancadas”, es decir, que no se pagan al contado sino con la expansión de las deudas, las burbujas y los bajos tipos de interés.

Hay datos llamativos de la militarización de la economía estadounidense desde 1945, como otro que proporciona Kappeler: por cada soldado del Pentágono que combate en alguna parte del mundo, hay 16 veteranos cobrando pensiones y generado ingentes gastos en asistencia médica y farmacéutica. Son 21 millones de personas, un cifra que duplica el número de obreros de la industria y, naturalmente, un fardo para cualquier economía.

El ministro de Minería del gobierno de Afganistán -cuenta Kappeler- ofreció a los monopolios de Estados Unidos la explotación de las riquezas del subsuelo del país, a cambio de 3 billones de dólares, pero no es un negocio rentable; es más barato explotarlas por medio de intermediarios, bandas yihadistas y caciques locales.

Asediado por las deudas y los gastos de guerra, recuerda Kappeler, el Imperio Romano también creyó que podía confiar la seguridad de sus fronteras en “los barbaros” que las habitaban, convirtiéndolos en mercenarios a sueldo. Al final los mercenarios acabaron con la Roma que les daba de comer.

Sí, es verdad, la guerra es un negocio. Pero hay que añadir que es un negocio totalmente ruinoso.

(*) http://www.zeit-fragen.ch/fr/ausgaben/2017/2223-12-september-2017/werden-die-kriegskosten-fuer-die-usa-unbezahlbar.html

viernes, 22 de septiembre de 2017

Facebook destapa los ‘trolls’ del Kremlin que han manipulado las elecciones en Estados Unidos

El “show” del brazo largo del Kremlin que pesa sobre Estados Unidos no debe acabar nunca. Facebook se ha unido a la farsa y a los gregarios de las redes sociales les ha faltado tiempo para volver a la carga. No importa que Facebook haya quebrado el compromiso de confidencialidad de las cuentas privadas de sus usuarios convirtiéndolas en públicas... sólo si son rusas.

A falta de otros, el argumento que ahora pone Faceboolk encima de la mesa través del Washington Post es propio de trileros de baja estofa: ha habido usuarios rusos de su red social que durante las elecciones pagaron para insertar comentarios políticos sobre Estados Unidos como publicidad.

El Washigton Post lo expone de la siguiente manera (1): Facebook ha dado marcha atrás en la política de confidencialidad de sus usuarios que había mantenido hasta ahora y va a enviar todas esas informaciones al Congreso para que investigue la injerencia rusa (o mejor dicho, la injerencia del Kremlin).

Este montaje ha hecho olvidar el origen de toda la comedia, de la que nadie se acuerda, cuando piratas informáticos rusos penetraron en el servidor del Partido Demócrata para manipular las elecciones. Cambia el método pero no el objetivo, que es el de cualquier dictadura: manipular elecciones.

Según The Guardian, durante dos años los usuarios rusos pagaron 100.000 dólares en publicidad (2) para difundir al máximo los mensajes que llegaban de... de donde siempre.

Hasta aquí se trata de las insinuaciones típicas de los conspiranoicos que despotrican contra las teorías de la conspiración de los demás. En un estado de guerra, como el actual, podemos dar por buenas este tipo de sospechas siempre, aunque en este caso debemos en tener en cuenta un par de detalles, al menos.

El primero es que nos parece impropio y chapucero que el FSB, el servicio secreto ruso, utilice cuentas de usuarios rusos para llevar a cabo sus manejos en las redes sociales. Les resultaría muy fácil camuflarse utilizando cuentas de Tanzania, Honduras o Indonesia. ¿O tenemos que pensar que son unos inútiles?

El segundo es que la cifra de 100.000 dólares que se han gastado en publicidad en Facebook es propia de tacaños, sobre todo si tenemos en cuenta las cifras que multimillonarias que se manejan en ese tipo de elecciones en Estados Unidos. Con 100.000 dólares se puede influir muy poco.

De cualquier modo, se vuelve a poner de manifiesto que las redes sociales e internet, en general, no son otra cosa que un campo de batalla. Son propicios para mercenarios como Morgan Freeman, que se ha prestado a poner su rostro en un vídeo que forma parte de la absurda campaña de intoxicación mediática contra Rusia. “Nos han atacado. Estamos en guerra”, dice el actor con tono sensacionalista al comienzo de su intervención para insistir en la necesidad de una investigación sobre la interferencia del gobierno ruso en las elecciones presidenciales.

Pero si estamos en guerra nos gustaría reconocer que son ambas partes las que disparan, es decir, esa parte de la realidad que nadie pone sobre la mesa. Lo vamos a ver con las próximas elecciones presidenciales en Rusia. Esperemos que los que hablan de una injerencia, hablen también de la otra y que Facebook levante el velo de las cuentas que tiene la CIA en su red social.

(1) https://www.washingtonpost.com/business/technology/facebook-to-turn-over-thousands-of-russian-ads-to-congress-reversing-decision/2017/09/21/9790b242-9f00-11e7-9083-fbfddf6804c2_story.html
(2) https://www.theguardian.com/technology/2017/sep/21/facebook-adverts-congress-russia-trump-us-election 

Rusia amenaza con atacar a las tropas de Estados Unidos en Deir Ezzor

El ministro ruso de Defensa ha dirigido una advertencia formal al ejército estadounidense sobre el comportamiento de sus fuerzas en la provincia de Deir Ezzor.

“Rusia ha declarado sin equívocos a los comandantes de las fuerzas estadounidenses en la base aérea de Al-Udeid (Qatar) que no tolerará ningún bombardeo procedente de las zonas en las que están posicionadas las FDS”, ha declarado esta madrugada el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov, quien añadió que los ataques ponían en peligro a los consejeros militares rusos enmbarcados con las tropas del ejército regular.

“Los disparos procedentes de posiciones situadas en esas regiones [controladas por las FDS] serán reprimidas por todos los medios necesarios”, ha destacado.

Cumpliendo su amenaza, las FDS han bombardeado las posiciones del ejército sirio en Deir Ezzor al menos dos veces esta semana, lo que ha obligado al Ministerio ruso de Defensa a lanzar la advertencia a sus jefes en el Pentágono.

La presencia de las FDS en Deir Ezzor carece de cualquier clase de explicación lógica, cuando aún están embarcadas en la liberación de Raqqa, la capital del Califato Islámico, una operación en la que Estados Unidos trató de sacar un gran rédito propagandístico y que se ha disuelto como un azucarillo. Lo que más han matado los bombardeos sobre Raqqa han sido civiles indefensos.

Antes de acabar la tarea que se habían empeñado en Raqqa, han trasladado a sus secuaces de las FDS a Deir Ezzor para cerrar el paso al ejército regular, al que han atacado, en la orilla del Río Éufrates.

Las declaraciones oficiales de Washington sobre el cese del apoyo a los grupos combatientes en Siria, emitidas en julio, se han mostrado como otra falsedad. Las FDS se han convertido en la última carta que pueden jugar los imperialistas en Siria.

https://www.almasdarnews.com/article/russia-threatens-attack-us-backed-forces-deir-ezzor/

El jefe de la campaña electoral de Trump ha dirigido a los kurdos en el referéndum del lunes

Paul Manafort
El jefe de la campaña electoral de Donald Trump, Paul Manafort, está ayudando al equipo del presidente del Kurdistán irakí, Masud Barzani, a promover el referéndum independentista del próximo 25 de septiembre, asegura el New York Times (*).

Además, los kurdos han creado un grupo de presión, al más puro estilo corrupto de las grandes potencias. “Manafort aceptó ayudar con el referéndum, incluyendo un empuje para que sea reconocido en Occidente, después de que hace unos meses se le acercó un intermediario de Mansur Barzani”, hijo del presidente del Kurdistán irakí, añade el periódico.

Un portavoz de Mansur Barzani, que dirige el consejo de seguridad en el gobierno de su padre, confirmó que Manafort fue contratado para ayudar en el referéndum y en sus postrimerías.

El funcionario, que prefirió mantener el anonimato, rehusó especificar el papel de Manafort en esa campaña. Señaló que Manafort fue contratado por su experiencia en plebiscitos y asuntos internacionales.

Uno de los auxiliares de Manafort está en Erbil ahora y también su jefe puede desplazarse a la región en los días que quedan para la votación, según los independentistas kurdos.

Mientras, el gobierno de Barzani está en quiebra total y el Kurdistán irakí padece una recesión muy severa, después de unos años de gigantescas inversiones de los sionistas, que se acabaron en 2014. La tasa de pobreza ha pasado del 3,5 al 8,1 por ciento, según un reciente informe del Banco Mundial.

El país entero está hipotecado. En tres años las multinacionales petroleras se han llevado crudo por valor de 3.000 millones de dólares a cambio de la cancelación de viejas deudas que el gobierno lleva años sin pagar y los derechos de explotación de nuevos pozos.

(*) https://www.nytimes.com/2017/09/20/us/politics/manafort-kurdish-referendum.html

Un viejo comunista surcoreano que pasó 30 años encarcelado lucha por regresar al norte


Condenado dos veces por espionaje a favor del Corea del norte, con 30 años de reclusión a sus espaldas en Corea del sur, no hay ONG humanitaria que se apiade para cumplir el último sueño de Seo Ok-Ryol: morir en el país por el que ha sacrificado su vida (Corea del norte).

El sueño tiene su explicación: Seo nació y vivió en el sur, lo mismo que su familia, pero él quiso algo muy distinto: que fuera como el norte. Toda su lucha fue por ese sueño. Está muy cerca, apenas unos cuantos kilómetros; pero le separan las alambradas y los nidos de ametralladora del paralelo 38.

Eligió un bando que tiene muy mal cartel. Si hubiera sido al revés, ya habríamos visto su rostro en Tele5, la CNN, la Cadena Ser y toda clase de tertulias, donde hablarían de presos políticos y de que es muy poco humano tener a un anciano de 90 sin poder ver a sus familiares durante décadas.

En su pequeño apartamento se mueve despacio, con bastón, aspecto fatigado, la espalda curvada y los ojos hundidos en sus cuencas. Otra cosa es la cabeza y la argumentación, al que le llevan siempre empezando por el mismo punto: “¿No se arrepiente Usted?”

Entonces el abuelo saca energías de alguna parte escondida del alma para levantar un poco la voz: “No he hecho daño a nadie, sólo he amado a mi patria”, que no es ni el sur ni el norte sino ambas a la vez.

Corea sigue “de moda”. Alguien no se conforma con haber destruido a un anciano, como Seo Ok-Ryol, y quiere acabar con todos los coreanos, uno por uno. El candelero del Extremo Oriente ha permitido que la agencia AFP envíe a su corresponsal en Seúl a hablar con el viejo espía.

No ha pasado tanto tiempo cuando, tras la histórica cumbre de 2000 entre las dos Coreas, el gobierno de Seúl permitió que 60 ancianos encarcelados durante décadas pudieran volver a sus casas en el norte, casi en silencio para que nadie se entere que donde realmente hay presos políticos no es donde creíamos sino al otro lado de la línea de alto el fuego que separa a ambas Coreas.

Entre aquellos ancianos no estaba Seo Ok-Ryol, convertido en un héroe también para los movimientos progresistas del sur, un símbolo de resistencia inquebrantable. Ahora hacen campaña por su liberación y de la de otros 17 ancianos, uno de ellos de 94 años, para que puedan vivir sus últimos años en el lugar de sus sueños: Corea del norte.

Hace ya muchas décadas, cuando Seo Ok-Ryol era estudiante en Seúl, se afilió al Partido del Trabajo, incorporándose al ejército del norte en 1950, durante la guerra contra Estados Unidos.

Tras el armisticio comenzó a impartir clases en la universidad de Pyongyang, hasta que en 1961 se matriculó en una escuela de espionaje y le destinaron al sur para reclutar a un alto miembro del gobierno cuyo hermano había desertado al otro lado. Cruzó ilegalmente la frontera por el Río Yeomhwa y pudo ver a sus familiares por última vez.

Pero su encuentro con el alto cargo del gobierno de Seúl resultó un fiasco total. Llevaba una carta para él escrita por su hermano, pero no quiso recibirla. “Mi hermano ha muerto para mí. Le dije a las autoridades que murió durante la guerra”, fue su respuesta.

Al tratar de regresar al norte llegó tarde a la cita con el barco. Trató de cruzar el paralelo 38 a nado, pero la corriente le devolvió al sur, donde le detuvieron. Le interrogaron durante meses y fue duramente torturado. Le dejaron sin comer y le privaron del sueño. Finalmente, un consejo de guerra le condenó a muerte.

En la cárcel ha vivido en estricto  aislamiento, con una alimentación a base de arroz hervido y pescado salado. En 1963 le conmutaron la pena de muerte por la cadena perpetua, aunque diez años después le volvieron a condenar a muerte por otro crimen grave: había tratado de afiliar al Partido del Trabajo a otro preso.

“Seis veces he escuchado las palabras ‘pena de muerte’ en boca de fiscales y jueces”, le dice al periodista. “Mi madre se desvaneció varias veces y mi familia vendió su casa para pagar los gastos de mi defensa”. Una vez más, logró fintar a la muerte en el último momento. Pero sus padres murieron viéndole entre barrotes y rejas.

Minúsculas celdas de castigo, poco más grandes que un féretro... Palizas... Torturas... Simulacros de ahogamiento... Un año, otro y otro. Luego una década tras otra... No es el relato de la vida de un preso en las cárceles del norte sino en las del sur.

Después de una infección que la cárcel se negó a curar, el anciano perdió un ojo. En medio de la penumbra del apartamento, su mayor orgullo es poder gritarle a todo el mundo a la cara que él tampoco ha cedido ni un ápice porque cuando ya no te queda nada, la derrota depende de tí mismo: de seguir diciendo que no, a pesar de las promesas, de las migajas y de los cantos de sirena. “No puedo cambiar mis convicciones políticas a cambio de un ojo”, le dice al periodista. “Mi ideología política es más preciada que mi propia vida”.

En 1991 aceptó un compromiso con el gobierno y prometió respetar la ley surcoreana: libertad condicional bajo control judicial. Se instaló en la localidad meriodional de Gwangju, feudo de las fuerzas progresistas surcoreanas, cerca de su ligar de nacimiento, soñando con ver a su mujer y a sus dos hijos, que siguen viviendo en el norte.

A quien le quiera oir, saluda la resistencia numantina del gobierno de Pyongyang frente al imperialismo, un país al que pone como ejemplo de sociedad igualitaria donde cualquiera puede estudiar en la universidad a cargo del Estado.

El gobierno de Pyongyang -dice- tiene que defender a su pueblo con todas las armas a su alcance, incluidas las nucleares, frente a sujetos como Trump, al califica de “loco furioso”.

Este año ya ha sido hospitalizado dos veces por problemas cardiacos. Le queda muy poco aliento. En su humilde apartamento recibe a todo el mundo y tiene el apoyo más completo de 25 organizaciones populares del sur que promueven una campaña para que pueda volver al norte a ver a su mujer y a sus dos hijos.

Si logra verlos, es seguro que no podrá reconocerlos. “¿Qué les diría si les viera?”, le preguntan. “Les daría las gracias por seguir vivos. Me han faltado todos estos años. No esperaba haber vivido separado de ellos tanto tiempo”.

jueves, 21 de septiembre de 2017

No hay dinero que pueda rescatar al sistema financiero ruso de la bancarrota

Por alguna extraña razón la burguesía ha convencido a muchos de que es el socialismo quien expropia los bancos, mientras que ellos defienden la propiedad privada. Lo cierto es que siete años de rescates han demostrado que los bancos no tienen salvación, ni siquiera bajo el capitalismo.

En Rusia el Estado ha tenido hoy que volver al rescate de otro banco, el Binbank (B&N Bank en inglés), que ocupa el puesto duodécimo en el escalafón del país. Como en los demás países capitalistas, sigue el saneamiento financiero que, en realidad, no cura nada: es una eutanasia misericordiosa.

El Binbank, propiedad Mijail Gutseriev, se creó en 1993 como un operador especial, público, para operar en Ingusetia, una región del sur de Rusia. Tiene casi cinco millones de clientes particulares y 400 sucursales, aunque sus oficinas principales están en Moscú.

Ya hemos relatado en entradas anteriores que en mayo el gobierno de Medvedev creó el Fondo de Consolidación del Sector Bancario para sacar al capital financiero ruso del hundimiento.

Anteriormente el Binbank se había encargado de la gestión del Rost Bank para evitar la bancarrota; ahora se han hundido los dos, junto con las filiales del monopolio: Binbank Digital y Ouralprivatbank.

En julio el Banco Central ruso cerró el banco Iugra. Hace menos de un mes justificó otro rescate, el del banco Otkrytie, para impedir el efecto dominó sobre el conjunto del sistema financiero.

No se trata, pues, de una crisis conyuntural. Tampoco está ligada a la caída de los precios del petróleo, que ocurrieron hace tres años. Ni a las sanciones impuestas como consecuencia de la Guerra de Ucrania.

Es cierto que Rusia ha salido de la recesión de 2015 y 2016, como ha dicho Putin, pero ha sido ahora cuando dos de los cinco mayores bancos rusos han caído. El Estado ha estado sosteniendo artificialmente a grandes conglomerados monopolistas, lo que les ha llevado a realizar apuestas insostenibles, que son siempre las mismas: se basan en creer que el capitalismo aún tiene futuro.

Más información:
- Rusia ha cerrado la mitad de sus bancos en menos de tres años
- Rusia recurre al dinero público para rescatar a uno de los mayores bancos privados

Asturias también se solidariza con el referéndum catalán

Ayer se celebraron diversas concentraciones a lo largo de la tarde en distintas localidades asturianas en apoyo al referéndum catalán y en protesta por la represión de los jueces y de la policía durante el día anterior. En Avilés, se manifestaron varias decenas de personas ante la sede del ayuntamiento.

En Oviedo, sobre las ocho y cuarto de la tarde, también la plaza del Ayuntamiento fue el lugar elegido por los participantes en la concentración quienes protestaron porque hubiera “detenidos por votar”, hicieron llamamientos a defender la libertad de expresión y repitieron consignas sobre “fuera la mafia de las instituciones”.

Poco más de un centenar de personas se han concentrado durante media hora frente al Ayuntamiento de Gijón para reclamar “democracia” y “libertad de expresión”, en respuesta a los acontecimientos de las últimas horas en Cataluña.

Durante media hora que ha transcurrido en su mayor parte en silencio, y portando una bandera de Cataluña junto a otra asturiana y una tercera republicana, los concentrados han exhibido pequeños carteles en los que se podía leer “Democracia sí, detenciones no”, y una pancarta con el lema “Pol derechu a decidir. Escontra la represión”, suscrita por el sindicato CSI.

Entre los presentes se encontraban representantes de organizaciones políticas, sociales y sindicales gijonesas, incluyendo una representación del grupo municipal de Xixón Sí Puede y representantes de Podemos Asturies en la Junta General del Principado.

El integrante del Consejo Ciudadano de Xixón Sí Puede Omar Tuero ha tomado la palabra para exigir “que al pueblo catalán se le permita expresarse” y para lamentar la “falta de información sobre lo que está sucediendo en Cataluña, a quién se está deteniendo y las presiones y amenazas” que los concentrados denuncian.

Entre gritos de “Democracia, democracia”, Tuero ha rematado su intervención reclamando a los representantes de los “grupos políticos y sociales” presentes en la Plaza Mayor que “no duden en intentar reuniones para apoyar algo tan simple y tan básico que en este país se respete la democracia y no se deje la puerta abierta a la involución a tiempos no tan lejanos”.

https://www.lavozdeasturias.es/noticia/asturias/2017/09/20/protestas/00031505931842667732381.htm


Concentración en Avilés en favor del referéndum catalán