martes, 17 de enero de 2017

Detenido el yihadista que cometió la matanza de Año Nuevo en Estambul

Masharipov, el pistolero que causó la matanza
Ayer la policía turca detuvo al responsable del ataque contra la fiesta de Nochevieja de la discoteca Reina de Estambul, a orillas del Estrecho del Bósforo, en el que murieron 39 personas.

El detenido, Abdulgadir Masharipov, fue capturado en la casa de un amigo kirguís situada en un barrio de Estambul. Además de Masharipov y su encubridor, la policía ha encontrado a un niño de cuatro años que es uno de los dos hijos de Masharipov.

Junto al detenido han sido capturadas otras cuatro personas: un hombre kirguís y tres mujeres.

La policía seguía a Masharipov desde la madrugada de Año Nuevo y anteriormente asaltó una casa en otro barrio de Estambul, donde localizaron a su esposa.

Tras el ataque contra la discoteca Reina, Masharipov se desplazó hasta una casa donde se encontró con su esposa, le dijo a ella y a su hijo de cuatro años que se despidieran y se marchó, según ha relatado la mujer a la policía.

El apodo de Masharipov era “Abu Mohamed Jorasani”, un nombre que denota ser oriundo de Jorasan, una región histórica que comprende a Uzbekistán, Afganistán, Tayikistán e Irán. Aunque Masharipov nació en Uzbekistán, el gobierno turco apunta que posiblemente su origen sea uigur, es decir, chino.

El diario turco Milliyet informa de que Masharipov reside en Turquía desde 2011, y sus actividades en el país desde entonces están siendo rastreadas e investigadas.

El gobernador de Estambul, Vasip Sahin, ha asegurado que Masharipov entró en Turquía de manera ilegal desde Kirguistán y fue entrenado en Afganistán. También ha asegurado que es un terrorista bien entrenado y que habla cuatro idiomas.

Una de las pistas que condujo a la policía hasta Masharipov fue un piso al oeste de Estambul, donde la policía encontró dos armas, varias tarjetas de teléfonos móviles y dos drones. Durante la investigación, unos 2.000 policías han registrado un total de 152 domicilios y han detenido a 158 personas extranjeras.

Según ha señalado el gobernador, la policía también encontró 197.000 dólares (184.000 euros). Sospechan que ese dinero era una recompensa para el asesino, quien no parece haber actuado por motivos religiosos, a pesar de que el Califato Islámico reivindicó la matanza.

En su comunicado los yihadistas señalaron que era un castigo por la operación militar de Turquía en el norte de Siria. El dirigente del Califato Islámico, Abu Bakr Bagdadi, ha instado a más ataques en suelo turco.

El domingo el viceprimer ministro turco Numan Kurtulmus afirmó que “el ataque del Reina no es sólo de una organización terrorista, sino algo extremadamente organizado y planificado”, apuntando a la intervención de alguna institución extranjera de espionaje.

La policía registra tres sedes de UGT en Asturias y detiene a seis cabecillas por corrupción

Esta mañana el Juzgado de Instrucción 4 de Oviedo ha ordenado el registro de tres sedes sociales domiciliadas en la Plaza General Ordóñez de Oviedo: la de la Unión Regional de Asturias de la UGT, la delegación del Instituto de Formación y Estudios Sociales en Asturias (IFES) y la empresa Iniciativas para la Formación en Asturias (Infastur).

En el marco de la misma operación han sido detenidas en distintos puntos de Asturias seis personas, uno de ellos Justo Rodríguez Braga, responsable de UGT en Asturias hasta el año pasado. Además han sido detenidos miembros del sindicato amarillo, de IFES y de Infastur, directamente relacionados, por su cargo actual o anterior, con la administración y gestión de las subvenciones para formación.

Los detenidos son personas vinculadas hasta el año pasado a la dirección de UGT. La policía no descarta más registros durante el día en otros lugares relacionados con el caso.

A los detenidos la fiscalía les acusa de fraude en materia de subvenciones públicas llevada a cabo por el sindicato UGT a través de su fundación, el Instituto de Formación y Estudios Sociales.

Las diligencias de investigación se iniciaron en el mes de diciembre de 2014, tras un informe que denunciaba unos delitos contra la Hacienda Pública y otro de falsedad documental. Se refieren a fraudes en materia de subvenciones públicas llevados a cabo desde un tiempo no precisado, pero que se remontaría a muchos años atrás, por UGT, a través de su fundación IFES, con sede en Madrid y con delegaciones territoriales, para la realización de actividades formativas y de estudios sociales.

Los delitos guardan semejanza con los que se están investigando en otro procedimiento penal abierto en el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla. A raíz de la amplia difusión pública de esa información, la policía recibió más información sobre la existencia de fraudes similares en Asturias.

La Unión Europea levantará un muro en la frontera rusa de Kaliningrado

Las fronteras se convierten en muros militares e ideológicos, como el Telón de Acero, el de Gaza o el de Melilla, por algún motivo especial. Pero cuando ni siquiera se reconoce a quien lo levanta, mucho menos se podrán conocer los motivos de ello.

En tiempos de la Guerra Fría la propaganda repetía, una y otra vez, que la República Democrática Alemana había alzado el Muro de Berlín porque como no había libertad (en el este), no dejaban a las personas viajar, salir de su país, y la gente huye hacia donde hay libertad, como es bien sabido por todos.

El motivo invocado era, pues, la libertad. Pero ahora, como se están levantando cada vez más muros por todas partes, a pesar de que ya no existe la URSS, ni el Pacto de Varsovia, ni nada parecido, aquel argumento no vale. Hay que inventar otro.

El último plan es el de Lituania, que echa de menos su propio muro y quiere ponerlo alrededor de los 130 kilómetros de frontera de Kaliningrado, que pertenece a Rusia y permanece enclavado, pues, dentro de la Unión Europea, con frontera al Báltico, a Lituania y a Polonia.

Es posible que en el futuro también alguien le de la vuelta a este muro, afirmando que es Rusia quien lo levanta, por lo que hay que poner en claro las cosas desde este mismo momento. Lo dijo ayer el Mnistro lituano de Interior, Eimutis Misiunas: “Las razones son a la vez económicas, impedir el contrabando, y geopolíticas, reforzar la frontera exterior de la Unión Europea”.

No se trata del muro de Trump sino de la Unión Europea, por lo que pasará mucho más desapercibido que el otro. Lo más seguro es que nadie diga nada, y si alguien dice algo, es posible que no sea en tono de protesta o, finalmente, que alguien se queje, pero sólo del coste de la obra que pagará Bruselas: 25 millones de euros.

La excusa geopolítica del ministro lituano es banal. Se cree que puede parar los misiles nucleares con un muro de ladrillos de dos mestros de altura, al estilo de línea Maginot de hace 100 años.

El ministro también se ha excusado con el contrabando de tabaco, algo sencillamente inverosímil. Del contrabando de tabaco viven muchos vecinos rusos, pero del contrabando de ámbar viven los lituanos, y de eso el ministro no dice nada.

Además de un fortín naval, Kaliningrado, la vieja Könisberg kantiana, tiene las mayores reservas mundiales de ámbar, una riqueza que saquean sus vecinos bálticos y Polonia, por donde la piedra preciosa sale al mercado negro de la joyería.

Muy cerca de los submarinos nucleares se pueden ver las minas de ámbar de Kaliningrado que se explotan clandestinamente al más viejo estilo minero.

En 2012 el Tribunal ruso de Cuentas publicó un informe según el cual el año anterior Rusia había obtenido un rédito de 20 millones de dólares gracias al comercio legal de ámbar, mientras Polonia había obtenido 600 millones, 30 veces más, sin poner nada a cambio. Un verdadero saqueo. El puerto polaco de Gdansk está considerado como la capital mundial del ámbar ruso.

El negocio es tan redondo que nadie quiere el ámbar legal, el que explota Rusia, que es sólo el 16 por ciento del mercado del ámbar; el resto es ilegal y beneficia a los países bálticos y Polonia. No hay nada como el contrabando y la corrupción ligada al mercado negro.

Por ejemplo, Rusia explota la mina de Yantarny, que está dirigida directamente desde Moscú por el Ministerio ruso de Finanzas, pero está a punto de cerrar o de venderse a capital extranjero porque no puede competir.

En Kaliningrado el muro demostrará que los mercados capitalistas son tan libres que en ellos también caben los mercados negros, y cuando más negros mejor; más beneficios reportan. ¿O creen que la Unión Europea levantará el muro para que los vecinos no roben el ámbar a Rusia?

La ‘lucha contra el terrorismo’ es la coartada para la creación de un Estado fascista

Coupat: un culpable a la medida
Juan Manuel Olarieta

Si hablara del yihadismo este artículo perdería su gracia, por lo que hablaré del anarquismo, o sea, de la asimilación del anarquismo al terrorismo y de los réditos que de ella se han derivado siempre, desde hace más de cien años.

Pero si hablara de la “lucha contra el terrorismo” (anarquista o cualquier otro) en España acabaría en una mazmorra inmunda, así que hablaré de otro país, como Francia, por ejemplo, algo que -de momento- no atraerá las iras de ningún inquisidor de la fiscalía (o eso espero).

En 2008 la policía antiterrorista francesa, respaldada por la correspondiente intoxicación mediática, como es habitual, fabricó la historia de los sabotajes a varias líneas del AVE francés (TGV). Un caso claro de terrorismo cuya lotería le tocó a los anarquistas, aunque podía haber tocado a cualquier otro. Lo importante es que la policía y los medios necesitaban ruido y les resulta fácil lograrlo si nadie les hace frente como se merecen.

Como consecuencia de aquellos “sabotajes anarquistas” la policía francesa remueve Roma con Santiago, con redadas y registros en cada uno de los centros donde se reunían los sospechosos, hasta que dieron con el lugar ideal para orquestar la farsa: una comuna de okupas en la localidad de Tarnac.

Aquellos pacifistas y alternativos no eran tan inofensivos como creían los vecinos, sino tipos peligrosos y mal encarados. ¡Hay que estar un poco más alerta y llamar a la policía a la mínima sospecha!

La lotería policiaca siguió cuando algunos (y no otros) fueron acusados de un delito creado en los tiempos en que el general fascista Petain era el amo del Vichy colaboracionista de la Segunda Guerra Mundial. Se llama “asociación de malhechores con fines terroristas”, el equivalente a la “pertenencia a banda armada” autóctona. A Francia no le bastaba con el yihadismo sino que también necesitaba resucitar el “terrorismo de extrema izquierda” para justificarse a sí misma, sus atropellos y sus crímenes: el auténtico terrorismo de Estado.

Para tapar la boca a los escépticos de la prensa, la ministra del Interior daba datos tan exactos como que la red de “terroristas de extrema izquierda” que la policía vigilaba la componían 300 alborotadores dispuestos a todo, sobre todo a luchar contra los recortes presupuestarios y la reforma laboral que el gobierno quería emprender de inmediato.

Tras la redada, el Ministerio de Interior movilizó a 150 sabuesos para demostrarle al juez que aquella película no era de ficción sino real como la vida misma. La policía puso todo su empeño en ello y los hechos, las circunstancias, los testigos, los informes, las pruebas, las pistas, los indicios... todo fue tuneado para la ocasión.

La policía se volcó en el guión que llevaba escrito de antemano, y fue jaleada por los medios hasta tal punto que se pasaron de rosca. Durante meses tuvieron micrófonos instalados en el supermercado del pueblo y llegaron a falsificar los atestados. Era algo tan obvio que tres años después del montaje, un juez abrió un sumario contra la policía por apañar las pruebas.

El asunto dio un giro de 180 grados; los vigilantes se vieron sometidos a lo que más odian: ser vigilados.

Bauer: un socialfascista de libro
El caso de los anarquistas de Tarnac es uno de esos experimentos de laboratorio a los que se han aficionado los países de la Unión Europea. Su detonante no fueron los sabotajes a las líneas ferroviarias de alta velocidad sino el Informe Bauer, redactado poco antes a petición de Nicolás Sarkozi, cuando era Presidente de la República.

Alain Bauer, el artífice del informe, es un antiguo militante socialista que creó una empresa de seguridad con la que se ha llenado los bolsillos gracias a la privatización de la policía. Su informe es tecnología represiva típicamente fascista, es decir, preventiva. Dado que el gobierno sabía que sus recortes y su reforma laboral encontrarían una furibunda oposición, necesitaban atajarla atemorizando a las masas, para lo cual tenían que fabricar un enemigo y rodearle de la parafernalia típica del caso.

Lo mismo que la Operación Pandora en España, en Francia apareció una obra premonitoria sobre “La futura insurrección” firmada por un “Comité invisible” pero atribuida por la policía a una de las víctimas del montaje, el anarquista Julien Coupat, que ha negado ser su autor. El Informe Bauer aseguraba que esta obra era similar a los primeros folletos que publicaron las Brigadas Rojas en Italia.

En la Europa actual asistimos con la mayor naturalidad e indiferencia a que las letras de las canciones, los chistes y los escritos, en digital o en el papel, se conviertan en manos de policías, fiscales y jueces en crímenes de la peor especie, en torno a los cuales se orquestan verdaderos montajes como el de los inofensivos okupas franceses.

Los sabotajes a las líneas de alta velocidad se hicieron colocando ganchos en las catenarias, algo que ya hacía el movimiento antinuclear alemán hace un cuarto de siglo y que es inocuo para los viajeros. No había terrorismo por ninguna parte, ni ningún motivo de alarma y menos para la paranoia que desataron los medios. Nunca hubo ningún otro terrorismo que el de la policía, los fiscales y los jueces.

Pero el fiscal, un verdadero degenerado, puso de manifiesto sus propias taras personales y profesionales cuando aseguró que los okupas eran peligrosos porque eran anticapitalistas y tenían contactos con las “movidas anarquistas internacionales”, lo cual el contraespionaje francés (la hoy desaparecida DST) trató de probar con un informe del FBI sobre la participación de Coupat en varias manifestaciones celebradas en Estados Unidos contra centros de reclutamiento del ejército.

El ejercicio de un derecho básico, como el de manifestación, se convertía en su contrario: en la prueba de un grave delito.

En la “lucha contra el terrorismo” el sistema judicial ha pasado a formar parte, también en Francia, de la guerra preventiva. En unos casos se utiliza para invadir países o derrocar gobiernos; en los otros, para encarcelar indiscriminadamente y atemorizar a la población con farsas seudojudiciales.

En Francia los montajes policiales no han frenado las protestas contra la reforma laboral

¿Ya se ha acabado el desastre humanitario en Alepo?

Para la propaganda imperialista las “informaciones” son como todo lo demás: mercancías de consumo perecedero. Van y vienen de los noticias sin que se sepa muy bien por qué van ni por qué vienen.

La liberación de Alepo de la ocupación de los terroristas fue calificada por los medios imperialistas como un “desastre humanitario”, un reguero de sangre, ejecuciones masivas...

Pocos días después ya nadie se acordaba de Alepo, ni de los crímenes, ni del desastre. Ni siquiera la Unicef. Se acabaron los gravísimos problemas humanitarios. Ahora ya no hay ninguna necesidad de ayudar a la población, que tiene cubiertas todas y cada una de sus necesidades. Las ONG se han marchado, mientras los vecinos de Alepo están soportando el invierno en medio de las ruinas.

Pero los barrios del este de Alepo son un campo sembrado de minas. Desde hace un mes brigadas rusas de zapadores equipadas con georradares buscan explosivos disimulados en cualquier esquina, calle por calle.

Poco a poco los vecinos recuperan sus rutinas. Después de varios años cerrado, el sábado abrió sus puertas al público el mercado de Al-Tall pero, ¿quién llena los escaparates de lecho o pollo en medio de una guerra que no ha terminado? Desde luego que no es la Unicef, ni ninguna de aquellas ONG que antes redactaron tantas denuncias para la prensa.

En Ginebra hay uno de esos muchos organismos internacionales cuyos funcionarios viven opíparamente a costa del sufrimiento de la humanidad. Es el Centro Internacional de Desminado Humanitario. El gobierno les informa cada día de la grave situación del este de Alepo y del trabajo que realizan las brigadas de zapadores, pero hasta ahora no han respirado siquiera...

Las ONG son un instrumento de la guerra moderna. Alepo les interesó cuando allá los yihadistas campaban a sus anchas y necesitanan toda clase de ayuda, incluida la “humanitaria”.

Ahora los vecinos de Alepo necesitan alimentos, medicinas, agua potable, ropa, jabón, material escolar... Pero, ¿a quién le importan los vecinos de Alepo? Hace un mes que han dejado de ser noticia.

lunes, 16 de enero de 2017

300 militares españoles se unen a la provocación de la OTAN en la frontera rusa

300 militares españoles se han unido a un batallón de la OTAN en Letonia, en la frontera con Rusia. El país báltico está preparando una base “muy grande” para el batallón, dirigido por Canadá, dijo el jueves el ministro de Defensa letón, Raimonds Bergmanis, en un momento de provocaciones crecientes de la OTAN hacia Rusia.

Con la participación de los 300 efectivos españoles el número total de los soldados de la Alianza Atlántica en dicho batallón podría ascender hasta los 1.200 efectivos.

“Por el momento, no hay ninguna preocupación de que algo no funcione”, sostuvo Bergmanis durante una entrevista con Radio Letona. A continuación, confirmó que “la base de Adazi se convertirá en un lugar muy grande” para acomodar las enormes unidades militares de la OTAN.

El batallón, formado principalmente por tropas canadienses, se espera que llegue a finales del mes en curso a Letonia, donde será desplegado cerca de la frontera rusa.

España ha avanzado una pronta contribución de su país al despliegue de cuatro batallones de la OTAN en los países bálticos y Polonia. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha aseverado que las tropas canadienses se desplazarán a Letonia con la excusa de una presunta agresión rusa.

La acumulación de medios militares de Canadá en Europa costará alrededor de 163 millones de euros, de acuerdo con la agencia letona de noticias LETA.

Desde 2014, la OTAN ha aumentado su presencia militar en Europa, especialmente en los países del este que comparten frontera con Rusia, pretextando una supuesta interferencia de Moscú en la guerra de Ucrania.

Rusia ha expresado reiteradamente su preocupación por la acumulación, por parte de la OTAN, de equipamiento militar a lo largo de sus fronteras occidentales, advirtiendo de que la expansión de la Alianza socava la seguridad tanto de la región como a nivel mundial.

Fuente: http://www.hispantv.com/noticias/espana/330167/tropas-espana-unen-batallon-otan-letonia-rusia

Cuando Stalin propuso la reunificación de Alemania

Jorge Álvarez

El 10 de marzo de 1952 pudo cambiar el rumbo de la Historia si hubiera prosperado una atrevida propuesta para la reunificación alemana. Alemania (entonces dividida en dos bloques, uno proocidental, la RFA, y otro prosoviético, la RDA) se convertiría en un único estado donde estuvieran garantizados “los derechos del Hombre y las libertades básicas, incluidas las de expresión, prensa, religión, ideas política y reunión”, admitiendo además la libre actividad de partidos y otras organizaciones democráticas, así como la formación de un ejército.

Lo que sorprenderá a más de uno es que el autor de dicha proposición fue nada más y nada menos que José Stalin. En efecto, los representantes de los gobiernos de Reino Unido, Francia y Estados Unidos recibieron un documento de manos de Andrei Gromyko, conocido desde entonces como Nota de Marzo o Nota de Stalin, donde el líder soviético ofrecía esa posibilidad casi sin condiciones, aunque en un contexto muy obvio: en esos momentos las potencias occidentales estaban preparando la fundación de lo que luego sería la OTAN y negociando con la República Federal de Alemania (creada en mayo de 1949, cuatro meses antes que la República Democrática Alemana) su ingreso en esa alianza militar, de ahí que la nota ofreciera una nueva Alemania libre, sí, pero neutral y desmilitarizada (o, al menos, sin integrarse en ninguna alianza estratégica).

Por eso y porque se estimó que la Nota de Stalin era una trampa, pues aún cuando fuera sincera se daba por hecho que los soviéticos contaban con que el país germano reunificado podría ser inducido al modelo comunista, occidente rechazó la oferta y contaatacó con su propia versión, diciendo que a Alemania debía dejársele elegir libremente su incorporación a la OTAN y concederle el derecho a un ejército si tal era su deseo.

Por supuesto, se sabía que esa alternativa resultaba imposible de aceptar por la URSS, que aún tenía sangrantes la ominosa invasión de su territorio por las tropas teutonas durante la reciente Segunda Guerra Mundial. Aquel intercambio de ofertas y contraofertas es lo que se ha dado en llamar la Batalla de las Notas, que constituyó un buen ejemplo de lo que sería la Guerra Fría (una realidad ya con el conflicto de Corea en marcha desde 1950).

El primero y más decidido en decir no a Stalin fue Konrad Adenauer, el canciller alemán, al que no bastaron las promesas soviéticas sobre retirar las tropas de ocupación, devolver las fronteras a las pactadas en la Conferencia de Postdam y facilitar la reincorporación del país a los mercados mundiales, así como suspender el proceso de desnazificación para exmilitares e incluso miembros del Partido Nazi con la excepción de los que fueran considerados criminales de guerra.

Esa actitud negativa del canciller, al que algunos críticos extremos acusaron de querer mantener separada a la mayoría católica del Oeste de la protestante del Este (que además era el tradicional feudo socialdemócrata), se explicaba más bien por ligar a Alemania al bloque capitalista y le pasaría factura tiempo después, cuando algunos políticos de su propio país plantearon que quizá había dejado pasar una oportunidad única, aunque él siempre opinó que la reunificación sólo podía desarrollarse tras un tiempo de coexistencia entre ambas repúblicas durante el cual, de forma paralela y complementaria, se fuera produciendo una adaptación de la RDA al sistema capitalista para evitar que ocurriera al contrario.

Otros, en cambio, eran más posibilistas y sugerían que Alemania podía ejercer un importante papel de mediadora entre Este y Oeste, y si se garantizaban elecciones libres y las fronteras de Postdam se podía y se debía negociar con Stalin con su nota como punto de partida.

Fue el caso del titular de Interior, Jakob Kaiser, y de algunos ministros más que, junto a varios miembros del FDP (Partido Democrático Libre, el que gobernaba), declararon dos días después que no se perdía nada con intentarlo y si resultaba ser una trampa, los mismos soviéticos quedarían en evidencia.

Pero Adenauer impuso su decisión temiendo que Stalin impusiera la presencia de la RDA en las negociaciones -consiguiendo hábilmente que fuera reconocida de facto– y aduciendo que una Alemania neutral carecería de capacidad defensiva ante una absorción por el bloque del Este. La mayoría del parlamento le apoyó, incluyendo la oposición socialdemócrata.

En la RDA la propuesta de la URSS fue recibida con entusiasmo, pues aunque ya se había organizado una fuerza paramilitar denominada Kasernierte Volkspolizei, en septiembre de 1951 también había hecho ofertas a la RFA para organizar elecciones conjuntas si antes se firmaba un tratado de paz.

Sin embargo no tardaron en volver a la realidad cuando el 25 de marzo, quince días después de la nota de Stalin, Reino Unido, Francia y EEUU enviaban la suya a Moscú condicionando la firma de ese tratado a la celebración de elecciones libres comprobadas por la ONU, a reconocer el derecho de Alemania a aliarse con quien quisiera y a rechazar las fronteras habladas en Postdam (dado que sólo eran válidas hasta firmar un tratado).

El 9 de abril Stalin presentó una segunda nota ratificando su documento pero proponiendo un cambio: que las elecciones fueran supervisadas pero no por la ONU sino por las cuatro potencias ocupantes, que seguirían activas mientras se negociaba el citado tratado de paz.

La respuesta de occidente se produjo el día 13 aceptando en parte la idea si bien con la condición de que los supervisores no fueran funcionarios del gobierno sino observadores imparciales. El líder soviético mandó una tercera nota el 24 de mayo, cuando acababa de hacerse pública la fundación de la EDC (Comunidad Europea de Defensa), criticando a esta nueva organización porque suponía un obstáculo para el ansiado tratado.

El 23 de agosto todavía vería la luz una cuarta y última nota que era más de lo mismo; dado que occidente también estaba en esa línea de cerrarse a lo que dijera el otro, la cuestión fue disolviéndose poco a poco y un muro de hormigón terminó poniéndole la puntilla a partir de 1961.

Fuente: http://www.labrujulaverde.com/2017/01/cuando-stalin-propuso-la-reunificacion-de-alemania

El Frente Al-Nosra presenta síntomas de descomposición interna

En 2016 un número muy importante de dirigentes del Frente Al-Nosra en Idlib, al norte de Siria, fueron asesinados, agravando la situación interna del grupo, que ha pasado de tratar de ponerse al frente de los demás, a enfrentarse a ellos abiertamente.

Se trata de una fuerza en trance de descomposición que conocerá un fin precoz, al menos tal y como la conocemos actualmente, pudiendo reconvertirse en un células dispersas capaces de actuar de manera esporádica en frentes diferentes de Oriente Medio.

A causa de las múltiples derrotas experimentadas por el Frente Al-Nosra, sobre todo en Alepo, los demás grupos armados ya no quieren unirse a ellos. El incremento de asesinatos en el seno del grupo está en la razíz de su debilidad.

Recientemente uno de los terroristas saudíes que dirigen Jaysh Al-Fatah, Abdallah Al-Mahissani, reconocía que la coalición yihadista había fracasado por la irresponsabilidad de los distintos jefes que la componían.

“No se puede decir que el Frente Al-Nosra trate de unir a los diversos grupos terroristas, porque lo que en realidad trata es de inmiscuirse en el seno de la dirección de dichos grupos”, dijo Al-Mahissani.

Los distintos grupos yihadistas que combaten al gobierno mantienen profundas divergencias ideológicas, muchas de las cuales se han tratado de resolver por la vía más expeditiva de las ejecuciones sumarias y los ataques directos, como el del Frente Al-Nosra contra la base del llamado “ejército libre de Siria”.

Rusia tiene nuevas pruebas de la responsabilidad del imperialismo en el terror yihadista

Nikolai Petrushev
El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, declaró que Rusia tiene nuevas y “contundentes” pruebas de que ciertos Estados y sociedades influyentes continúan apoyando a los decapitadores yihadistas. Petrushev expuso su testimonio en una entrevista al diario ruso Rossiyskaya Gazeta.

“Se trata del aprovisionamiento de petróleo y otras materias primas por los terroristas, así como la remuneración para obtener derechos de producción y transporte de mercancías en los territorios bajo su control”, indicó Petrushev.

Las declaraciones de Petrushev quisieron ser una réplicas a las recientes de Estados Unidos que negó cualquier papel a Rusia en la lucha contra el terrorismo yihadista. “Si el balance ruso es nulo, el de Estados Unidos es negativo”, añadió el dirigente ruso.

En referencia a la cooperación con terceros países. Petrushev destacó las aportaciones de su país a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre diversas organizaciones terroristas y su financiación. El 30 de setiembre de 2015, recuerda Petrushev, Rusia inició ataques aéreos a petición del gobierno de Damasco contra las posiciones de los terroristas en Siria, lo que ha permitido recuperar grandes extensiones de terreno.

Los aviones rusos han destruido infinidad de infraestructuras, especialmente puntos de extracción de petróleo utilizados por los yihadistas para financiar sus actividades.

Rusia ha ayudado al ejército sirio a liberar completamente Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria, donde los equipos rusos de desminado han descubierto depósitos de municiones procedentes de los países de la OTAN que han acabado en manos del Frente Al-Nosra.

En marzo del pasado año la aviación rusa participó en la liberación de Palmira, a donde tuvieron que volver tras la recuperación de aquella ciudad por los yihadistas.

Uno de los principales resultados de la actividad de los rusos en Siria es el acuerdo tripartito con Irán y Turquía para un alto el fuego en la guerra y la preparación con el gobierno de una ronda de negociaciones entre Damasco y la oposición siria en Astana, la capital de Kazajistán.

domingo, 15 de enero de 2017

El Ministerio de Interior inaugura un nuevo sistema de escuchas telefónicas

A comienzos de este año el Ministerio de Interior ha inaugurado un nuevo sistema de pinchazos telefónicos llamado Verint 12 que, de momento está en fase de pruebas. Dentro de unos meses sustituirá al actual, que data de los tiempos de José María Aznar, 2001, y fue reformado con Alfredo Pérez Rubalcaba en 2010.

Este Ministerio no conoce los recortes. El nuevo Sitel (Sistema de Interceptación Telefónica) introduce mejoras operativas para la labor de vigilancia de los policías, nuevas herramientas e información en tiempo real sobre los sujetos vigilados. Por ejemplo, los movimientos geográficos de estos.

La Dirección General de la Policía está aprovechando estas semanas para impartir cursos de formación a los policías de sus brigadas de Información, que son los primeros que deben familiarizarse con el Verint 12. La Guardia Civil también lo utilizará.

El artículo 39.4 de la Ley General de Telecomunicaciones aclara que la policía no vigila sólo las llamadas telefónicas, sino “todo tipo de comunicaciones electrónicas”, en particular, las de vídeo, audio, intercambio de mensajes de whatsapp, correos electrónicos, SMS, archivos o faxes.

Por su carácter reservado, Sitel siempre ha estado rodeado por un halo de misterio y sólo hay protestas cuando los unos se vigilan a los otros. En el marco de las operaciones Pokémon y Manga, la jueza de Lugo, Pilar de Lara, ordenó el pinchazo de 200 líneas de políticos y empresarios corruptos

Los pinchazos se convierten en un escándalo cuando no acaban en las manos de un juez sino que van pasando de unas manos a otras, hasta que acaban en los medios de comunicación, es decir, convirtiendo en público lo que es privado.

En 2009, estando en la oposición, el PP acusó al entonces ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, de usar Sitel con fines de manipulación política, a raíz de los pinchazos relacionados con el caso Gurtel.

En 2011 González Pons llegó a definir la red Sitel como “una máquina que parece sacada de la película Blade Runner” y anunció que su partido la eliminaría “el primer día” que ganase las elecciones. Típica demagogia. Una vez en La Moncloa, todo fue a peor...

A diferencia de otros países como Alemania, Grecia, Portugal, Holanda o Reino Unido, en España el gobierno no publica las estadísticas oficiales de los pinchazos telefónicos que lleva a cabo la policía. Sólo se pueden hacer estimaciones indirectas.

Durante 2013 se realizaron 24.212 pinchazos telefónicos solo a usuarios de Vodafone, una cifra muy lejos de las condenas por delitos como blanqueo de capitales (1.612) o tráfico de drogas (13.243). Teniendo en cuenta que Vodafone representa el 24,3 por ciento del tráfico de llamadas móviles, se puede estimar que al año se están realizando más de 100.000 pinchazos legales.

Pero es sólo la punta del iceberg porque, además, Vodafone informó a la policía de los metadatos de 48.679 llamadas, como su  duración, el destino o la localización, por lo que habría otros 200.000 pinchazos adicionales, aunque hay quien maneja otras “cifras oficiosas” según las cuales en España existirían hasta un millón de líneas telefónicas pinchadas (*).

De los pinchazos ilegales es mejor ni hablar... Un ejemplo de escuchas ilegales es el caso Anonymous, cuando la policía pinchó llamadas de teléfono de personas después de haber sido puestas en libertad. Otro caso típico de pinchazos ilegales son los que lleva a cabo la policía contra algunos abogados para grabar conversaciones con sus defendidos, que están protegidos por la obligación de secreto profesional.

(*) http://www.eldiario.es/turing/vigilancia_y_privacidad/Vodafone-SITEL-espionaje_telefonico_0_269473073.html

Feroces combates cerca de Damasco para que la población tenga acceso al agua potable

Desde medianoche se han entablado feroces combates en Wadi Barada, a 15 kilómetros de Damasco, cuando un negociador del ejército regular, el oficial retirado Ahmad Al-Ghadbane, fue asesinado en circunstancias no esclarecidas. Apoyado por unidades de Hezbollah, el ejército sirio trata de desalojar a los yihadistas de las plantas potabilizadoras para devolver el suministro de agua a Damasco.

El 20 de diciembre, tras la firma de un acuerdo de alto el fuego con una parte de las milicias yihadistas, el Frente Al-Nosra se apoderó de los canales de suministro de agua potable a Damasco y, junto con algunas de sus marcas comerciales, como los Cascos Blancos, envenenaron el agua que consumen cinco millones de personas en la capital siria.

Anoche el oficial fallecido se encontraba trataba de acceder a las plantas potabilizadoras junto con un equipo de mantenimiento para reparar los daños en la conducción cuando cayó muerto. Pocas horas después el ejército regular inició un fuerte bombardeo para tratar de abrirse paso hacia Ain el-Fijé, donde se encuentran los manantiales.

Hacía 24 horas que Al-Ghadbane se había hecho cargo de las negociaciones con los yihadistas para que abandonaran sus posiciones y permitieran la reparación de los conductos de suministro de agua a la población de Damasco.

Ayer la agencia de noticias Sana afirmó que los terroristas habían abierto fuego contra Al-Ghadbane cuando salía de una reunión con los jefes de los grupos armados de Ain el-Fijé.

Por su parte, a pesar de que se presentan como “organizaciones de la sociedad civil”, los portavoces de los yihadistas están llamando a no rendirse a los negociadores de Astana, en referencia al inminente inicio de conversaciones de paz entre el gobierno y algunos grupos yihadistas en la capital de Kazajistán.

Además, pretenden que observadores de la ONU vigilen el cumplimiento del alto el fuego en Wadi Brada y la salida de las tropas del ejército regular, junto con las de Hezbollah.

Tenemos derecho a festejar la ejecución de un fascista como Carrero Blanco

Antonio Maestre

Jan Kubis y Joseb Gaczik son dos héroes del pueblo checo. Consiguieron ese honor tras atentar contra Reynhard Heydrich, director de la Oficina Central de Seguridad del III Reich y acabar con su vida en el marco de la Operación Antropoide. “El carnicero de Praga” murió el 4 de junio de 1942 por las heridas causadas después de que Kubis y Gaczik lanzaran una mina antitanque modificada contra el vehículo en el que viajaba el jerarca nazi.

Los dos checos que mataron a Heydrich se refugiaron en la iglesia de San Cirilo y San Metodio, donde finalmente fueron encontrados por las tropas nazis y asesinados junto a otros miembros de la resistencia de Praga. Una placa les recuerda en ese templo con las siguientes palabras:

“En esta Iglesia ortodoxa de los santos Cirilo y Metodio murieron el 18 de junio de 1942, defendiendo nuestra libertad, los combatientes del ejército checoslovaco en el exterior Adolf Opálka, Jozef Gabcík, Jan Kubiš, Josef Valcík, Josef Bublík, Jan Hrubý, Jaroslav Švark.

El obispo Gorazd, el sacerdote Citel, el Dr. Petcek, el presidente de la comunidad religiosa S. y otros patriotas checos que facilitaron a los soldados un refugio fueron ejecutados. Jamás los olvidaremos”
.

La muerte de Reynhard Heydrich fue tomada por Adolf Hitler como una cuestión personal y ordenó unas acciones de represión desconocidas hasta el momento y que fueron encargadas a Kurt Daluege. La más conocida de todas ellas fue la destrucción del poblado de Lidice y la aniquilación de sus habitantes. Todos ellos fueron asesinados, bien en fusilamientos sumarios en el pueblo o en el campo de exterminio de Chelmno.

El escritor francés Laurent Binet, autor de un libro sobre el atentado contra Heydrich, hablaba así de la masacre de Lidice: “Lidice simbolizó la barbaridad del nazismo, al igual que Gernika simbolizó la barbarie del franquismo y del fascismo”.

Las palabras de Binet vienen a demostrar que la esencia genocida de ambos regímenes era la misma. Colaboraron y participaron activamente para la realización de sus crímenes, por lo que celebrar y alegrarse de la muerte de un dirigente franquista debería estar al mismo nivel que hacerlo de cualquier dirigente nazi. La calificación personal de quien celebra una muerte o hace bromas sobre ella tendría que quedar circunscrita al ámbito moral, nunca al penal.

Ser demócrata en Europa está unido de forma indisoluble a ser antifascista. Algo que en España la herencia franquista de la transición impide ver con claridad. A Cassandra, una estudiante de 21 años, el fiscal Pedro Martínez Torrijos le pide dos años y medio de cárcel por celebrar la efeméride del asesinato de Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno franquista, y por hacer chistes del atentado que le costó la vida. En el auto se afirma que sus tuits contienen “graves mensajes de enaltecimiento al terrorismo” y la acusa de un “delito de humillación a las víctimas”, recogido en el artículo 578.1 y 578.2, y 579 bis del Código Penal.

Sólo el hecho de que alguien pueda entrar en la cárcel por bromear o celebrar una muerte ya es grave, pero más lo es que una democracia defienda a los genocidas y verdugos del Estado de derecho. Una democracia que se preciara de serlo garantizaría el derecho a que cualquier ciudadano recordara con alborozo la muerte de un líder de la dictadura franquista.

Conmemorar la muerte de un jerarca nazi es algo asumido como normal en cualquier sociedad democrática
, nadie sería juzgado por hacer una broma sobre el asesinato de Reynhard Heydrich, pero la democracia española asume como parte de su corpus penal que celebrar la de Carrero Blanco pueda llevar a una persona a la cárcel.

El nazismo y el franquismo son representaciones diferentes de la misma realidad. Los campos de concentración franquistas contaron con la asesoría de Paul Winzer, jefe de la Gestapo destacado en España, quien además instruyó a la Brigada Político-Social en tácticas de represión. España no será una democracia completa si no incluye el antifascismo como pilar fundamental de sus valores. No lo será si no acepta el derecho a celebrar la muerte de Carrero.

Fuente: http://www.lamarea.com/2017/01/14/derecho-celebrar-la-muerte-carrero-blanco/

¿Quién es ese amante que se escapa por la puerta de atrás en cuanto llega el marido a casa?

Willie Dixon
En 1961 el gran cantante de blues Willie Dixon escribió un tema titulado “Back Door Man” (El hombre de la puerta trasera) cuya letra cuenta la historia de una mujer casada que tiene un amante que escapa por la puerta de atrás en cuanto el marido llega a casa.

Poco después, en los años del presidente Gerald Ford, el amante que escapaba por la puerta trasera de la Casa Blanca era Dick Cheney, el jefe de gabinete. Se le empezó a llamar “back door man” porque era el custodio del “Estado de Desecho”, es decir, que su tarea es obtener por vías ilegales lo que no se puede obtener por las otras.

En castellano se suele traducir como “fontanero”, el chico de los recados que se encarga de velar para que las cloacas no aparezcan nunca y que si hay mala suerte, nunca afecten al Presidente. Pero sepan Ustedes que, como dijo el mafioso de Felipe González, el “Estado de Desecho” se defiende en las cloacas, no en el Parlamento.

En la medida en que, cada vez más, triunfa el “Estado de Desecho”, las presidencias de los gobiernos “democráticos” se llenan de fontaneros que hacen el trabajo sucio sin que se note lo más mínimo, tipos discretos de la catadura del comisario Villarejo, una “jam session” en vivo y en directo de la vieja partitura GAL para Catalunya.

Los fontaneros forman una administración paralela, un auténtico gobierno bis que nunca comparece ante las cámaras de televisión, no rinde cuentas, ni utiliza papel con membrete. No existen, ni ellos ni sus reuniones, sus decisiones o sus compromisos.

Aquí creemos que cualquiera medianamente informado conoce estas formas de funcionamiento del moderno Estado burgués y que su importancia es cada vez mayor. Lo más curioso es, pues, que la mayor parte de los análisis políticos se hagan sólo con la parte visible del Estado, o sea, con la vistosa, con aquella que la burguesía muestra en el escaparate, la que quiere que veamos.

En esos análisis, ¿donde está el amante que se sale corriendo de la alcoba por la puerta de atrás?


Google no filtra las noticias falsas sino aquellas que el imperialismo trata de silenciar

En internet las noticias son como la horca: el ahorcado muere por la acción de su propio peso y en internet el propio usuario se engaña a sí mismo cuando instala un navegador Chrome, fabricado por Google, o cuando indaga a través del buscador del mismo nombre.

La mayor parte de los usuarios recurren a Google para buscar y tienen un navegador Chrome instalado en su ordenador, mecanismos ambos con los que se ponen la soga al cuello porque ninguno son instrumentos neutrales de información sino que forman parte de la manipulación.

Si el lector es de los que utiliza un navegador Chrome puede hacer la prueba instalando alguno de los “detectores de noticias falsas” y entrando luego en determinadas agencias de noticias, como Rusia Today, y verá que le salta una alarma, algo que no sucede si entra en la CNN.

A través de Chrome y su “detector” puede buscar en Google toda clase de noticias falsas sobre el “escándalo sexual” con el que los rusos chantajean a Trump y si pulsa el enlace comprobará que la alerta no salta nunca porque no censura noticias (verdaderas o falsas) sino sitios, es decir, que no cataloga a la noticia en sí misma sino por su fuente de procedencia (y las noticias de CNN siempre proceden de buena fuente).

No hará falta insistir en dos obviedades. La primera es que Google no alerta de las noticias falsas de la televisión, la radio, la prensa de papel o las ruedas de prensa. La segunda es que tampoco alerta de los silencios, es decir, no le avisa al usuario de que un determinado sitio se está callando algunas noticias que nunca le interesa publicar.

Google no detecta las noticias falsas gracias a ningún algoritmo o programa informático “objetivo”. Uno de los que ha elaborado un detector de noticias falsas para el navegador Chrome es el periodista Brian Feldman, del New York Magazine, que ni siquiera es informático, a pesar de lo cual lo logró en apenas una hora (1). La alerta es una aplicación de código abierto que se puede consultar en GitHub (2), donde cualquiera puede añadir sugerencias para empeorarlo aún más (si cabe).

Es como lo que hacen los padres para evitar que sus hijos menores tropiecen en internet con los sitios porno: hacen un listado de ellos. Lo mismo ocurre con las noticias falsas y la inquisidora que lo ha hecho para Google es una tipa que se llama Melissa Zimdar que asume el mismo papel que el Instituto para la Doctrina de la Fe en Roma: decir a los creyentes lo que pueden leer y lo que está prohibido.

Antiguamente en los libros que pasaban la censura, el Vaticano les ponía la etiqueta “nihil obstat” y ahora Google hace lo mismo, incluyendo en el índice de sitios prohibidos a las páginas partidistas, las satíricas, las rusas, las prorrusas... Lo mismo que la Inquisición, con el nuevo índice el 15 de noviembre Google inauguró una base de datos (2).

Cuando el internauta comete la equivocación de tropezar con uno de esos sitios prohibidos, le aparece un mensaje que dice lo siguiente:

¡Atención! Los artículos de esta página contienen probablemente informaciones inventadas, falsas o susceptibles de inducirle a error

Resultan enternecedores todos esos que tratan de impedir que cometamos errores (o más errores de los que solemos cometer a cada paso en nuestra vida). Pero si además de errores cometemos pecados, es decir, si creemos en lo que nos dicen los rusos u otros mentirosos compulsivos, el asunto es muy preocupante. En tal caso, el lector puede optar por una de estas dos opciones que le recomendamos:

a) acudir a la iglesia más cercana, confesar sus pecados, arrepentirse, pedirle al cura que le absuelva y rezar dos avemarías
b) acudir al siquiatra, tomar los somníferos que le recete y cuando despierte encienda la televisión y sintonice Tele 5


La segunda opción se explica de la siguiente manera: lo más probable es que el internauta sea un tipo morboso, o mórbido incluso, es decir, padezca ese trastorno que consiste en que basta que le prohiban algo para que lo incluya entre los sitios favoritos y quede permanentemente atrapado por la propaganda prorrusa.

El papel del siquiatra en estos casos, casi irrecuperables, consiste en lograr que, tras la correspondiente medicación, su paciente morboso colabore incluyendo en el índice de Google nuevas sugerencias, páginas erróneas, sitios mentirosos, informaciones dudosas y opiniones discutibles a fin de mejorarla y ampliarla.

(1) http://nymag.com/selectall/2016/11/heres-a-browser-extension-that-will-flag-fake-news-sites.html
(2) https://github.com/bfeldman/fake-site-alert
(3) https://docs.google.com/document/d/10eA5-mCZLSS4MQY5QGb5ewC3VAL6pLkT53V_81ZyitM/preview

sábado, 14 de enero de 2017

Hungría también expulsará del país a las ONG financiadas por George Soros

Soros, especulador y manipulador
Hungría va a utilizar todos los medios a su disposición para expulsar del país a las ONG financiadas por el especulador George Soros, según ha anunciado Szilard Nemeth, vicepresidente del partido gobernante Fidesz. Ha acusado al entramado del millonario de “servir al capitalismo mundial y sostener lo políticamente contra los gobiernos nacionales”, a pesar de que la nacionalidad originario de Soros es la húngara.

El gobierno húngaro ha sido de los primeros en apuntarse al llamamiento de Trump en contra de las manipulaciones que lleva a cabo Soros por todo el mundo a golpe de talonario. Es el momento oportuno para desembarzarse de la red.

Durante su campaña electoral Trump dijo que Soros formaba parte de “una estructura de poder mundial que es responsable de las decisiones económicas que han arruinado a la clase, despojado [a Estados Unidos] de su riqueza y poner el dinero en los bolsillos de un puñado de grandes empresas y entidades políticas”.

Hace meses que el Primer Ministro húngaro Viktor Orban está enfrentado al especulador, especialmente por la cuestión de la llegada de los refugiados a Europa a los que considera como una amenaza, por lo que se niega a acogerlos. Por el contrario, el 20 de septiembre del año pasado Soros publicó en el Wall Street Journal una carta titulada “Por qué estoy invirtiendo 500 millones en los refugiados”.

Soros acudía a la “llamada a la acción” de Obama para afrontar la crisis de los refugiados no sólo desde lo público. “Invertiré en startups, empresas, iniciativas sociales y otros negocios fundados por los propios refugiados”, señaló Soros.

En diciembre Orban manifestó a un sitio de internet húngaro que Soros y “los poderes que simboliza” serían purgados de todos los países europeos, añadiendo que las ONG a su servicio serían examinadas minuciosamente para averiguar qué tipo de intereses patrocinan.

Soros fundó el Instituto Open Society en 1993 para consolidar la reconstrucción del capitalismo en los antiguos países socialistas del este de Europa, aunque luego sus tentáculos se extendieron por África, Latinoamérica y el Caribe, Mongolia, el sudeste de Asia, Turquía y Estados Unidos.

En agosto del año pasado DCleaks publicó (*) numerosos documentos de las redes de injerencia que Soros tiene en más de 50 países de todo el mundo.

El especulador acumula una gigantesca fortuna de 26.000 millones de dólares procedente de operaciones especulativas con divisas que utiliza para desestabilizar y presionar a los gobiernos. Su lema lo explicó él mismo en 2002: “En la antigua Roma, sólo los romanos votaban. Bajo el capitalismo mundial moderno, sólo los estadounidenses votan. Por su parte, los brasileños no votan”. En otras palabras: en este mundo hay quien no pinta nada.

(*) http://soros.dcleaks.com/

Se cumplen 25 años de la destrucción de Yugoeslavia por la Unión Europea

Milosevic, el dirigente yugoslavo asesinado
El 15 de enero de 1992, hace un cuarto de siglo, Alemania establecía relaciones diplomáticas con dos de los nuevos Estados surgidos de la destrucción de Yugoeslavia: Eslovenia y Croacia. Fue el primer país de la Unión Europea en reconocer los restos del descuartizamiento que había provocado en los Balcanes, de donde había salido derrotada en 1945. La Unión Europea hizo lo propio sólo unos días después. Un Estado soberano, la República Federal de Yugoeslavia, desaparecía.

Inicialmente Francia se opuso al fraccionamiento de Yugoeslavia, aduciendo tímidamente que los serbios corrían un serio peligro, pero la presiones alemanas vencieron.

Por su parte, al principio la ONU también se opuso al plan alemán de partición. En aquella época el delegado de la ONU para Yugoeslavia era Cyrus Vance, el antiguo Secretario de Estado norteamericano.

La ONU desplegó un contingente de 10.000 tropas con una misión hipócrita, la paz, que todos sabían que se iba a cobvertir en lo contrario, en la peor guerra que ha habido en Europa desde 1945. Por lo tanto, el desmembramiento de Yugoeslavia y las tropas “de paz” de la ONU fueron el comienzo de la Guerra de los Balcanes.

Los imperialistas quisieron acabar así con uno de los pilares fundamentales de los países no alineados y repartirse sus despojos en pedacitos cada vez más pequeños, para lo cual exacerbaron el patrioterismo de unos y otros para que se mataran de la manera más brutal posible.

El chovinismo feroz fue alentado por sus dos compañeros de cuna: el fascismo y el islamismo, representados respectivamente por el croata Franjo Tudman y por el bosnio Izebegovic. Si el fascismo llegó de la mano de Alemania, el islamismo lo hizo de la de Estados Unidos.

“La experiencia adquirida en Bosnia podrá servir de modelo para nuestras operaciones futuras de la OTAN”, dijo entonces Javier Solana, Secretario General de la alianza militar imperialista y antiguo ministro del PSOE.

Es el modelo de la OTAN en Irak, el modelo de Libia, el de Siria...

El modelo del asesinato de Milosevic es el del asesinato de Saddam Hussein, el del asesinato de Gadafi... Los asesinos siempre mantienen un mismo “modus operandi” en todos sus crímenes.

Los sueños de dominación de Qatar y Arabia saudí sobre Oriente Medio se han esfumado

Hace sólo dos años, Arabia saudí llevaba a cabo esfuerzos para convertirse en una potencia dominante entre los países árabes y musulmanes. Un documento del Departamento de Estado redactado por la antigua secretaria de Estado, Hillary Clinton, y publicado por WikiLeaks señalaba que los saudíes y qataríes estaban compitiendo por “dominar el mundo musulmán”.

Sin embargo, hoy en día esos sueños se han evaporado. Bajo la guía del hijo del rey y segundo príncipe heredero y ministro de Defensa, Mohammed bin Salman, la política de Arabia saudí se hizo más militarista y asertiva. Esto sucedió después de que su padre se convirtiera en rey el 23 de enero de 2015. Bin Salman realizó una intervención saudí en Yemen e incrementó la ayuda a los grupos terroristas en Siria, incluyendo el Frente Al-Nosra, que es el principal grupo que lucha contra el gobierno sirio.

Nada ha ido bien, sin embargo, para los saudíes en Yemen y en Siria. Los saudíes aparentemente esperaban que los hutis fueran derrocados rápidamente por las fuerzas pro-saudíes, pero, tras quince meses de bombardeos, los hutis y su aliado, el ex presidente Ali Abdulá Saleh, conservan la capital, Sanaa, y el norte de Yemen. El prolongado bombardeo del país más pobre del mundo árabe por el más rico ha producido una catástrofe humanitaria.

El incremento de la implicación saudí en Siria en 2015 en favor de los grupos armados tuvo también consecuencias dañinas e inesperadas. Ellos creían que podrían derrocar a Assad o atraer a Estados Unidos para que lo hiciera por ellos. Sin embargo, la mayor presión sobre Assad sólo sirvió para que el presidente sirio buscara más ayuda de Rusia e Irán y precipitó la intervención rusa en septiembre de 2015.

El príncipe Mohammed bin Salman está siendo culpado, dentro y fuera del reino, por sus políticas impulsivas y sus errores de juicio, que han provocado un fracaso de las intervenciones saudíes y grandes problemas para todo el mundo. En el frente económico, su proyecto Visión 2030 para convertir a Arabia saudí en un país menos dependiente del petróleo y más normal económicamente ha producido una buena dosis de escepticismo e incluso risas.

Hay dudas también si habrá un gran cambio en el sistema de patrocinio, mediante el cual una gran proporción de las rentas petrolíferas son gastadas en emplear a ciudadanos saudíes con independencia de sus cualificaciones y voluntad de trabajar.

Las protestas de los 10 millones de trabajadores extranjeros (un tercio de la población total) debido al impago de salarios no pueden ser ignoradas o acalladas mediante el látigo o el encarcelamiento. La seguridad del Estado saudí está siendo, pues, amenazada.

El peligro para los gobernantes de Arabia saudí, Qatar y otros estados del Golfo Pérsico es que sus deseos les han llevado a intentar hacer cosas que están mucho más allá de su capacidad. Tras el estallido de las rebeliones en 2011, Qatar y Arabia saudí apoyaron cambios de régimen en otros países. Sin embargo, las revoluciones se convirtieron pronto en contrarrevoluciones con un fuerte perfil sectario en países como Siria, Irak y otros.

En este sentido, las políticas saudíes y qataríes se caracterizan por su total desconocimiento de las realidades sobre el terreno. En 2011 Qatar creyó que Assad podría ser rápidamente expulsado del poder como había ocurrido con Muammar el Gadafi en Libia. Cuando esto no ocurrió, enviaron gran cantidad de dinero y armas mientras esperaban que Estados Unidos pudiera ser convencido para intervenir militarmente para derrocar a Assad, como la OTAN había hecho en Libia.

El dinero saudí y qatarí sirvió para financiar a grupos terroristas en su versión más extrema, como el Califato Islámico y el Frente Al-Nosra, del mismo modo que Arabia saudí hizo con los talibanes en Afganistán después de su derrota en 2001. Un  artículo del New York Times publicado en diciembre cita al antiguo ministro de Finanzas talibán, Agha Jan Motasim, que explicó cómo él viajó a Arabia saudí para recibir grandes sumas de dinero que fueron secretamente transferidas a Afganistán.

Funcionarios afganos dijeron que una ofensiva reciente de 40.000 talibanes costó a los donantes extranjeros 1.000 millones de dólares. Sin embargo, las fuerzas armadas afganas siguen detentando el control general del país y la realidad es que, a pesar de sus puntuales ofensivas, los talibanes son incapaces de derrocar al Estado afgano, que cuenta además con el apoyo de casi todo el mundo.

El intento de Arabia saudí y los estados petroleros del Golfo Pérsico de lograr la hegemonía en los mundos musulmán y árabe ha resultado, pues, desastroso para casi todo el mundo. La captura del este de Alepo por el ejército sirio y la toma inevitable de Mosul en manos del ejército irakí significan la derrota para Arabia saudí y Qatar en una gran franja de territorio que se extiende desde Irán al Mediterráneo. Debido a sus políticas, estos regímenes se enfrentan ahora permanentemente a gobiernos hostiles allí.

Fuente: http://spanish.almanar.com.lb/49289

El mejor terrorista es el terrorista muerto también en Siria

Maaruf, un asesino muy moderado

Es tan viejo como el crimen organizado. Se llama “la ley de silencio”, aunque la Cosa Nostra lo llama “omertá” y se ha puesto en práctica en todos los atentados que se han cometido últimamente en París o en Berlín: los autores de los mismos son abatidos a tiros por la policía, como si fueran presas de caza menor. Nadie pregunta nada. A nadie le preocupa el gatillo fácil de la policía porque cree que el autor de una matanza tiene ahí su castigo. El policía se convierte en juez y verdugo con el famoso “Estado de Derecho” en la solapa.

En Siria el imperialismo se repliega y tampoco quiere dejar ningún vestigio de su paso para seguir manteniendo el señuelo de una guerra “civil” de la población por la democracia, en contra del gobierno de Al-Assad.

Según la cadena iraní arabófona Al-Alam, el Pentágono ha dado orden de silenciar a sus lacayos de Al-Qaeda - Frente Al-Nosra - Fatah Al-Sham, encargando el cometido a una unidad especializada de asesinos a la que ha trasladado a Hama para ejecutar a determinados dirigentes de Al-Nosra que saben demasiado de sus vínculos con los imperialistas y pueden poner nombres y apellidos a la estrecha colaboración que han venido manteniendo durante seis años.

La brigada de ejecutores la forman 33 francotiradores, a cuyo frente han puesto a Jamal Maaruf, un dirigente de la milicia llamada “Frente Revolucionario de Siria” al que antes presentaron en sociedad como el más “moderado” de los opositores en la provincia de Idlib en medio de banderas yihadistas (1).

El jefe de los asesinos y sus francotiradores tenían su base de operaciones en Jabal Zawiyat, hasta que en 2014 los trasladaron a Turquía después de un choque armado con el Frente Al-Nosra en el que muchos de sus esbirros le abandonaron (2).

Según Al-Alam la operación de tierra quemada ya ha comenzado. Hace unos días varios dirigentes terroristas han aparecido muertos por envenenamiento al norte de la ciudad de Homs y otros han sido fusilados.

Cuando en 2011 los imperialistas desataron la guerra contra Siria, Maaruf estaba en la cárcel condenado por un delito de violación (3), aunque la campaña de intoxicacion le hizo pasar como preso político, por lo que el gobierno de Damasco se vio obligado a ponerle en libertad.

A este tipo de gentuza es al que apoyan los monaguillos del imperialismo, ese tipo de medios como Kaos en la Red, Viento Sur o Gara.

(1) https://www.youtube.com/watch?v=EoJ4JsQuT6M
(2) https://www.washingtonpost.com/world/middle_east/the-rise-and-ugly-fall-of-a-moderate-syrian-rebel-offers-lessons-for-the-west/2015/01/04/3889db38-80da-4974-b1ef-1886f4183624_story.html

(3) https://en.wikipedia.org/wiki/Jamal_Maarouf

Los rusos reciben al general libio Haftar en el portaviones Almirante Kuznetsov

El general libio Jalifa Haftar
El dia 11 de este mes el general libio Jalifa Haftar, dirigente del Ejército Nacional Libio, fue recibido en el portaviones ruso Almirante Kuznetsov, donde se entrevistó por videoconferencia con el Ministro ruso de Defensa Serguei Choigu.

En diferentes ocasiones hemos glosado aquí la personalidad del renegado Haftar, un antiguo colaborador de la CIA contra Gadafi que ha vuelto a cambiar de bando, por enésima vez, aunque en esta ocasión el viraje es muy significativo de la marcha de los acontecimientos en el Mediterráneo, algo que acabará afectando a España en un futuro inmediato.

En la Guerra de Libia el general Haftar, que ahora se hace llamar “mariscal”, es un tercero en discordia que acaba de saltar al primer puesto de la clasificación general y tiene muy claro lo que necesita para consolidarse en ese puesto: tiene que situarse del lado de Rusia porque la oscilación que se está produciendo en el centro de gravedad que empieza en Afganistán, pasa por Oriente Medio y se desplaza del Mediterráneo oriental al occidental.

En noviembre Haftar volvió de Moscú con un regalo importante debajo del brazo, según comentó hace unos días al diario italiano Il Corriere della Sera en una entrevista. El Kremlin se ha comprometido a que la ONU levante el embargo de armas impuesto a Libia a fin de que Rusia se convierta en su suministrador.

La explicación de Haftar al diario no podía ser más realista: como Libia está en guerra, las cuestiones políticas pasan a un segundo plano. El general también envolvía esa guerra en el marco tan actual de la lucha contra el terrorismo, lo que no deja de ser un subterfugio por su parte que le permite, de momento, aparcar sus diferencias con el llamado gobierno “de unidad nacional” de Fayez Serraj. Primero hay que ganar la guerra y luego ya hablaremos de política, decía Haftar al Corriere della Sera.

Claro que, una vez ganada una guerra, no tiene mucho sentido hablar de negociaciones, por lo menos en una situación de paridad.

Libia es un país destruido por la OTAN desde 2011, a donde ha llevado la guerra civil y el terrorismo lo mismo que a otras regiones del mundo. En 2014 se celebraron unas elecciones generales cuyo resultado no fue admitido por el Parlamento, que dominaban los yihadistas. A partir de entonces se formaron dos bandos. Los yihadistas instalaron su gobierno en Trípoli y el nuevo Parlamento instaló el suyo en Tobruk con el apoyo de la ONU.

En medio de la batalla que empezó a librarse a partir de entonces, apareció el Califato Islámico, que se instaló en Sirte, de donde fueron desalojados el pasado año.

En medio de la guerra fue pasado a un primer plano el general Haftar quien, aparte de enfrentarse a los yihadistas, considera que en el gobierno de Tobruk los Hermanos Musulmanes, a los que califica como terroristas, es decir, al mismo nivel que el Califato Islámico, tienen un peso excesivo.

La Guerra de Libia amenaza con desestabilizar todo el norte de África. Incluso los Emiratos Árabes Unidos han instalado una base militar en Libia, aprovechando el caos. El desenlace de la misma es uno de las mayores preocupaciones para Egipto, que quiere barrer de Libia a los Hermanos Musulmanes, por lo que apoya a Haftar. De Libia la guerra ha llegado hasta Mali, un país invadido por los imperialistas franceses en el mismo corazón de África.

La URSS se fue de Afganistán y ahora Rusia vuelve

Moscú fue anfitrión de una reunión trilateral sobre Afganistán, mientras las autoridades afganas estaban ausentes en este encuentro. La cita, a la que asistieron Rusia, China y Pakistán, abordó las vías para garantizar la paz y la seguridad en Afganistán. La celebración de esta reunión es la segunda medida adoptada en los últimos meses por Rusia para desempeñar un papel más destacado en los acontecimientos en Afganistán. En paralelo con el aniversario del colapso de la ex Unión Soviética, las autoridades rusas buscan involucrarse más en los asuntos relacionados a Afganistán.

A finales de diciembre, Moscú reveló que estaba en contacto con el grupo talibán, lo que provocó la reacción negativa de Kabul. El enviado especial de Rusia en Afganistán, Zamir Kabulov, señaló que Moscú y los talibanes tienen intereses en común, así como enemigos en común como Daesh y que van a mantener cooperaciones en materia de inteligencia al respecto. Ahora la cuestión es: ¿la reunión trilateral en Moscú puede ser una señal del inicio de un nuevo juego de los países orientales para hacer frente a Estados Unidos y sus aliados occidentales en Afganistán?

Es muy probable que las últimas medidas adoptadas por Moscú en cuanto a Kabul estén destinadas a preparar el terreno para el regreso de Rusia a Afganistán. El nuevo juego de Rusia en el país centroasiático no se limita a la celebración de la mencionada reunión trilateral. Dos meses antes de este encuentro, Kabulov manifestó la disposición de Rusia a suministrar helicópteros y equipamientos militares a Afganistán. Además, un alto diplomático del Departamento de Asia del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia afirmó a la agencia rusa de noticias Ria Novosti que su país “está dispuesto a vender helicópteros, armamentos y sistemas de defensa a Afganistán”. El funcionario agregó que en la Conferencia de Bruselas “la comunidad internacional acordó brindar una ayuda anual de 3.500 millones de dólares a Afganistán. Por lo tanto, hay que permitir que este país aproveche esta ayuda para fortalecer sus fuerzas armadas”.

Por otra parte, Kabulov anunció anteriormente que su país está en contacto con los talibanes para reforzar la lucha contra el grupo terrorista Daesh, algo que evidenció claramente el giro diplomático de Rusia en cuanto a Afganistán. Además, el embajador ruso en Kabul a finales de 2016 que Rusia se comunica con los talibanes a fin de proteger a sus ciudadanos, ayudar el proceso de paz en Afganistán e impedir la expansión del Daesh en Asia central.

Asimismo, la agencia británica de noticias Reuters, citando a los funcionarios del Gobierno afgano, ha informado que los representantes de los talibanes y las autoridades rusas han mantenido varios encuentros en Moscú y Tayikistán durante los últimos meses.

De todas maneras, la reunión trilateral entre Rusia, China y Pakistán muestra la firme voluntad de Kremlin para regresar al norte de Afganistán.

Las relaciones entre China y Afganistán se enfriaron después de que el Gobierno del presidente afgano, Ashraf Qani, cimentara sus lazos con India, uno de los principales rivales de Pekín. Además, las relaciones entre Afganistán y Pakistán han sufrido tensiones sobre todo debido a los conflictos en la frontera.

Por lo tanto, parece que China y Pakistán prefieren una reunión con Rusia sin la presencia de los representantes del gobierno afgano. Por otra parte, estos tres países, acusados de estar en contacto con los talibanes, buscan hacer frente al domino de Estados Unidos en Afganistán para garantizar sus propios intereses. En este contexto, China mostró el pasado mes de febrero su disposición a desempeñar un papel mediador entre los talibanes y el gobierno de Kabul. Más tarde, los talibanes confirmaron el viaje de sus representantes a China.

La formación del eje Islamabad-Pekín-Moscú frente a la alianza occidental liderada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Estados Unidos puede afectar las ecuaciones en Afganistán. Mientras el Gobierno de Kabul reaccionó fuertemente a las negociaciones entre Moscú y los talibanes, algunas autoridades afganas como el expresidente Hamid Karzai dieron bienvenida a un papel más activo de Rusia en su país. Durante una reunión con el embajador ruso en Kabul, Karzai insistió en que Afganistán necesita la colaboración de Rusia para promover las conversaciones de paz con los talibanes. Sin duda, el surgimiento del eje Islamabad-Moscú-Pekín afecta la actitud de los grupos políticos afganos hacia Rusia. Hay que esperar para ver cómo el nuevo juego oriental influenciará en el ambiente político interno de Afganistán en el futuro.

http://alwaght.com/es/news/81996

¿Serán condenados por criminales de guerra los terroristas kosovares del UÇK?

El criminal de guerra Haradinaj
El ex primer ministro kosovar Ramush Haradinaj fue arrestado por orden de la justicia francesa en el aeropuerto de Basilea-Mulhouse y posteriormente puesto en libertad pero con obligación de mantenerse a la disposición de la justicia. Serbia exige su extradición para juzgarlo en relación con los crímenes cometidos por el Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK) en los años 1990.

Kosovo es actualmente un Estado creado por la OTAN pero no reconocido por la comunidad internacional.

El UÇK, creado por la OTAN con elementos de la mafia albanesa, desató en Yugoslavia una campaña de terrorismo indiscriminado que provocó como respuesta de Belgrado una ola represiva. Esta última sirvió de pretexto a la guerra de la OTAN contra Yugoslavia. Los oficiales del UÇK fueron entrenados en Turquía por las fuerzas especiales de Alemania (KSK) y por cuenta de la alianza atlántica.

Los crímenes atribuidos a Serbia recibieron castigo inmediato, pero habrá que esperar 17 años después de los hechos para que llegue quizás a crearse un tribunal penal internacional que debería juzgar los crímenes perpetrados por el UÇK.

Encarcelado sin que lograran demostrarse nunca las acusaciones de que había cometido crímenes contra la humanidad, el ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic murió en 2006 –asesinado por orden de la OTAN– en su celda de La Haya, después de años de vanos procesos judiciales. Su muerte anunciaba el destino del presidente iraquí Saddam Hussein y del guía libio Muammar el-Kadhafi, igualmente víctimas de la OTAN.

Ramush Haradinaj fue juzgado en 2007 por el Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, pero los servicios de inteligencia de la OTAN se negaron a entregar a la fiscal Carla Del Ponte los documentos que tenían sobre los hechos atribuidos al acusado. Más de 10 testigos de cargo fueron asesinados cuando se preparaban para declarar ante el Tribunal y el acusado fue finalmente absuelto.

Si finalmente se creara una jurisdicción ad hoc sobre los crímenes del UÇK, el principal acusado tendría que ser el actual presidente de Kosovo, Hashim Thaçi. Mientras tanto, Serbia sigue exigiendo que se haga justicia.

Durante la audiencia en la que se pronunció la acusación en su contra, Ramush Haradinaj insultó a los magistrados franceses, llegando incluso a acusarlos de estar al servicio... del difunto presidente yugoslavo Milosevic. Su abogada, Rachel Lindon, afirmó que Belgrado carece de competencia para juzgar a su cliente después de haber sido este juzgado en La Haya. Pero la parte acusadora observó que, debido a la muerte de los testigos, el primer juicio no pudo pronunciarse sobre el conjunto de crímenes que se reprochaban a Haradinaj.

La extradición de Ramush Haradinaj a Serbia depende de la aprobación del gobierno francés.

Fuente: http://www.voltairenet.org/article194932.html

Más información:
- Detenido el antiguo ‘Primer Ministro’ del Estado criminal de Kosovo

Ahora WhatsApp puede seguir vigilando a sus usuarios de manera encubierta

Hasta hace bien poco la aplicación de mensajería para teléfonos móviles, WhatsApp, transmitía las comunicaciones en abierto, de manera que cualquiera, sobre todo ellos mismos, podían captar conversaciones privadas. Para defender los derechos de sus usuarios, ahora asegura que las cifra “de punto a punto”, lo cual tiene truco.

WhatsApp pertenece al monopolio digital Facebook y, según Tobias Boelter, un investigador de la Universidad de California, la aplicación de mensajería tiene una puerta abierta para acceder a conversaciones privadas. Antes WhatsApp vigilaba a sus usuarios descaradamente; ahora lo hace de manera encubierta. Han cambiado todo para que todo siga igual.

Cuando el usuario no está conectado, WhatsApp puede volver a cifrar de nuevo los mensajes con una nueva clave para permitir el acceso de terceros a los mensajes antes de que el destinatario los marque como “leídos”.

La aplicación no advierte ni al emisor ni al destinatario de que ha cambiado la clave. Por defecto, el emisor que descarga la aplicación tiene desactivada una opción de seguridad que impide este truco. Además de activarla, los usuarios deberían pensar en la opción de sacar a este tipo de aplicaciones de su móvil, así como de abandonar Facebook. Hay otras formas de comunicarse y la más importante de ellas es quedar en la calle para charlar.

Ese tipo de monopolios están absolutamente controlados por los Estados, pero especialmente por los imperialistas, para controlar y vigilar a los muchos millones de usuarios, con cuyos datos trapichean de forma miserable. La policía de fronteras de Estados Unidos ya ha empezado a pedir a los viajeros que les indiquen sus perfiles en las redes sociales porque esas son las nuevas huellas dactilares.

El derecho a la intimidad es una conquista fundamental, cuya importancia ha crecido con las nuevas tecnologías. Sin embargo, paradógicamente, es el derecho menos valorado que existe porque nadie tiena nada que ocultar, según una expresión muy corriente. Además, los usuarios no se creen personas sino que se consideran a sí mismas como insignificantes, sin interés, a la altura de las bacterias.

Cuando los usuarios de las nuevas tecnologías se engañan a sí mismos, es porque detrás ha habido un trabajo de lavado de cerebro de muchos años de la burguesía. Todo el mundo es muy importante y todo el mundo tiene muchas cosas que ocultar. Por eso en su casa tiene cortinas delante de las ventanas. Pues bien, si cuando se ducha, Usted cierra la puerta del baño, cuando se comunique por internet, eche también las cortinas porque lo que Usted habla sólo le interesa a Usted. Valórese a sí mismo como ser humano y valore sus derechos.

Fuente: https://www.theguardian.com/technology/2017/jan/13/whatsapp-backdoor-allows-snooping-on-encrypted-messages

viernes, 13 de enero de 2017

Nuevamente sobre las lacras del idealismo histórico en Euskadi

Juan Manuel Olarieta

Tras haber expuesto una crítica a lo que considero como una defensa del idealismo histórico por su parte, J.González redacta un segundo artículo al que voy a contestar ahora en primera persona a fin de dejar más claro mi propio alineamiento en los puntos que aborda.

La opresión nacional es un fenómeno especialmente complejo por muchas razones pero, sobre todo, porque difiere bastante en cada nación oprimida y, por lo tanto, involucra aspectos históricos, lingüísticos y culturales que, además, se padecen con una tremenda carga emocional, lo cual conduce a un verdadero campo minado.

No obstante, como cualquier fenómeno complejo se puede y se debe resumir, lo mismo que se debe tener cuenta la propia simplificación de algo sobre lo que se ha discutido y se puede discutir hasta la saciedad.

Si a ello le añadimos la complejidad de las palabras con las que se pretende describir esa opresión, es dífícil desactivar ese campo de minas, sobre todo cuando no se introducen para aclararse sino para sembrar aún más confusión de la que ya existe.

No me voy a pelear, pues, con las palabras más de lo necesario, pero tampoco voy a hacer seguidismo de nadie. Sólo quiero aclarar que yo persolamente procuro no hablar nunca de “Estado español” sino de “España” y tampoco utilizo “Euskal Herria” sino “Euskadi” que entiendo como un concepto político para designar a una nación oprimida repartida en dos Estados, el francés y el español.

Por lo tanto, no considero que España sea una “entelequia” ni un “invento”, como asegura González, sino un Estado multinacional. Creo que todas las naciones, dentro y fuera de España, tienen derecho a existir, es decir, a ser reconocidas como tales por los demás, empezando por los que las oprimen. Creo, además, que sólo ellas tienen derecho a decidir si quieren seguir unidas a otras voluntariamente o separarse. Finalmente, también creo que todas las naciones tienen los mismos derechos, o sea, que son iguales.

Ahí no hay ningún “factor subjetivo”, por lo que el hecho de que Euskadi sea una nación no depende de cómo se sienta nadie, ni los vascos ni los españoles, tanto si son muchos como si son pocos los que se sienten de una u otra manera, entre otras cosas porque me parece un planteamiento infame introducido por los fascistas.

Creo que es importante tener eso en cuenta por las continuas alusiones de González a lo que él llama “conciencia”, a la que vuelve a dar una interpretación subjetiva y, por lo tanto, idealista. Con este tipo de asuntos ocurre lo mismo que con esos colectivos empeñados en poner en primer plano esa “conciencia” vinculándola a cada uno de los trabajadores individualmente. Pues bien, para un marxista, dogmático o no, la adscripción de clase, el ser obrero o burgués, no depende de ningún tipo de conciencia sino que es una condición absolutamente objetiva. Del mismo modo, el ser vasco es otra condición, a la que en cada caso individual puede ir añadida la conciencia subjetiva de serlo o de ser otra cosa distinta.

El error que se comete aludiendo a Euskadi como un “marco autónomo de lucha de clases” no se salva en absoluto trasladando la pelota al otro tejado: ¿es España un marco autónomo de lucha de clases?, entre otras razones porque es una pregunta que está resuelta desde el origen del movimiento obrero mismo, entre otros por Marx y Engels en el “Manifiesto Comunista”, que acaba con la consigna de que los proletarios de todo el mundo deben permanecer unidos y de que la lucha de clases “primeramente” es “por su forma” una lucha “nacional” de manera tal que “el proletariado de cada país debe acabar en primer lugar con su propia burguesía”.

Es algo que desde entonces ha sido explicado una y mil veces por los marxistas, por lo que doy al lector por familiarizado con ello y creo que de esa manera contesto a lo que González pregunta: el marco de la lucha de clases no es Euskadi, ni tampoco España porque la lucha del proletariado, por su contenido, es internacional.

Cuando hablan de “marco autónomo”, esos grupos y colectivos vascos, a los que González califica de “leninistas”, plantean mal dos asuntos diferentes, ambos capitales. El primero es un penoso y escolástico debate que se expone siempre colgado de una nube de ensoñaciones, al más puro estilo idealista. Se trata de los dos aspectos de la lucha de clases en Euskadi, la lucha por el socialismo y la lucha por la independencia, donde las combinaciones posibles se han repetido en muchas discusiones:

a) primero conquistamos la independencia y luego ya construiremos el socialismo
b) queremos ambas cosas a la vez y somos tan revolucionarios que si no hay socialismo tampoco queremos la independencia
c) primero hacemos la revolución socialista (en España) y luego concedemos la autodeterminación a Euskadi

A mi modo de ver los tres planteamientos me parecen otras tantas abstracciones, sobre todo el segundo de ellos. No expresan más que los buenos deseos de cada cual para que la historia tome un derrotero u otro. Ninguno de ellos tiene en cuenta suficientemente las condiciones políticas e históricas, nacionales e internacionales, en que esos acontecimientos se pueden producir.

El segundo aspecto al que se quieren referir los que hablan de “marco autónomo de lucha de clases” es la forma organizativa del movimiento revolucionario en Euskadi, donde también las combinaciones posibles se han repetido muchas veces:

a) los abertzales crean organizaciones que ellos creen de alcance nacional, cuando en realidad se circunscriben a una parte de Euskadi
b) los españolistas crean organizaciones de ámbito estatal que mantienen sucursales en Euskadi

En este punto digo lo mismo que en el anterior, pero, por concretar un poco más, dado que esos planteamientos se metamorfosean, en el caso de los “leninistas” vascos, en la necesidad de crear una vanguardia o un partido comunista sólo en Euskadi, quiero añadir que -sin ningún género de dudas- tal partido llegará, pero por vías que esos “leninistas” ni siquiera son capaces de sospechar; más bien llegará por las vías contrarias y por motivos que no tienen nada que ver con un “marco autónomo” que no existe por más partidos vascos que se fabriquen.

Como poco, me parece oportunista que los otros “leninistas”, los españoles y franceses, se declaren “solidarios” con la lucha de liberación nacional de Euskadi porque -en mi oponión- lo que deberían hacer es asumirla como cosa propia, que es algo bien distinto de lo anterior. Esto no lo digo sólo por aquella frase tan famosa y tan cierta de Engels de que “un pueblo que oprime a otros no puede ser libre”, sino por una cuestión de clase, a saber, porque la lucha de liberación nacional, como cualquier otra lucha contra la opresión, debe dirigirla la clase obrera, que es algo muy diferente de la solidaridad.

Al menos yo entiendo así el leninismo, lo que enlaza directamente con eso que González llama una y otra vez “conciencia” y “factor subjetivo” y que es tan viejo como el “Manifiesto Comunista”, donde Marx y Engels ya dijeron que la “organización del proletariado como clase” no es más que el partido comunista o, en otras palabras, la vanguardia dirigente, el verdadero componente decisivo de cualquier lucha, incluida la que se dirige contra la opresión nacional. Sin embargo, en su escrito González alude a cualquier cosa menos a ello. Repite una y otra vez la palabra “conciencia”, “sujeto revolucionario”, “pueblo concienciado” que, en efecto, no son otra cosa que idealismo y, lo que es peor, conducen al fracaso inevitablemente.

Es un tópico tratar de apañar ambos aspectos con frases, tales como “el íntimo vínculo de lo objetivo con lo subjetivo”, que es más de lo mismo: se repite en boca de todos, pero no va más allá. Siempe queda muy bien en cualquier artículo, cuando en la práctica está ocurriendo todo lo contrario.

En cualquier batalla, los errores son muy importantes, naturalmente, y es inevitable cometerlos. Sin embargo, lo peor es cuando no se corrijen y se convierten así en verdaderas lacras, que se van arrastrando durante décadas. El desastre llega cuando, además, alguien pretende hacer pasar tales errores como si fueran grandes aciertos. También es una forma de idealismo, esa concepción fantástica de la historia que se alimenta de sí misma, de sus mitos y sus leyendas. Sólo ve aciertos por todas partes, confunde los aciertos con los errores y se enfada cuando alguien le critica sus errores. El idealista cree que las críticas son ataques. No se da cuenta de que si le criticas es para que logre los objetivos que se ha propuesto.


Más información:
- En respuesta al articulo de Olarieta ‘En Euskadi el idealismo histórico es una lacra’
- En Euskadi el idealismo histórico es una lacra
- Euskal Herria marco autónomo de lucha de clases